PLAN ESTRATÉGICO ARTIGUISTA (VII)

0
63

Por: Mario A. Menyou.

CONCLUSIONES

Se ha pretendido a lo largo de todas estas notas, agrupadas bajo el título de Plan Estratégico Artiguista, demostrar que todos los documentos y acciones que se produjeron durante la emancipación oriental bajo el liderazgo del Gral. don José Artigas, tenían un hilo conductor, principalmente desde el año 1813 al 1820, en que se produce el ocaso de la presencia del patriarca por estas latitudes 

A partir de puntos de vista de la Estrategia General, fuimos repasando documentos, acciones y hechos que tuvieron a nuestro Prócer como principal protagonista agrupándolos en los Factores del Poder del Potencial Nacional y hemos apreciado, que muchas de las característicasde estos, fueron contemplados en el proceso artiguista. El plan detallado y desarrollado con los datos existentes de este período, nos permite afirmar que todo esto tuvo vigencia mientras el Gran Conductor estuvo al frente del mismo, sin utilizar la terminología estratégica pero aplicando esos principios.

Al emplear el término “artiguista” en lugar “de Artigas”, estamos dando señal que lo que visualizamos es algo más que la acción de un hombre, más bien atendemos a la creación de una tendencia, a un sentir de gente que se identifica con esta idea.

Y qué más claro que nuestras leyes del 25 de agosto de 1825, donde se establece la Independencia de nuestra Provincia, independencia que debe entenderse como derecho a su autonomía; a continuación, la Unión a las Provincias Unidas del Río de la Plata, ideal que llevó hasta la intransigencia nuestro máximo héroe; y por último el establecimiento de un Pabellón Nacional, diferente al que se enarbolara en la Liga Federal, pero dando identificación a un Pueblo, tal como lo había preconizado el Protector de los Pueblos Libres.

Pero la continuidad de su plan no termina con su ostracismo, pues años más tarde de su ausencia, aplicando su táctica guerrera, actuando donde nadie lo esperaba, su Teniente predilecto, el Gral. don Fructuoso Rivera, recuperaba las Misiones para integrarlas al seno de donde nunca debieron haber sido apartadas, como una Provincia más de las del Río de la Plata. Como si fuese necesario revivir el Plan Artiguista, esta provincia se organizará de la forma que el Prócer siempre lo promoviese, que sus nacionales dirigiesen sus propios pueblos, quedando el Líder reconquistador como garante de la seguridad de todos.

Aunque no podemos obviar, que tampoco en esta continuidad del Plan Estratégico Artiguista, nuevamente muy bien estructurado y llevado a cabo con todo el valor y audacia de sus bravos Tenientes, alcanzó los objetivos propuestos, ya que se nos volvió a desmembrar las Misiones Orientales incorporándolas legalmente a su usurpador, y nuestro suelo, que no quiso ser  independiente por su propio esfuerzo a partir de 1811,  por respetar la unidad rioplatense; cuando sus guerreros pusieron a la Provincias Unidas nuevamente vencedoras luego de Ituzaingó, como antes lo habían estado después de Las Piedras, volvieron a caer presa de las intrigas y negociados exógenos a sus intereses, quedando escindidas de la Patria Grande sudamericana, soñada por el Prócer.

Hemos buscado en este trabajo verificar si se ha cumplido con el Factor Político, el Factor Económico, el Factor Social y el Factor Militar, mientras se desarrollaron los hechos históricos sobre los cuales nos basamos, para demostrar que se evidencia en su conductor, una capacidad hasta ahora poco atribuida, la de Artigas Estratega.

Para culminar este plan hipotético, mejor recurrir a las propias palabras del héroe que en breve síntesis expresaba ya en su ancianidad y conla tranquilidad de la satisfacción por el deber cumplido:

“Yo no hice otra cosa que responder con la guerra a los manejos tenebrosos del Directorio y a la guerra que él me hacía por considerarme enemigo del Centralismo. Tomando por modelo a los Estados Unidos yo quería la autonomía de las Provincias, dándole a cada Estado un gobierno propio, su Constitución, su Bandera y el derecho a elegir sus Representantes, sus Jueces y sus Gobernadores entre los ciudadanos naturales de cada Estado. Esto es lo que yo había pretendido para mí Provincia y para las que me habían proclamado su Protector. 

Hacerlo así habría sido darle a cada uno lo suyo. Pero los Pueyrredones y sus acólitos querían hacer de Buenos Aires una nueva Roma imperial, mandando sus procónsules a gobernar a las Provincias militarmente, despojándolas de toda representación pública, como lo hicieron rechazando los Diputados al Congreso que los Pueblos de la Banda Oriental habían nombrado y poniendo precio a mí cabeza” (Artículo del periódico “El Nacional”, de Montevideo en 1846, transcripto de un entrevista del General José María Paz al Gral. Artigas en el Paraguay).

_____________________

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí