Por la política misma

Prof. César López. Profesor de Derecho. Edil Departamental de Maldonado.

1
145

Por: César López

Explica el pensador mexicano Carlos Castillo, que en nuestra existencia humana, tanto a nivel individual como colectivo, experimentamos dos tipos de dolor; en primer lugar, el dolor inevitable causado por fuerzas que escapan al control humano y es el que sentimos cuando se desatan las fuerzas de la naturaleza que pueden tener como consecuencia que una familia pierda su casa, que un emprendedor o productor vea desaparecer su medio de vida o en el peor de los casos, cuando debemos lamentar pérdidas de vidas humanas.
En segundo lugar, existe el dolor evitable que es aquel producido por seres humanos a otros seres humanos y por eso es evitable, porque su causa es otro Sapiens el cual puede ser convencido de no dañar a su igual. Pueden ser ejemplos el dolor de un joven que debe resignar su oportunidad de estudiar para salir al mercado laboral para aportar económicamente en su hogar, el dolor de una persona al conocer que no puede costear un tratamiento médico o el dolor de un familia que pierde a un ser querido a manos de un delito impune. Sin llegar a decir que el hombre es el lobo del hombre como afirma Hobbes, debemos reconocer que en gran medida, el dolor que sufrimos como sociedad, tiene una raíz humana, muy humana.

Los seres humanos no podemos evitar la aparición de un virus y que a consecuencia del mismo se detenga el mundo, forzándonos a repensar y reacomodar nuestras estructuras sociales en la brevedad de la inmediatez posmoderna.
Lo que sí podemos, y debemos hacer es fortalecer instituciones que busquen incesantemente reducir la capacidad que tenemos para herirnos. En este sentido, la política aparece con un objetivo tan claro como complejo, la política debe servir para evitar el dolor evitable y por lo menos, aliviar aquel que no podemos evitar. Tal vez esta afirmación sea menos bella que el axioma aristotélico de la política como el arte de lo posible, axioma desafiado por aquella célebre idea de seamos realistas, pidamos lo imposible acuñada por Herbert Marcuse e inmortalizada como graffiti en un muro parisino durante el mayo francés de 1968. El imposible que persigue la política, y que perseguimos los políticos, es el de evitar el dolor evitable.

Hace un año que tenemos un gobierno nacional que busca evitar y aliviar el dolor de las y los uruguayos. Para la ciudadanía toda, el carácter de un gobierno y de los líderes que lo conforman se mide fundamentalmente en la capacidad que tengan para cumplir y ejecutar las promesas efectuadas durante la campaña electoral. En esta etapa histórica y particular que nos toca atravesar, el carácter de este gobierno se ha medido y forjado por su capacidad de gestionar la emergencia sanitaria, con una mirada humana con un Estado atento y cercano con quién más lo necesita mientras cumple con el mandato popular por el cual fue electo. En definitiva, haciéndose cargo. La valía de los dirigentes se prueba por su capacidad de atravesar las crisis y no por los laureles obtenidos cuando el viento sopla a favor. El gobierno se hace cargo no solo de los efectos del COVID 19, sino que también se hace cargo de las omisiones de la pasada administración nacional. La ley de urgente consideración plasma en la realidad de los hechos la impronta de un gobierno que le responde a su ciudadanía y en la búsqueda del desarrollo social se implementan políticas que apuntan a aliviar el dolor y enaltecer por sobre todas las cosas la dignidad humana.

Al final como al principio, la ciudadanía, los gobiernos, la política y lo político, se encuentran siempre en la tensión entre aquello posible por las instituciones y el imposible transformador de lo humano por el cual debieran ser movidas esas instituciones. ¿Por qué la política? por la política misma.

1 COMENTARIO

  1. correcto lo que dice este señor, pero, hoy mas que nuca el poder del dinero mueve el mundo quien lo cambia??? no es necesario que la aparición de la pandemia nos pueda hacer cambiar, ya que hace muchísimos años que mueren miles de niños diariamente de hambre , acaso esto ha cambiado la forma de pensar del mundo??

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí