SAHARA OCCIDENTAL – JATARRAMBLA

0
372

En junio de 1970 el Gobierno del Sahara estaba al tanto de la existencia de “el partido” saharaui y era conocedor de la adhesión de la mayoría de los pobladores de la zona norte. Incluso había localizado a BASSIRI como su figura principal.

Los informes de inteligencia daban cuenta de la existencia de un movimiento nacionalista no demasiado agresivo, cuyo objetivo eran “la destitución de los dirigentes nativos y la independencia interior del territorio, continuando con España hasta conseguir la independencia total”.

Escapó a la percepción política del gobierno colonial la amplitud y profundidad del movimiento popular de afirmación de la nacionalidad. También influyó una errónea valoración la sospecha de que por el origen marroquí de BASSIRI, Marruecos pudiera hallarse detrás del movimiento para “bascular en provecho propio cualquier alteración”. El gobierno colonial también hizo una errónea estimación de la capacidad saharaui de aglutinarse y actuar por su cuenta.

Bassiri estimaba imprudente y peligroso lanzarse de súbito a un combate frontal contra las autoridades coloniales. Por consiguiente,” el partido” tenía el propósito de manifestarse más adelante, pero el gobierno colonial les convocó a adherirse a una manifestación de adhesión a España a realizarse el 17 de junio de 1970. La invitación no fue bien recibida por los saharauis.

El recepcionista del hotel NAGJIR de El Aaiun es un hombre mayor. Habla el español mejor que yo y hemos tenido largas charlas. Le pregunté sobre la manifestación de Jatarrambla, pero expresó “no saber mucho”. Sin embargo, me dijo:” Conozco a alguien capaz de ayudarte”. Me indicó una calle lateral de la ciudad, diciéndome: “Hay un viejito vendedor de pan. Habla español. Díle que vas de parte mía”.

Allá fui. El anciano me recibió con cara rara y de pocos amigos, porque no es costumbre presentarse en esa forma a preguntarse por Bassiri y los saharauis, pero luego de tomar los tres vasos de té y explicarle mis buenas intenciones accedió a charlar conmigo. Empezó lentamente su relato.

“No recuerdo bien, tal vez fue el 17 de junio… Si, el 17 de junio de 1970 el gobierno español organizó una manifestación de adhesión a España. Nosotros decidimos no asistir. Hicimos una manifestación por cuenta nuestra en ese espacio, Jatarrambla, en la salida de Aaiun a Smara. Desde el día anterior la explanada estaba llena. Habíamos instalado nuestras tiendas. Había mucha gente”.

“Según el gobierno demostrábamos una actitud hostil. Porque cantábamos. Pero el gobierno nos invitó a unirnos a la manifestación, que se haría al mediodía del 17. Nos negamos. Pedimos una entrevista con el gobernador. Nos recibió. Escuchó nuestras pretensiones. Nos invitó a sumarnos a la manifestación. Prometió recibirnos posteriormente y atender nuestros reclamos, pero ya a esa altura sabíamos que el gobierno no tomaría en serio nuestras pretensiones”.

Pregunté: “¿Y ustedes, sabiendo eso, igual insistieron?”. “Ya suponíamos la falta de atención del gobierno a nuestros reclamos” –respondió- “Que lo tomara como quisiera, porque nuestro propósito era hacer una prueba de fuerza para asegurar nuestro protagonismo”.

“Alrededor de las quince horas nos informaron de la prohibición de hacer cualquier movimiento hacia Aaiun. Debíamos permanecer en nuestras tiendas. El gobierno temía que nos dispersáramos por todo Aaiun. Temía perder el control de la situación”.

“Fue cuando se nos ocurrió apedrear un vehículo circulando por el lugar. Vino la policía e intentó disolver el tumulto. Pero éramos unos dos mil. Los recibimos con palos, piedras y tiros. Herimos a varios polícias. Entonces dieron parte al gobernador y lo alertaron de la posibilidad de perder el control absoluto de la situación.”

“Casi a la hora de la Oración de la tarde, apareció una fuerza del Tercio con órdenes de disolver nuestra manifestación. Al principio hizo fuego al aire. Respondimos con una lluvia de piedras. El Tercio abrió fuego otra vez, esta vez sobre nosotros. Se produjo una desbandada. Corrimos como locos ganando el desierto. La desbandada terminó en Zuerat, en Mauritania”.

“¿Bassiri estaba?” –pregunté.

“No estaba”- aseguró- “Estuvo unos días antes”.

“¿Qué pensó el partido después de lo de Jatarrambla?”

“Pensamos: España declaró la guerra al nacionalismo saharaui. Pasamos de un acto político a la lucha frontal. El 10 de mayo de 1973 formamos el FRENTE POLISARIO. Ya estábamos involucrados en la lucha revolucionaria árabe. Teníamos una doctrina y objetivos claros”.

El 20 de mayo de 1973 el Frente Polisario atacó un puesto policial español y comenzó la guerra revolucionaria. Cv.Mv.

Ciudad de El Aaiun, Sahara Occidental

Tilio Coronel.

Sahara Occidental, Ciudad de El Aaiun, setiembre 1997.

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí