TOC, TOC, SOY LA HISTORIA OTRA VEZ…

10
185

La historia parece estar terca y cada semana nos trae temas del pasado, no de cualquier pasado, el más cercano y polémico que ha dividido al país.

En estos días, se ha procesado al ex Cte. en Jefe Juan Rebollo, por “tres delitos de homicidio especialmente agravado, en calidad de coautor”.

Los que promueven un relato, que ha cambiado groseramente los hechos acontecidos en las décadas de los años sesenta y setenta, insisten, que en el año 1972, el aparato armado subversivo y sus militantes ya habían sido desarticulados por el accionar de las FF.AA. y estaban detenidos.

Sin embargo, la caprichosa realidad desmiente una y otra vez, haciendo que algunos periodistas, que solo repiten, pero que no han investigado debidamente y que al contrario, se han informado y leído en una misma biblioteca, carezcan de la debida perspectiva histórica de lo que sucedió.

El 21 de Abril de 1974, como consecuencia de un operativo llevado a cabo por integrantes del Grupo de Artillería N°1, se estaba buscando a una persona perteneciente a los grupos subversivos, Washington Barrios, ciudadano Colombiano, nacionalizado Uruguayo, requerido por sus actividades delictivas, integrante del MLN, que aparentemente había huido a Buenos Aires.

Se llega al lugar, donde presuntamente se podía encontrar esa persona, se golpea una puerta equivocada, luego se da con el apartamento correcto y al no recibir respuesta, se procede a derribar la puerta, eran las dos de la mañana y los hechos demostrarían la peligrosidad del operativo, en el cual participaban dos Jefes de alto rango.

Es en esas circunstancias, que, desde el interior de la finca, se recibe una cantidad de disparos de armas automáticas, que hieren al Capitán Julio Gutiérrez en el cuello y columna vertebral.

El herido queda inmóvil, por lo que uno de los participantes y responsables del operativo, el entonces Tte. Cnel. Juan Rebollo, intenta retirar al Capitán, ya gravemente herido, siendo a su vez herido en un brazo, durante ese intento.

Asimismo, desde el interior, donde no se sabía cuántas personas había, son arrojadas granadas contra los efectivos, sin que estas estallaran.

Ante esta situación, se responde al fuego, hasta que el mismo cesa. Una vez que se ingresa, se comprueba que hay tres personas muertas por ese enfrentamiento armado.

En un operativo de ese tipo, si se recibe fuego, como se comprenderá, no hay alternativa diferente que abrir fuego.

La versión de entrar y acribillar personas, tampoco sería verosímil, si anteriormente en otro apartamento se tocó por error no se arremetió como se pretende mostrar.

Tres mujeres, Diana Rivas Maidanich alias “Silvia”, Laura Ragio Adizzio, alias “Alicia” y Silvia Reyes Sedarri, de las cuales dos, contaban con antecedentes penales y estaban requeridas, son víctimas también del enfrentamiento.

El Capitán Gutiérrez es evacuado al Hospital Militar, donde luego de una agonía de más de dos meses fallece, dejando una familia destrozada con tres niños pequeños.

Notemos, que era el año 1974 como señalamos anteriormente, y sin embargo había actividad sediciosa, con empleo de armamento de guerra, de alto poder de fuego, en manos de jovencitas, que no dudaron en usarlo, mostrando su preparación y alto grado de convencimiento.

Insistimos en estos detalles, para que tantos opinadores que andan por ahí en canales y radios, puedan tratar de entender, quienes llevaban a cabo este tipo de acciones bélicas, los que no eran personas que pensaban distinto como se pretende difundir siempre, o que luchaban por un mundo mejor.

Las FF.AA. son parte del Estado, por lo tanto, este era un operativo dentro de las potestades que las mismas tenían en su combate a la subversión, que lejos estaba de haber sido aniquilada, como tantas veces se pretende hacer creer.

La izquierda ha tergiversado muchas cosas en su relato, una de ellas es utilizar el término “terrorismo de estado”, pretendiendo hacer creer a quien escucha, que el Estado y sus FF.AA., establecieron un plan sistemático para aplicar métodos terroristas en su accionar.

Los únicos terroristas aquí fueron los que se asociaron para robar, secuestrar, asesinar, emboscar y ejecutar (según propias declaraciones de Lucía Topolansky), civiles, militares, policías, peones de campo, profesores y todos aquellos que definían como enemigos

Lo que no se explica, por parte de los relatores, es que cosa debían combatir, las Fuerzas Conjuntas por mandato Constitucional y democráticamente ordenado por el poder político.

Cuando hubo que llegar a decretar el Estado de Guerra Interno, cosa que no requiere mayor explicación, para entender los momentos por los que atravesaba la Nación.

Hay que distinguir y no entreverar los conceptos, una cosa es el accionar de grupos subversivos, equipados y organizados, en forma clandestina, para tomar el poder, y por otro lado las fuerzas regulares, brazo armado del Estado, mandatado constitucionalmente a derrotar la guerrilla.

A éstos se les asigna, la misión de combatir a la subversión armada, como Institución propia y natural, a quien se le ha dado la potestad monopólica del uso de la fuerza y su aplicación en el marco operativo de una guerra.

Lo ilegal y lo legal, no tienen igualdad, cosa que el relato ha llevado a hacer creer que eran dos fuerzas que se peleaban entre ellos, lo que volvemos a distinguir, era el Estado Nacional en guerra contra fuerzas terroristas.

Por lo tanto, nadie debía estar ajeno a lo que sucedía, era la Institucionalidad y el Estado de Derecho, en guerra contra la subversión armada apoyada desde el exterior, como bien se sabe.

¿Quiénes se han dedicado a investigar y analizar la llamada Guerra Revolucionaria, sus bases filosóficas, sus ideólogos, sus guerras, tácticas, estrategias y objetivos? ¿Los panelistas de Esta Boca es Mía?, ¿Los de Todas las Voces, los de Polémica en el Bar, la Universidad, o el sistema político?

¿Quiénes han estudiado los diferentes movimientos guerrilleros en el mundo, quienes leyeron donde se prepararon los integrantes del MLN o del aparato armado de nuestro partido Comunista?

¿Cuántos leyeron los manuales operativos del MLN, como operaron los Montoneros, el ERP, el MIR chileno, al Che Guevara, Ho Chi Minh?

Amigo lector, nadie, o casi nadie, salvo, aquellos militares y policías que se han preparado y estudiado materias propias y específicas de quienes deben asesorar al poder político, advertir sobre acciones de alta estrategia y conocer a los enemigos de la Nación.

Eso implica horas de estudio, análisis y recolección de información para producir inteligencia, que permita anticiparse a los hechos o saber que puede o se espera pueda suceder.

La Guerra Revolucionaria es cosa seria, no tiene tiempo, pero si objetivos, y militantes dispuestos a ejecutarla, por eso da mucha pena cuando se deben escuchar relatos inventados, o disparates de todo calibre, en boca de mentirosos y mercenarios

Las mujeres que murieron, a las que se las quiere revestir de un halo de inocencia, haciendo creer, que poco menos estaban en un “pijama party”, cuando fueron sorprendidas por unos perversos y sádicos militares y las acribillaron, así se viene contando este hecho desde hace décadas.

¿Como es que tenían que usar un alias, algo propio de los delincuentes o clandestinos, si solo eran unas inocentes “muchachas de Abril”, como las han querido inmortalizar?

Muere un Capitán del Ejército, por los disparos de las armas automáticas, les arrojan granadas, que eran de fabricación argentina, robadas en una Unidad Militar en Azul, por sediciosos Montoneros, que se repartieron entre varios grupos guerrilleros.

Las mismas no detonaron, ya que, por temas de seguridad, son guardadas sin sus espoletas, sino la gravedad de la masacre hubiera sido de características insospechadas.

¿El entonces Tte. Cnel. Juan Rebollo es herido en un brazo, hoy es procesado, y en la sentencia se nos dice que no hubo enfrentamiento?

Una persona de cerca de noventa años, por hechos de hace casi cincuenta años.

¿Esta es la justicia que debemos acatar? ¿La misma justicia que deja ir de vacaciones a un culpable de un delito para que cumpla su pena al regreso de éstas?

¿La misma justicia que a un violador de menores le aplica 4 años de prisión?

¿Los mismos fiscales que no emiten opinión si el ex presidente Mujica dice que lo más “lindo es entrar en un banco con una cuarenta y cinco en la mano, para sentir como todo el mundo te respeta” y nadie dice nada?

¡Algo huele mal en Uruguay! Parafraseando a Marcelo, centinela de Elsingor, cuando vio aparecer el fantasma del rey de Dinamarca en la ópera prima de Shakespeare, “Hamlet”

Las guerras son siempre crueles, porque mueren más que nada inocentes, pero este tipo de guerras, llamadas irregulares, con alto contenido ideológico, desatan pasiones, odios, enceguecimientos, de los cuales hoy en día vemos en los medios, sus consecuencias y secuelas.

Ni el extinto Capitán Gutiérrez, ni el ex Tte. Gral Rebollo, querían estar seguramente esa fría madrugada de abril en un operativo, poniendo en riesgo su vida, pero fueron llamados a combatir un enemigo invisible, fantasmal y traicionero, acostumbrado a ejecutar siempre por la espalda.

Por lo tanto, no se debe especular ni admitir, que se pretendió acribillar a nadie, desdibujando la realidad, convirtiendo los hechos en una mala e imposible película.

Sin embargo, esas tres mujeres, una de ellas embarazada, sí eligieron estar allí, tener armas, usar alias y pertenecer a un movimiento subversivo cuyo objetivo era tomar el poder, inspiradas en ese mesianismo revolucionario que tantas vidas ha costado y costará.

Debemos reconocer, a los integrantes de Cabildo Abierto y el Diputado Zubía, y algunos ciudadanos de bien como Mercedes Vigil, varias organizaciones de familiares de presos que se han preocupado y condenado este hecho, dando cuenta de las irregularidades ya reiteradas, por una justicia con “olor a venganza”, según palabras del propio expresidente Mujica.

El agradecimiento y reconocimiento a todos ellos, por la valentía de ir contra el relato instalado e impuesto por décadas

Un verdadero sacrificio político, embarcarse en este asunto de justicia histórica y de justicia con una Institución fundadora de la Nación y sus integrantes, que esperamos la población toda, sepa valorar a su debido tiempo.

El resto del sistema político cobardemente ha callado, por lo menos nos referimos al Partido Nacional y los restos agonizantes del Partido Colorado, quienes no se animan a tratar el tema, pese a la contundencia de los hechos.

No es el único tema en que fracciones de los partidos tradicionales actúan funcionales a la izquierda.

Parece que haber votado la Ley de Caducidad, a instancias del líder Ferreira Aldunate, hoy desaparecido, los libera de meterse en el tema, al igual que al Partido Colorado, con el expresidente Sanguinetti, quien ahora si, se ha expedido, ya que el atropello de la justicia es insostenible. Que no se duerma el asunto es lo que reclamamos fervientemente, ya que las citaciones seguirán.

Obviamente, no les resulta, parecería, políticamente redituable, más el temor de ser señalados por toda la movida cultural de izquierda, hace que sus manos queden guardadas debajo de sus sentaderas.

Se ha expedido también el Dr. Andrés Ojeda, del Partido Colorado, quien en una honorable actitud, ha puesto al profesional del derecho por encima del político, declarando: “sin duda, ya no se debe juzgar a militares por delitos que cometieron en dictadura. Es un tema jurídico, los delitos prescribieron todos”

Claro que nadie piensa, en la necesidad de recurrir a las fieles FF.AA., que una y otra vez, han estado a la orden cuando el fuego está por quemar todo.

Clara diferencia con la izquierda, que, en estos asuntos, han estado siempre alineados, con un solo discurso en defensa de sus “presos políticos” y de los hechos que aquellos protagonizaron, siempre en una defensa cerrada y justificando absolutamente todo.

Discurso al que se han sumado, medios de comunicación, casi todo el periodismo, los agentes culturales, de todo tipo, siguiendo el relato instaurado en nuestra sociedad, desde hace cincuenta años, al que se le ha opuesto solo un “silencio austero”.

Surgen nuevos proyectos de prisión domiciliaria o de nuevas amnistías, cuando el país sabe, que la Ley de la Pretensión Punitiva del Estado, fue sometida dos veces a referéndum y el pueblo, el soberano, tantas veces invocado, y como nunca engañado, se expidió claramente con el mandato de dar vuelta esta página triste de la historia y esto aún no se ha hecho.

¿Hasta cuando el sistema político seguirá dilatando el aplicar la solución a este asunto que sigue dividiendo a los orientales?

La firmeza de nuestro presidente para encaminar al país en el logro de acuerdos comerciales, aún ante la posible oposición de vecinos poderosos, la reclamamos para cerrar este capítulo de una historia, que golpea una y otra vez.

10 COMENTARIOS

  1. Esta historia no vuelve…son heridas que se avivan y que se enferman con nuevas infecciones…porque la herida original ya cerró…pero mientras hallan encargados de abrirla y de infectarla con nuevos virus…nunca se va a curar…y la herida de hoy no es la real…..está es causada por enfermos que no pueden admitir que la infección original son los mismos que hoy se encargan de avivarla….
    Gracias al escritor por su nota llena de sentimiento pero a la vez objetiva…

  2. SEPARADOS AL NACER
    Sr Daniel Garcia
    Veo que somos hijos del mismo padre y de la misma madre
    El nombre de mi padre es Democracia y sus amigos le apodaban » Justicia »
    El nombre de mi madre es Libertad , sus amistades le apodaban » Verdad»
    Por fin leo algo coherente y real de lo que realmente sucedió en ese oscuro periodo de guerra interna según el documento del MLN firmado por Fernández Huidobro donde le declaraba la » Guerra al Ejército Uruguayo »
    No aprendimos mucho de todas maneras.
    La izquierda subversiva de ladrones y asesinos se dedicó a escribir libros tergiversando la historia.
    Nosotros no hicimos nada
    La izquierda al perder la lucha armada que ella inició, usó todos los caminos de la democracia para llegar al poder dejando un tendal de deudas y de malos gobiernos , pero ese ya es otro tema .
    Atentos saludos

    • Muchas gracias Mabela por sus comentarios, los que comparto obviamente. Esta es una larga guerra que va cambiando de características pero el fin revolucionario se mantiene. Esta en nosotros que sepamos dar, sobre todo esta batalla cultural que tiene las mentes como objetivos. Cordial saludo

  3. Como siempre muy claro sus conceptos. Gracias por exponer la verdad y desmentir el relato que se trata de imponer así como dejar en evidencia la cobarde postura del sistema político, salvo algunas pocas excepciones.

  4. Gracias por difundir la historia como verdaderamente se dio! Lástima que muchos se hayan creído la historia tergiversada como la han contado los tupamaros según su conveniencia. Tal es así, que hay personas que son tan necias que no creen que les vivieron mintiendo!

    • Muchas gracias Silvia. Sucede que la hegemonía cultural de la izquierda se le da dado vía libre durante 50 años. Han invadido todo, han hecho un relato a su medida y mucha gente ha comprado el mismo porque no se han escuchado otras voces. Cordial saludo

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí