TUPAMAROS: ADMITEN DESVALIDEZ POPULAR

0
340

EL PASADO RECIENTE CONTADO POR LOS MEDIOS DE PRENSA DE LA ÉPOCA

Fecha: 18 de Octubre de 1968 – Diario “Acción” – Pág. 6

TUPAMAROS: ADMITEN DESVALIDEZ POPULAR

En poder del cabecilla Tupamaro Marenales Sáenz, procesado y remitido a Punta Carreta, se halló un documento, cuya propiedad fue admitida, donde se analiza la situación obrero – estudiantil. A través de lo expresado, dicho documento es posterior al 30/9/68, puesto que se toma como referencia la barricada de Rambla Rpca. del Perú y Marco Bruto. En él se pone de manifiesto: La injerencia de los Tupamaros en la acción estudiantil, a la que se le considera como “punta de lanza”. El pasaje del trabajo sindical a otras formas de lucha (revolucionaria). La debilidad del movimiento y su desvalidez popular. La actividad del proceso en ese momento, así como las tendencias imperantes: la burocracia bolche y M.A.P.U. (Movimiento de Acción Popular Uruguaya), así como las que están “para ir para adelante (Bellas Artes, ampliada como dijera algún compañero)”. Los centros del movimiento, Bellas Artes, Agronomía, Arquitectura, Medicina, así como su filiación ideológica. Las etapas previstas para la acción de futuro. Situación actual:

“Durante los últimos meses hemos asistido a un proceso constante de profundización de la crisis y pauperización de la clase trabajadora… Dentro de este marco el movimiento estudiantil adquiere relevancia enorme como punta de lanza.

Aislado sin embargo del resto de la población; el movimiento estudiantil juega su papel lanzándose a la lucha espontánea, pero sin tener una idea clara.

Por otra parte nos confirma una vez más la tesis de que a determinada altura de la represión, el trabajo sindical como medio de lucha queda al lado para dar paso a nuevas formas.

Actualmente salvo incidentes aislados de poca cuantía, el movimiento popular ha quedado aparentemente trunco. A pesar de que la represión se manifiesta en toda su vitalidad y aumenta a pasos agigantados, ningún sindicato se atreve a salir a la calle, mientras tano la Universidad dialoga desde posiciones increíblemente débiles.

Grupos aislados se organizan por todas partes, la idea de llevar a cabo acciones de comando, pero hasta ahora sólo se ha sucedido alguna acción callejera como la barricada en la Rampla de Pocitos (se hace referencias a una barricada en la Rambla y Buzareo, el día 30 del mes de setiembre, que cuando llega la Policía, encuentra bancos, unas cajas pequeñas incendiadas y algunos volantes).

“La actividad en los últimos días se ha concentrado en torno a reuniones; por un lado a nivel universitario, las reuniones del Federal, y por otro las reuniones de tendencia, donde participan todos los que estén para ir adelante (Bellas Artes, ampliada como dijera algún compañero).

Las reuniones del Federal se realizan en el Sindicato Médico o en casas particulares y participan de 40 a 50 tipos. En ella se expresan dos tendencias: de un lado la burocracia bolche y M.A.P.U. que tratan de frenar el proceso; proponen volanteadas y acciones chauchas. Les interesa más que nada la propaganda de los últimos acontecimientos. Del otro lado está la gente que quiere luchar; independientes y anarcos.

Estos están representados en las siguientes Facultades.

Esta gente plantea tres etapas coordinadas de lucha; 1) Etapa Organizativa: organizar a la gente dispuesta a meter para adelante, en pequeños comandos con el fin de realizar: 2) Etapa, Acciones callejeras: esta sería de unos 100 tipos con objetivos concretos y apoyo militar, de carácter esencialmente propagandístico: una de ellas sería la traída y levada a ocupación del Solis o Sodre respecto a la cual se han elaborado varios planes, en cuanto a la táctica a seguir, forma de ocupar, etc., llegando a tomar un carácter anecdótico: 3) Etapas Acciones Militares: esta tercera etapa la plantea la gente de Bellas Artes y consiste en organizar militarmente, robar armas, abastecerse.

En particular, Magisterio plantea organizarse conjuntamente con los sindicatos. Y Bellas Artes plantea seguir las movilizaciones callejeras, organizarse militarmente, reocupar la escuela y la Universidad, quieren ganar la dirección de F.E.U.U.

En las reuniones de tendencia, realizadas en casas particulares, conseguidas por los de Bellas Artes (una de ellas se hizo en a casa de un Profesor de Física del liceo Nocturno Nº 1), y donde participan unos 100 tipos, se plantea más o menos las mismas cosas.

Han participado de todo el mundo y mucha combatividad. En general hay unos 500 tipos seguros, radicalizados entre universitarios y secundaria. Se da el caso de que esta última está radicalizada en mayor grado por los universitarios.

La radicalización de las medidas de lucha, ante la brutal represión policial, no es a veces comprendida claramente por el resto de la población. La situación actual es de franco repliegue ante la acción policial.

Sindicalmente se van contando todas las posibilidades, mucha gente se siente desmoralizada ante el avance de las fuerzas represivas y la desvalidez del movimiento popular.

Las acciones callejeras han desaparecido casi por completo de escena y a pesar de que la represión se agudiza, no quedan casi vestigios de lucha”.

* Un reconocimiento

En nuestras primeras publicaciones sobre el problema de los “Tupamaros”, dijimos que Leonel Martínez Platero -otro de los procesados- había participado en la resistencia a balazos a la acción policial, cuando las autoridades ubicaron un refugio tupamaro en el paraje San Cristóbal -que se dijo en Shangrilá- en el Departamento de Canelones.

Hoy, en conversación sostenida con el Comisario Alejandro Otero, este confirmó aquella afirmación, al decirnos que Martínez Platero había sido reconocido, sin ningún lugar a dudas, por los funcionarios intervinientes en el tiroteo, como uno de los integrantes del grupo tupamaro que actuara en aquella oportunidad. A los delitos que se le imputaron a Martínez Platero, se suma así el de atentado a la autoridad con el agravante de haberlo cometido a mano armada.

* En Buenos Aires

A medida que pasan las horas, parece ir tomando cuerpo la que fuera hipótesis -de la que nos hicimos eco ayer- de que algunos elementos tupamaros habrían logrado escapar a la Argentina, saliendo por la costa de Colonia, en lanchas, para llegar al Delta del Tigre, donde serían esperados y auxiliados por miembros de la organización argentina “Tacuara”, en muchos aspectos similar a los “Tupamaros” con los que se sabía mantenían contacto.

Sin confirmación en medios policiales, se asegura que elementos de Inteligencia de nuestra Jefatura irían a la capital argentina para tratar de localizar a algunos muy conocidos, contando para ello con la colaboración de la Policía Federal, que tendría a su cargo los procedimientos de captura, por lógicas razones de jurisdicción.

(Copia fiel de los originales)

Fuente: www.pasadoreciente.com “Museo de la Memoria del Pasado Reciente”

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí