UN DÍA EN ARAGÓN

0
356

Por: Esc. Sebastian Rodriguez Merlo.

Es una constante en mi vida, la de visitar el mundo viejo occidental. Uno siente que hay mucho origen de ciertos valores, ideales, etc que uno posee, a través de la sangre y a través de las ideas. Dentro de esas visitas más o menos periódicas, siempre fue una constante la de visitar algún punto de España y esta vez tocó Aragón. 

Es acá dónde empieza esta historia: mi amigo Jorge García, una mañana en el mercado ferrando, conversamos un rato sobre música y otros asuntos y me dice: tenés que conocer Zaragoza, la Catedral del Pilar y que se yo…y me regala un “Campo de Borja”. Lo pruebo y es un viaje sideral a todo lo que haya conocido de vinos…su composición es Garnacha Tinta y un poco de Tempranillo. Ya me imagino unos sorrentinos con salsa rosa y este Campo de Borja…ya se me está haciendo agua la boca, tendré que esperar a la noche para comer algo? Que cosa este chico….

Lo cierto es que en el 2019, en ocasión de mi visita anual – con un evento muy especial a asistir por cierto – a algún rincón español y “ande mais” terminamos visitando la mencionada ciudad de Zaragoza, no sin antes salir de Madrid en Bus hacia esa tierra y atravesar esa aridez majestuosa, que te hace pensar el por qué los Moros estuvieron tantos siglos por ahí, jamás he visto tanta serranía y aridez en mi vida como en España. Llegamos a Zaragoza a eso de las 2 de la tarde un día de agosto, que.ca.lor. Cayendo la tarde, a caminar un poco por la ciudad y metiéndonos en la zona “tabernaria” de esa bonita ciudad, uno se entierra en pinchos, tapas, y copas de vino. “Soy Uruguayo y llegué acá por los vinos de Campo de Borja”, por lo que concreté aquella misión. 

Respecto a la cepa predominante y que es motivo de estas palabras, se puede hablar mucho respecto al clásico garnacha licoroso para ponerle a las tortas. Pero, acá vengo para hablar de la garnacha tinta, proveniente de Aragón como también de Cataluña, y es que es pura fruta, algún matiz de especias y casis, y su color es rubí que te quiero rubí.

Así que Señores: si se piensan que la garnacha es para postres, les puedo contestar, que sí, pero antes de un postre, hay que comer algo más sustancioso, no le parece?? Y bueno, abra ese vino y después me comenta. Salú

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí