Un millón de uruguayos en el Clearing, no se puede mirar para el costado. Por Pluma Blanca

1
181

Hay más de un millón de uruguayos registrados en el Clearing de Informes y esta situación frenará todo intento de hacer crecer económicamente a los sectores sumergidos

Han pasado catorce años desde la publicación en el diario oficial de la ley 18212, llamada ley de usura. Dicha ley permite que se apliquen ciertos intereses, sobre todo por parte de las empresas de intermediación financiera y las tarjetas de crédito, sobre saldos impagos de las operaciones de crédito realizadas con las mismas. Estos intereses llegan al 150 % anual en ciertos casos. Debido a esta situación hoy hay un millón de uruguayos en el Clearing, de los cuales 600 mil son considerados incobrables por el BCU, Banco central del Uruguay.

En la última semana de junio de este año, hace ya un mes largo, el senador de Cabildo Abierto Guido Manini Ríos[i] hizo un reclamo al presidente del BCU.  El senado pidió a Diego Labat qué, si no se iba a tratar el proyecto de ley presentado por su sector para dar solución al tema, se buscara alguna medida sustitutiva, ya que al no dar solución a esta situación puede provocar un estallido social, como pasó en Chile y en Ecuador, hace pocos años y que generó pérdidas de vidas, enfrentamiento, desorden y pérdidas materiales de bienes públicos y privados.

Asimismo, en su intervención en la sesión de la cámara de senadores en la sesión del día 5 de Julio, Manini se refirió a que los más perjudicados por estos altos topes de interés eran los sectores de menores ingresos de nuestra sociedad. Dijo que esos sectores son expoliados por prestamistas que se aprovechan de las condiciones que permite la citada ley. También se preguntó a qué se debe el silencio atronador del sistema político todo al no dar respuesta al proyecto presentado.

¨Estamos ante otra perla del collar que nos impusieron los que diseñaron la inclusión financiera¨

Esto lo dijo  Manini Ríos en un momento de su intervención, en referencia clara al Contador Danilo Astori y su equipo económico, integrado por reconocidas figuras del frente que condujeron el Ministerio de economía y el banco central en esos quince años en que se impuso la inclusión financiera. Entre otros importantes conceptos de su breve pero incisiva alocución, el líder de Cabildo Abierto se refirió, entre otras cosas que recomiendo escuchar en la página del parlamento del 5 de julio, entrando a la pestaña de cámara de senadores, del minuto 32 al 37 y cuyo link he puesto al pie de esta columna, cito textualmente:

¨Gobernantes que debieron ser protectores de los más débiles, por el contrario, parecen haberse asociado con quienes terminaron de arruinarlos y sumirlos en la desesperación¨

¨Es increíble que todavía los uruguayos se consideren libres a pesar de vivir a merced de estos expoliadores¨

¨Es increíble que no se haya advertido hace mucho tiempo este nivel de endeudamiento familiar¨

¨Pensamos que el sistema político y administrativo no puede continuar con su atronador  silencio en este tema¨

Manini explicó que la ley 18212 permitió desde el año 2007, cobrar intereses de hasta 50 por ciento superiores al promedio. Dicho promedio era en ese momento del orden del 40 por ciento, con lo cual el tope era del 60 por ciento. Esa normalidad se alteró durante los gobiernos del frente ya que el promedio se pasó a calcular solo con las tasas de las financieras, y subió al 85 % en pocos años, lo cual, agregando el 50 % más multas y recargos, llega al guarismo del 150 %. Por eso manini dice que son las financieras las que fijan el promedio, porque de hecho así parece ser sin ningún control de nadie. Eso hizo que hoy en día los uruguayos pidan prestado 5000 millones de dólares todos los años, solo para consumo de las familias y que increíblemente paguen esa misma cantidad en impuestos. Es hora de solucionar esta situación y llevar justicia a una relación tan asimétrica, terminó diciendo Manini Ríos.

Por otra parte, Esteban Valenti, reconocido vocero del Frente Amplio dijo en el programa ¨En perspectiva¨ cuyo panel de expertos integra, un par de días después de la intervención del Senador de referencia, que esta situación es peor de lo que se ve a simple vista puesto que al no poder acceder a créditos por los medios habituales y ante la necesidad de cubrir sus necesidades de consumo las personas optan por pedir prestado dinero ¨negro¨, cuya no devolución acarrea ingresos en las emergencias de los centros de salud por falanges cortadas o tiros en los dedos.  ¨A alguno de los muertos no los matan porque deben droga, los matan porque deben plata¨, dijo agregando que es una de las fuentes de lavado de dinero. Valenti estuvo de acuerdo con Manini que este tema puede provocar agitación social y no solo a los sectores de más bajos ingresos sino también a los de ingresos medios: ¨esto va a explotar las carteritas pesadas¨.[ii] terminó diciendo. Por este camino vamos al desastre, fueron sus palabras finales.

En un país que aspira a abrirse al mundo y firmar un TLC con China, que crecerá un 5 % este año en su PIB, no puede haber un tercio de su población total impedida de sacar crédito por una mala regulación por parte del Estado. La mayoría de las empresas uruguayas son pequeñas o medianas, hablamos de monotributistas, unipersonales o sociedades de hecho, emprendedores cuasi artesanales que intentan abrirse paso en la vida poniendo un pequeño negocio que actúa en las etapas finales de las cadenas productivas. Esos emprendedores necesitan que se les afloje la tributación impositiva, pero también necesitan que se les permita acceder al crédito. De otra forma no tendremos capacidad exportadora para atender a esos nuevos mercados que aspiramos a tener como clientes.

Además, el gobierno hace un gran esfuerzo financiero en el presupuesto y apuesta a construir 50 mil viviendas en este período, pero no tendrá a quién venderle esas casas porque los sectores medios y medio bajos no serán sujetos de crédito elegibles para ser compradores, por más que se les facilite el crédito con bajas tasas, buenos precios y plazos largos.

Al parecer hay intereses enfrentados, por un lado, el gobierno quiere impulsar la economía abriendo mercados y bajando la carga tributaria, quiere mejorar las condiciones de acceso a la vivienda digna de sectores medios y bajos, pero nada de esto se puede hacer si no se arregla el desaguisado, el caos que generó la ley 18212 en estos quince años. Ya no es posible mirar para el costado. El sistema financiero que soporta la economía está en riesgo y es tiempo de actuar.


[i] https://www.youtube.com/watch?v=HcFAIRA6mrs&ab_channel=C%C3%A1maradeSenadores%7CRep%C3%BAblicaOrientaldelUruguay

[ii]https://www.youtube.com/watch?v=2cwNbocp8-w&ab_channel=EnPerspectiva

1 COMENTARIO

  1. Pluma Blanca

    Usted le daría crédito o le vendería algo en cuotas a alguien que se encuentra en el Clearing de Informes?
    Yo creo que no.
    Pero de todas formas coincido con usted en la existencia de un gran problema nacional .
    Antes la gente le tenía temor y respeto al Clearing …..ahora se lo perdió .
    En un estado de derecho yo tengo el poder de decidir darle crédito a una persona que acostumbra a pagar sus deudas.
    Y nadie en su sano juicio haría lo contrario.
    Dudo que el estado o el poder financiero den alguna solución a este tema.
    El temas de las tarjetas de crédito es otro tema .
    Atentos Saludos

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí