UN RECONOCIMIENTO INESPERADO A LA DICTADURA “POLÍTICO MILITAR”

0
373

1972 – 2022 – MEDIO SIGLO DE DESARROLLO DE LA ECONOMÍA URUGUAYA

Cada tanto, conviene volver la vista atrás, y poder apreciar que en el último medio siglo la capacidad técnica de Uruguay para gestionar su Economía creció significativamente.

Entre 1972 y 2022 Uruguay progresó.

Lo llamativo es que, en el análisis, se reconoce y se incluye al período de Gobierno Político Militar como comienzo del crecimiento en el aspecto técnico profesional de la economía de Uruguay, y que fue en este período que se emprendió el desarrollo profesional de los nuevos Economistas.

La Cultura Económica, a todo nivel, desde el público en general a la elite política, ha tenido un aumento notorio. Y por eso no es casualidad que la economía del país también haya prosperado, más allá de algunas crisis profundas como las de 1982 y 2002.

Las instituciones que gobiernan la economía uruguaya se fortalecieron y el país progresó, en buena medida, gracias al desarrollo de estas instituciones y de sus profesionales.

Las instituciones como el Ministerio de Economía y Finanzas, el Banco Central, y la Oficina de Planeamiento y Presupuesto se fortalecieron, en buena medida, gracias al despegue de la Economía como profesión.

Fuente consultada: Libro “Economistas, Economía y Política” – Ensayo y Entrevistas – Adolfo Garcé y Javier Rodríguez Weber

Estos autores indican que en el ascenso de la economía de Uruguay se pueden distinguirse dos grandes fases.

La primera comienza con la creación de la Facultad de Ciencias Económicas y de Administración (FCEA), en 1932, y se extiende hasta comienzos de la década de 1970. Durante este período se establecieron las bases institucionales de la economía como disciplina y como profesión en Uruguay. En 1954 la formación de los economistas empezó a separarse de la de los contadores, proceso que se consolidó en la reforma del plan de estudios de 1966. “En un contexto signado por el avance de las ideas desarrollistas, con el telón de fondo del estancamiento económico y la inflación, la profesión económica se legitimó socialmente y se consolidó institucionalmente”.

La segunda fase, que comenzó a principios de los 70 y llega hasta hoy, es la del ascenso, diversificación institucional e internacionalización de la economía.

El punto de partida de la primera fase de fortalecimiento institucional hay que ir a buscarlo a comienzo de los sesenta, es decir, a los tiempos del ejercicio de planificación llevado a cabo por la Secretaría Técnica de la Comisión de Inversiones y Desarrollo Económico liderada por el Cr. Enrique Iglesias.

Tomando nota de lo sugerido en el primer Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social (1965-1974), la constitución de 1967 creó el Banco Central del Uruguay (BCU) y la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP). Asimismo, y obedeciendo a la misma influencia, en 1970, el Ministerio de Hacienda pasó a denominarse Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

El proceso de diferenciación entre la formación de contadores y economistas, fue muy lento. Los dos mojones más importantes fueron las reformas del Plan de Estudios de 1954 y 1966. Recién a mediados de los sesenta, por tanto, Uruguay empezó a formar economistas en sentido estricto.

Cinco años más tarde, en 1971, egresaron los primeros seis graduados. El 19 de agosto, Carlos Steneri, Isidoro Hodara, Waldemar Sarli y Alfredo Echegaray se graduaron como economistas con una tesis sobre Plusvalía agropecuaria del Uruguay 1930-1954. El 30 de setiembre fue el turno de Jorge Caumont y Heber Camelo. Pero ninguno de ellos tenía un horizonte laboral claro.

El panorama institucional empezó a cambiar rápidamente durante la década del setenta (en plena Dictadura Político Militar). Las tres instituciones creadas bajo el influjo del desarrollismo cepalino empezaron a fortalecerse. El papel del MEF, durante el breve pasaje del ingeniero Alejandro Végh Villegas, fue clave. La OPP fue una de las instituciones privilegiadas por los militares (que la elevaron al rango de Secretaría de Planificación en Información). El BCU, a instancias de José Gil Díaz, comenzó un sostenido esfuerzo de formación de sus funcionarios.

El punto más alto de esta política fue la contratación, en 1979, de los profesores Arnold Harberger, Robert Mundell y Ronald McKinnon para dictar cursos. Asimismo, se concreta un acuerdo con Mundell y la Universidad de Columbia para dictar un programa de doctorado en Economía.

El proceso de desarrollo institucional continuó después de la dictadura.

Las tres instituciones siguieron creciendo y siguieron teniendo influencia en el gobierno de la economía del país.

Entre el fortalecimiento de estas instituciones y el despegue de la Economía como disciplina existió una relación muy estrecha. MEF, BCU y OPP., desde los gobiernos de la década del 70 hasta el presente.

1972 – 2022 – MEDIO SIGLO DE DESARROLLO DE LA ECONOMÍA URUGUAYA

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí