UNA COSA ES UNA COSA, Y OTRA COSSE LOS APOYOS… Por Daniel García

2
649

Ya pasamos la mitad del año y vamos camino a un año electoral, aunque todos sabemos y además vemos y escuchamos, que los motores están encendidos hace rato por parte de los distintos actores de la política.

Se van pronunciando los diferentes apoyos y alineaciones con los postulantes de cara a las próximas elecciones internas.

Todos los partidos están en este juego, unos más definidos que otros, pero la danza de nombres está en la pista y algunas orquestas vienen ensayando.

Una de las internas que genera mucha atención es la que nos muestra el Frente Amplio, la coalición que integran la friolera de treinta y cinco agrupaciones y partidos según su propia página web, háblame de coalición.

Digamos que los principales ya se han expedido sobre a quien apoyan en la elección interna entre los posibles candidatos, Cosse, Orsi, Bergara o Lima.

Queremos detenernos en la actual intendenta de Montevideo la Ingeniera Carolina Cosse, al haber obtenido el apoyo de alguna de las fuerzas políticas con mayor poder de movilización, recursos y militancia.

El Partido Comunista y el Socialista ya optaron por Cosse, al igual que algunos otros grupos como Casa Grande, Nuevo Espacio, Brazo Libertador.

Los antecedentes políticos y de gestión más cercanos de doña Carolina, la ubican hoy en día al frente de la Intendencia de Montevideo y con anterioridad como ministra de Industria Energía y Minería y presidente de Antel.

Su actuación en cualquier actividad no pasa desapercibida, es una persona con características confrontativas, deja en sus entrevistas frases y dichos polémicos y se vale de un cierto histrionismo y dramatismo en sus declaraciones o intervenciones.

En Antel se caracterizó por no restringirse en gastos que aseguraran un alto perfil a su gestión, cuando alcanzó cifras de noventa millones de dólares en publicidad, de un casi monopolio en comunicaciones, por lo menos en telefonía fija.

Incursionó en experimentos satelitales, con una fallida incursión en el éter, con un gasto de un millón y medio de dólares, quemados seguramente en la estratósfera.

Pero se hizo más famosa con la construcción del conocido y presente Antel Arena.

Una obra polémica desde el inicio y que ha tomado actualidad debido a la gran sequía que nos afecta y que coloca en la discusión, las eventuales obras que se deberían haber realizado que aseguraran al sur del país y zonas metropolitanas, el suministro de agua potable.

Los archivos son contundentes y lapidarios, cuando todos hemos visto desde el expresidente Vázquez, al Contador Astori, así como las advertencias del exministro Huidobro, que se construiría la famosa represa de Casupá, así como la necesidad estratégica de que se contara con esa reserva tan importante.

¿Y que cosa aconteció? “Como te digo una cosa, hago la otra”, predijo el promocionado Pepe Mujica, cumpliéndose todo lo contrario y se hizo el Antel Arena según la voluntad y deseo de la Sra. Cosse.

Según los cálculos, deberán pasar más de ochenta años para recuperar tal “inversión”, pero igual hemos visto a la intendenta defender a capa y espada su obra, eludiendo como habitualmente hace, toda respuesta que pueda explicar y justificar aquellas decisiones.

Es un estadio que resulta deficitario año a año porque no hay suficientes espectáculos de ese nivel que puedan pagar el caché que debería tener.

 Además, tiene defectos en su construcción que se hacen evidentes con el paso del tiempo, pese a haber costado cuatro veces lo que cuesta un estadio de esas características en el ámbito internacional.

Más que nada, cuando se intenta esclarecer que el cálculo inicial de una obra de unos cuarenta millones de dólares a precios de Uruguay terminó costando unos ciento veinte millones, vaya sustancial diferencia que la Sra. Cosse elude ciertamente esclarecer.

No podemos olvidar tampoco, su teatral intervención ante cámaras, cuando leyó un comunicado que pretendía advertir, algunas consecuencias que podían tener el consumo de agua, cuando estuvo con ciertos valores alterados, en su intento de sollozar y “emocionarse” en algún punto de ese comunicado.

Una vergonzosa presentación, que obligó a entidades universitarias a emitir comunicados para aclarar y disminuir el pánico generado por declaraciones irresponsables de la Sra. Cosse.

Pero no es una conducta aislada la que muestra la intendenta, cuando hace pocos meses, desencadenó otra polémica, al montar un espectáculo artístico con millonarias contrataciones de artistas de dudosa unanimidad en cuanto a su valor, como para proceder a un gasto de ese porte, favoreciendo además a las extranjeras sobre las nacionales. Igualdad, bien gracias.

Un cuestionado aporte a lo cultural, teñido de un cierto sesgo ideológico político, al favorecer a artistas identificadas con las agendas globales de la ideología de género, que vienen imponiéndose y arrasando con nuestra identidad cultural.

Pero para referirnos a los apoyos de quienes optan por la Sra. Cosse como candidata a presidente en representación del Frente Amplio, observamos algunas particularidades, que ayudan a definir que nos espera si la referida señora resultara elegida en virtud de quienes la apoyan.

El Partido Comunista no requiere de mucha presentación, cuando es el hacedor de tantas cosas negativas que pesan en nuestra historia, como participante histórico de casi el 100% de los conflictos, por ser una ideología de muerte al tener cerca de ciento cincuenta millones de muertos por sus acciones en el ámbito internacional, empezando por Mao Zedong y siguiendo por Stalin y Lenin, Pol Pot, sin agotar la lista de dictadores comunistas asesinos que es larga.

Por haber destruido y provocar miserias en tantos lugares que sufrieron la aplicación de su perversa ideología, por esa defensa cerrada de regímenes dictatoriales como el de Cuba, o la persecución implacable de disidentes como nos ha ilustrado con detalles propios de la mafia la Sra. Valeria Ripoll, presidente de ADEOM.

Como leemos aquí, una propuesta sesgada y direccionada a hacer hincapié en la Ideología de Género que la Sra. Cosse apoya fervientemente, además de otras alternativas que este grupo destaca fervientemente, como es todo lo relacionado al ecologismo, el famoso cambio climático y otras consideraciones de tipo ambientalista, que la izquierda ha tomado como banderas de lucha.

También el Partido Socialista, hoy bajo la conducción del Sr. Gonzalo Civila, quien representa un ala bien radical de ese partido apoya la candidatura de Cosse.

Todo es muy coherente cuando leemos en su página web:

Para que no queden dudas

Como se puede apreciar en sus propios documentos, se siguen inspirando en Vivián Trías, un conocido espía a sueldo de los servicios secretos checoeslovacos y por ende soviéticos, que nunca ha sido cuestionado por los socialistas uruguayos, en un hecho vergonzante y de alta traición a la patria.

Siguen utilizando el marxismo y sus conclusiones para analizar la realidad, así como para inspirar sus propuestas de caminar a una sociedad en que los medios de producción estén en manos estatales.

No hay mejor forma de asegurar la miseria y el fracaso, que pretender seguir esas nefastas y perversas recetas que solo han fundido naciones, expulsado millones de personas de sus países y que estos tercos y soberbios partidos insisten en aplicar, salvo que busquen el enriquecimiento de sus élites gobernantes.

Los compañeros de ruta que está sumando la Sra. Carolina Cosse, podrían convertir a esta en una alternativa de sumo cuidado como candidata, en el sentido de los riesgos que significarían para la República, en el caso que la ciudadanía, además, le diera el voto mayoritario.

Es muy capaz de llevarnos por el camino creador de pobreza de Chávez y Maduro, cuando en el presente, seguimos escuchando a varios de sus socios con un apoyo enceguecido a regímenes dictatoriales y antidemocráticos.

Es toda una suma de voluntarismos y deseos, de que pase tal o cual cosa, que todos seamos iguales, que no haya diferencias, todo en ancas de una ideología de género, que sin dudas ha copado los estamentos ideológicos de la izquierda, quien cumple y respeta mejor que nadie, los mandatos de los poderes globales.

Los enunciados sobre políticas sociales y comunitarias, autogestión de los trabajadores y una crítica permanente a quienes tienen o son etiquetados de gran capital o “malla oro”, inundan la futura propuesta programática que prepara la izquierda.

Siempre con una incógnita a develar, de donde y como se obtendrán los recursos para atender toda esa ingeniería asistencial que se proyecta para ser interminable, cuando solo se habla de asignar, repartir, asistir, atender.

Un estado que cada vez asfixia más a quien quiere emprender y que es genuinamente, el camino seguro y serio para generar puestos de trabajo que permita disminuir la cantidad de personas vulnerables o desamparadas.

Aquí solo hicimos un pequeño repaso de algunas de sus características, de sus gestiones y acciones, a las que sumamos otras de quienes son sus apoyos, lo que deja un saldo negativo como alternativa de poder cuando mezclamos los ingredientes.

Esperamos que los amigos frenteamplistas tengan la capacidad de razonar y evaluar lo que significaría una opción triunfante como la de la actual intendente, sin que se cumpla aquella máxima del inefable Raúl Sendic que dijo “ponemos una heladera y nos votan igual”, aludiendo a Ana olivera como candidata a la intendencia.

Para eso es necesario entender, que una cosa es una cosa y otra Cosse sus apoyos.

Daniel García

2 COMENTARIOS

    • Muchas gracias Claudia. Es necesario desnudar el discurso así como los objetivos poco divulgados de los compañeros de ruta de la candidata.
      Cordial saludo!

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí