UNA RADIOGRAFIA DEL FRENTE AMPLIO

0
103

Este título pretende penetrar en lo más profundo, pero a su vez lo más simple de la filosofía frentista.

Siempre resulta como impenetrable para quienes no somos de izquierda y menos frenteamplistas, poder entender el porqué de determinadas posturas, de esa defensa cerrada de acciones y hechos, que para muchos de nosotros resulta como misterioso.

En principio digo, basta con ver cuando los medios nos muestran Congresos del Frente Amplio, de sus Plenarios y demás reuniones, para descubrir tantas cabelleras blancas, cosa que yo también tengo.

Me refiero a que la mayoría de concurrentes, pertenecen a una generación nacida sobre los años 50 y 60 y fueron testigos y participantes de los acontecimientos derivados de la Guerra Fría entre EEUU y la ex URSS, que por estas tierras no fue para nada fría y si más bien bastante caliente.

Ya hemos desarrollado en notas anteriores, algunos pormenores de este enfrentamiento, que sigue hoy dando que hablar y generando discordias.

Nuestras generaciones siguen divididas en lo que era, groseramente definido como “bolches y fachos”, queriendo significar con eso, si estabas a favor de EEUU o de la URSS.

Creo que la izquierda sigue presa de ese enfrentamiento, de ese mesianismo como hemos expresado, que les hace creer ser los únicos preocupados por los pobres, desamparados, los trabajadores, jubilados, excluidos y demás grupos distintos.

De ahí su apuesta a la Ideología de Género, los Grupos Ecologistas, Los Derechos Humanos y tantas otras opciones, que aglomeran “las buenas causas”.

Hay un par de sustentos que explican la postura frenteamplista para mi análisis: “ponemos una heladera y nos votan igual”, “si es de izquierda, no es corrupto y si es corrupto, no es de izquierda”, “lo político, está por encima de lo jurídico”

Presentado el cuadro y panorama, me zambullo en algunas interpretaciones, “ponemos una heladera y nos votan igual”. Esto lo dijo el inefable Sendic, en Montevideo es más que obvio, no importa el candidato o sus antecedentes. Ana Olivera, por nombrar una, don Erlich, o la actual Intendente. Por más que intentemos presentar argumentos, el frenteamplista igual acatará y dará su voto, tal vez por disciplina, obedeciendo mansamente lo dispuesto por el partido, lo que se cumplirá sin chistar.

Sin obras, resultados ni cambios, con todos los temas municipales incambiados, la realidad ha transitado sin sustanciales variaciones, la basura es emblemática ya, para ser sinceros, ninguna, impuestos y tributos, multas, todo se ha multiplicado sin freno. Pero para los frenteamplistas, una maravilla de gestión.

Carolina Cosse, acosada por los gastos sin explicar del Antel Arena, ha sorteado la prueba sin problemas y hoy ejerce como Intendente.

“Ser de Izquierda no es corrupto y si es corrupto no es de izquierda”, otra máxima de don Raúl Sendic hijo, que ha absuelto para siempre de cualquier culpa a la izquierda.

Eso es mesianismo al máximo, creer que por pensar de determinada forma, nos pone en una categoría superior, inmunizada de cualquier mal, proyectada como pura e inmaculada.

Sendic no podrá mostrar nunca sus credenciales en genética humana, como nos quiso embaucar, pero si, con sus posiciones e interpretación de lo que debe pensar el buen ser de izquierda, habrá que sacarle el sombrero. Esto ha permitido al frenteamplista, pensar que solo ellos son transparentes, honestos y defensores de lo correcto. Tan así es, que aunque tengan en sus filas autores de asesinatos, secuestradores, ladrones y otras bellezas, no se les mueve un pelo y esto no está en ninguna categoría de discusión.

“Lo Político está por encima de lo Jurídico”, con la clara contribución del Pepe Mujica, quien se encargó de definir la poca importancia de las leyes, sobre cualquier conveniencia de lo político.

Ahí tenemos las consecuencias de no considerar, ni entender que las leyes dictadas a nivel parlamentario, están por encima de las interpretaciones ocasionales, siendo lo político subordinado en este caso.

Esto ha traído a nuestro ruedo, todo aquello relativo a interpretaciones como el caso de la Ley de Caducidad, por lo que se ha considerado, que lo circunstancial en mayorías, puede violar cualquier alternativa. El atropello de la Constitución, no respetar normas básicas del Derecho, no acatar observaciones del Tribunal de Cuentas, por nombrar algunas “perlitas”, son muestras elocuentes de esta barbaridad que justifica el accionar de la izquierda.

Lo político por encima de lo jurídico, trastoca todo el ordenamiento conocido, pero de eso se valen muchos jueces para determinar cualquier tipo de violación de las normas.

En una demostración de obediencia inaudita, cuando se ha criticado en forma ostentosa la obediencia debida a nivel militar, siendo aquella una verdadera obediencia debida, pero a nivel ideológico sin ninguna justificación.

Estas tres grandes premisas, guían al Frente Amplio hoy en día, por eso es difícil cualquier discusión, más difícil entenderlos en sus razonamientos y es porque siempre tienen un sustento ideológico que los justifica.

Tener una alianza estratégica y de hermandad con la Central Sindical, la que nos grita que es “independiente”, no ruboriza en nada a la izquierda, que une esfuerzos en todo aquello que pueda debilitar y desgastar al gobierno.

De ahí, esa unión para juntar firmas, apoyar el plebiscito para derogar 135 artículos de la LUC, realizar movilizaciones, paros que torpedean la producción nacional, como recién comprobamos con los exportadores, productores de leche, enseñanza y cualquier actividad que la izquierda quiera tocar para provocar daños irreparables. Decimos, el Gobierno debe ejercer la autoridad sin temor, es parte de su obligación y del mandato recibido.

Sabemos que la acción de izquierda paraliza, pero es preciso aplicar la ley, respetar la Constitución y poner los intereses supremos de los ciudadanos por encima de las corporaciones que atentan contra la Nación

Siempre alguna de las premisas que mencionamos, justificará cualquier acción, no verlo es ser parte de la llamada “ceguera voluntaria”, no analizarlo, es dejar espacios a la acción disolvente y corrosiva, esta radiografía, espero nos ponga más cerca de poder comprender a este rival siempre complejo, estando alertas!.

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí