Xiomara Castro ya es la nueva presidenta de Honduras y la primera mujer en el cargo

0
729

Xiomara Castro saluda a simpatizantes tras su juramento como nueva presidente de Honduras, en el Estadio Nacional Tiburcio Varias Andino en Tegucigalpa, Honduras. 27 de enero de 2022. © Bienvenido Velasco / EFE

Este jueves 27 de enero, Xiomara Castro fue investida como la primera mujer presidenta de Honduras tras ser elegida en las urnas el pasado 28 de noviembre. La izquierdista empieza una legislatura de cuatro años, en la que tendrá que encontrar solución a los grandes problemas de la nación: la pobreza, la corrupción y el crimen organizado.

Es la primera vez en 200 años tras la independencia de Honduras que una mujer es la líder máxima del país.

Xiomara Castro se posesionó este jueves 27 de enero como presidenta de Honduras en un acto multitudinario en el Estadio Nacional de Tegucigalpa, la capital del país. Tras doce años de gobiernos conservadores, la izquierda vuelve con la exprimera dama al mando.

“El Estado de Honduras ha sido hundido estos últimos doce años y lo recibo en bancarrota, el país debe saber qué hicieron con el dinero y donde están los 20 millones de dólares que sacaron en préstamos. Mi Gobierno no continuará la vorágine de saqueos que ha continuado a las generaciones de jóvenes la deuda que contrajeron a sus espaldas. Debemos arrancar de raíz la corrupción de los doce años de dictadura”, dijo Castro durante

La nueva mandataria agregó que su Gobierno está comprometido “con nuestra propuesta del socialismo democrático, a sentar las bases de combate frontal a la corrupción, para que estos hechos que nos han avergonzado jamás vuelvan a repetirse”.

La mandataria afirmó además que la refundación del país centroamericano comienza por el restablecimiento del respeto al ser humano y se comprometió con “no más narcotráfico, ni crimen organizado”.

“No más escuadrones de la muerte, no más silencio ante los feminicidios, nos más sicariato, no más narcotráfico ni crimen organizado”, dijo.

Vuelve la izquierda, doce años después del derrocamiento de Zelaya

Xiomara Castro es la esposa del expresidente hondureño, Manuel Zelaya, quien fue derrocado el 28 de junio de 2009. Sus opositores aseguran que fue derrocado por, entre otras, coquetear con Venezuela y Cuba y saltarse varias leyes de su país. Sus seguidores lo consideran un golpe de estado.

En su discurso de este jueves, la exprimera dama no dudó en criticar a los gobiernos que surgieron tras la caída de Zelaya, asegurando que su nuevo gabinete hereda una “catástrofe económica” que “no tiene paralelo” en la historia de Honduras y que la deuda se multiplicó por siete bajo sus dos predecesores conservadores.

Durante los próximos cuatro años, Castro afrontará grandes retos como la pobreza, que toca a casi el 70 % de la población, la migración forzada y la corrupción, que ha llegado incluso a salpicar al presidente saliente, Juan Orlando Hernández.

Otro de los retos para Castro en este debut de carrera presidencial es la disputa que tiene con disidentes de su propio partido, quienes votaron la semana pasada por Jorge Cálix para la presidencia del Congreso, dejando de lado a Luis Redondo, el otro presidente propuesto por la mandataria.

La pelea surgida entre los parlamentarios por esta doble dirección del Parlamento evidencia la división que rodea la llegada al poder de la izquierdista. Además, horas antes de su investidura, Castro se reunió con Jorge Cálix, a quien llamó “traidor” en el pasado, para luego ofrecerle un puesto en su gabinete.

El rey de España y Kamala Harris, entre los asistentes a la investidura

Xiomara Castro, del Partido Libertad y Refundación, asumió la presidencia rodeada de líderes de izquierda de varios países latinoamericanos.

Entre los máximos dirigentes estuvo presente el rey de España, Felipe VI, el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, y el primer ministro de Belice, Juan Antonio Briceño, así como vicepresidentes, los ministros de Exteriores de México, Nicaragua y Panamá, y expresidentes de América Latina y el Caribe.

Además, a la ceremonia participaron la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris; la de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner; el de Cuba, Salvador Valdés Mesa; la de República Dominicana, Raquel Peña, y el de Taiwán, William Lai.

Por su parte, el presidente de El Salvador, NayibBukele, y el de Nicaragua, Daniel Ortega, no asistieron a la ceremonia, así como representantes del Gobierno de Venezuela.

Durante la ceremonia, el rey de España y la vicepresidenta de Estados Unidos subieron al escenario, donde fueron aplaudidos por los asistentes. “Nuestra relación con Honduras es importante”, escribió Kamala Harris en su cuenta en Twitter más temprano ese día. La funcionaria lidera actualmente la política estadounidense en los países del triángulo norte de América Central: El Salvador, Guatemala y Honduras.

Fuente: France 24

Con EFE, Reuters y medios

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí