ACLARACIONES NECESARIAS

0
414

Sobre el caso del Jefe de Seguridad personal del Presidente ya di ayer mis primeras impresiones en la televisión y por supuesto que no me agrada para nada lo sucedido.
Valoro la pronta respuesta del Presidente y que haya dado la cara pero no me es suficiente.
Me consta algunas cosas que debo reseñar en honor a la verdad. El responsable directo de la contratación del Jefe de seguridad personal es el Prosecretario de Presidencia. Pero en este caso el propio Presidente sin que nadie se lo pidiera asumió él personalmente toda la responsabilidad.
El jefe de seguridad ya había sido denunciado en setiembre de 2021 por el medio La Diaria respecto de las 20 indagatorias por presuntos delitos que vienen desde larga data (2003). Fue en el año 2012 que esas denuncias se multiplicaron por acusaciones de delitos de todo tipo y color.
Debo entender que el Presidente estaba al tanto de las denuncias así como estaba al tanto que nunca se había llegado a decisión judicial firme condenatoria en ninguna de ellas. Por tanto, lo que supongo valoró el presidente es la «confianza en la prestación del servicio de custodia». Confianza personal o partidaria ganada en muchos años al servicio de una causa de seguridad. En estos casos uno sabe que no está contratando a la «madre Teresa de Calcuta» para proteger tu integridad física y la de tu familia.
No obstante ello, esos valores que son -hasta humanos- en mi humilde entender no corren cuando sos Presidente de la República. Allí tenes una investidura superior y representas intereses muy importantes y sagrados. La situación que se vive desde ayer es además desagradable porque supone una nueva indagatoria por supuestos delitos nuevos cometidos en el presente. Allí por ahora no corresponde pronunciarme porque solo el tiempo y la justicia dirá sobre la veracidad y contundencia de la acusación.
En cualquier caso todo esto debió ser evitado. Por el bien de la imagen de un Presidente que tiene un amplio respaldo popular y que eso es el sostén principal de la Coalición de gobierno.
Como la mujer del Cesar….en este duro desafío de los tiempos «hay que -no solo- serlo sino también parecerlo».
En cualquier caso extiendo mis deseos que se arroje luz sobre todo esto y en lo que a mí respecta no cambia mi aprecio y consideración sobre la gestión presidencial a la que seguiré apoyando. (Luis se lo ha ganado pero que no lo pierda por tonterías). La diferencia es que hasta ahora era incondicional. A partir de ahora exigiré más profesionalismo y apego a la racionalidad porque es mucho lo que está en juego en este país. A no alimentar a un adversario inescrupuloso que está esperando cualquier error para convertir a este país en un socio más del neo chavismo. No me sirven las excusas de las barbaridades y corruptelas de nuestros adversarios. Nosotros tenemos que ser prolijos y punto.
jrpuppo.

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí