CINCUENTENARIO DE UNA ELECCIÓN PRESIDENCIAL. Por Hilario Castro Trezza

0
168

El 23 de setiembre de 1973 la fórmula Juan Domingo Perón-Estela Martínez de Perón triunfa, por el 61.85% de los votos, en las elecciones para Presidente y Vicepresidente de la República Argentina. Perón ganaba por tercera vez la Presidencia de la Nación, lo había hecho con anterioridad en los comicios de 24 de febrero de 1946 y 11 de noviembre de 1951.

Pero para comprender la relevancia de este hecho histórico, acaecido hace cincuenta años, debemos contextualizarlo. Perón había sido derrocado por un golpe militar, denominado Revolución Libertadora (1955-1958), el 16 de setiembre de 1955. El líder justicialista y su movimiento fueron proscriptos, por los militares, durante diecisiete años.

El último Presidente de facto de la denominada Revolución Argentina (1966-1973) el Tte Gral Alejandro Agustín Lanusse llevó a cabo una apertura política, la cual habilitó el retorno de Perón, por pocos días, a su país el 17 de noviembre de 1972.

El gobierno de facto convoca a elecciones para todos los cargos públicos electivos el 11 de marzo de 1973, pero Perón es inhabilitado por los militares con el absurdo argumento de que no tenía residencia en el país. Por ello se debe optar por una fórmula alternativa Héctor Cámpora- Vicente Solano Lima, quienes bajo la coalición FREJULI (Frente Justicialista de Liberación) triunfa por el 49% de los votos y asumen sus cargos el 25 de mayo de 1973.

Cámpora representaba el ala izquierda del peronismo, sus primeras medidas fueron restablecer relaciones diplomáticas con Cuba, conceder una irrestricta amnistía a los guerrilleros presos o exiliados y suprimir la Cámara Federal en lo Penal, etc. Por ello se enemistó con el ala derecha del peronismo. Perón, desde Madrid, estaba muy preocupado por la infiltración montonera en el movimiento y en el gobierno y tomó distancia de Cámpora. Ello determinó que Cámpora y Solano Lima renunciaran a sus cargos el 13 de julio de 1973, asumiendo interinamente la Presidencia Raúl Lastiri yerno de José López Rega, fundador de la triple A (Alianza Anticomunista Argentina) grupo terrorista de extrema derecha.

El 20 de junio de 1973 Perón y su esposa regresan al país y se postulan para las elecciones presidenciales cuyo cincuentenario hoy recordamos. Asumen el 12 de octubre de 1973, fecha tradicional de asunción presidencial desde 1862 a 1928. Su gobierno enfrenta un incremento de la escalada terrorista tanto del ERP como de Montoneros, éste último movimiento subversivo el 25 de setiembre de 1973 había asesinado al Secretario General de la CGT (Confederación General del Trabajo) José Rucci, que era íntimo amigo de Perón. Ello lo determinó a proclamar, antes de asumir la Presidencia: “A los enemigos embozados y encubiertos o disimulados, les aconsejo que cesen en sus intentos, porque cuando los pueblos agotan su paciencia suelen hacer tronar el escarmiento”.

Ante el ataque el 19 de enero de 1974, por parte del ERP, al Regimiento de Caballería Blindada de Azul, donde los terroristas cometen abominables crímenes y vejaciones, el Tte Gral Perón le escribe a sus camaradas: “el reducido número de psicópatas que va quedando sea exterminado uno a uno para bien de la República”.

El 16 de mayo de 1974 recibe en el aeropuerto de Morón al Presidente de la Junta de Gobierno de Chile el Gral Augusto Pinochet, a quien condecoró con la Orden de Mayo. El 6 de junio de 1974 viaja a Asunción para visitar a su viejo amigo el Presidente de Paraguay el Gral Alfredo Stroessner. El 1 de julio de 1974 fallece y lo sucede su esposa, que era la Vicepresidenta, María Estela Martínez de Perón.

El accionar subversivo se incrementa a grados inimaginables y la crisis económica llega a niveles inesperados. El Operativo Independencia en Tucumán contra el ERP y el decreto de aniquilamiento del accionar subversivo en todo el territorio nacional, le dan un gran protagonismo a las Fuerzas Armadas para llevar a cabo una represión sórdida.

 El 24 de marzo de 1976 las Fuerzas Armadas deponen a la Presidenta de la Nación, disuelven el Congreso Nacional, intervienen todas las Provincias y Municipios y disponen un total receso político y sindical. Un Gobierno con una autoridad política perdida, acosado por el terror y el contra terror y con una inflación descontrolada, fue sustituido por una dictadura cruel e impiadosa que terminó el 10 de diciembre de 1983, en el más absoluto de los fracasos políticos y económicos.

Vista en retrospectiva la elección de Perón, hace cincuenta años, que suscitó tantas esperanzas y expectativas, fue una demostración de que el mito gozaba de buena salud, pero ello duraría muy poco tiempo. El populismo mesiánico es eficaz para ganar elecciones y crear ilusiones, pero es ineficaz para solucionar problemas, sólo los agrava y de ello la Argentina es un ejemplo sin parangón.

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí