CRISIS POLÍTICA LATINOAMERICANA, COLONIALISMO SILENTE. Por Joise Morillo

0
236

Antes de las elecciones presidenciales de Colombia en 2022 advirtiéndoles a los colombianos escribí lo siguiente:

Honestamente, ¡Me entristece y me duele en el alma pensar que el noble pueblo colombiano caiga en las redes del comunismo y sufra la debacle que está sufriendo mí también noble pueblo venezolano!

Platón quien en su libro “La república o el estado” dice que el Estado es como una gran familia, la diferencia la establece el número de habitantes o componentes, en su libro “el banquete” destaca lo que los voluntarios de poder -Nietzsche- hacen para engañar al pueblo y hacerse del poder, dizque con el gobierno del pueblo. Sí pero para someterlo y mantenerse con el gobierno para siempre y al pueblo que le dio el poder como un buen padre que otorga responsabilidades a su hijo mayor, esclavizado. En este caso ese hijo mayor comete parricidio (Platón, libro noveno de La Republica o el Estado). En el Banquete platón dice lo siguiente:

«Tenlo por seguro, Sócrates, ya que, si quieres echar una mirada a la ambición de los hombres (…) te quedarás maravillado de su insensatez, al pensar en qué terrible estado les pone el amor de hacerse famosos y de dejar para el futuro una fama inmortal.»

Ahora bien, con motivo de haber ganado las elecciones del 2022 Gustavo Petro y sus secuaces ambiciosos para los cargos gubernamentales, provinciales y presidenciales de Colombia; les reitero, a jóvenes adolescentes, a jóvenes maduros y ancianos colombianos electores, que, ustedes, los seguidores de a pie del socialismo, los descamisados de Evita Perón, los estúpidos de Stalin, el pueblo manipulable de J.D. Perón, los intelectuales desapercibidos, los románticos de la utopía socialista y la gente común, productiva, la que trabaja honestamente y sufre las afrentas cotidianas, los ingenuos, colectivos y misioneros ignorante combatientes, son el objetivo. Por ende, deben saber que los líderes izquierdistas son especialistas en engañar tanto al populacho (de Hannah Arendt) como a algunas mentes más perspicaces; pues, estos zurdos siniestros, tales que el flautista de Hamelin, encanta, hipnotizan su sentido común para ganar apoyo.  Luego, atacan el intelectualismo crítico y sus postulados anti comunistas tiránicos para evitar se les descubran sus verdaderas intenciones y propósitos tiránicos hegemónicos. 

Ahora, estén pendiente y luchen, traten de ganar la empatía y la sociedad con los militares, pónganlos de su lado. Como pueden ver Petro ya está planteando cambiar la constitución y eliminar la producción petrolera, ese es el primer índice de destrucción.

En una entrevista del International Institute of Democracy en USA, La politóloga venezolana Molly de la Sotta, fue abordada con la siguiente pregunta:

¿Hacia dónde va Venezuela?

Su respuesta, fuera de lo drástico o exagerado y enfocada en una triste verdad, fue esto, cito:

“Venezuela como República ya no existe, tras más de 20 años en el poder los resultados del Castro chavismo en Venezuela nos hacen pensar que perdimos la guerra no convencional en contra de nuestro sistema político económico y social; el desplazamiento forzado es una de las consecuencias y Venezuela tiene según la ACNUR la segunda crisis de desplazamiento de mayor magnitud a nivel mundial. 

La fuerte oleada migratoria iniciada en 2015 produjo hasta diciembre en 2022, fue de 7.130.000 millones de personas refugiadas, migrantes y solicitantes de asilo venezolanos. Cabe destacar que en los últimos cuatro años salieron más de 5.400.000 millones de migrantes.

Venezuela cambió la demografía; según las proyecciones para el año 2022 la población debería de ser de 33.300.000 millones de habitantes, si le restamos el número de migrantes podemos afirmar que hay un aproximado de 26.000.000 millones de habitantes. Por tal motivo, se puede afirmar que nos sitúa según el Instituto Nacional de Estadística, en el año 2005. O sea, perdimos 17 años de crecimiento demográfico según el proyecto y en COVID. 

La reducción de la población obedece principalmente a la emigración masiva pero también a una caída de la natalidad y a un aumento de la mortalidad, se estima que el 60% de los inmigrantes tiene entre 15 y 50 años, hemos sufrido la pérdida de personas en edad productiva y difícilmente recuperaremos la población perdida. Somos un país de viejos y niños y esto es un impacto traumático similar a la de una guerra. Venezuela tiene la economía más inflacionaria en El Mundo; el aparato productivo de todos los sectores fue destruido y no tenemos fuerza laboral suficiente -dicho sea de paso- tampoco se está formando. El salario mínimo es de 6 dólares mensuales y la canasta básica es de 400 dólares. Según el Seguro Social aproximadamente 5 millones de jubilados reciben 10 dólares mensuales. La industria petrolera, principal fuente de recursos económicos y empleo, fue destruida al igual que el tejido industrial.”

Teniendo este conocimiento se puede afirmar que así pretende el Castro Chavismo bolivariano extenderse por América latina. El Peligro acecha, ya se tiene en Nicaragua, en Cuba lleva más de 65 años, se ha experimentado en Bolivia y Argentina incluso en Brasil, se peligra con Perú aun con la destitución de Castillo, se peligra con Boric en Chile y en mayor grado en Colombia con Petro. El mismo sesgo acecha a Ecuador y un caso curioso es Uruguay desde Pepe Mujica. Un Colonialismo Silente se está protagonizando por la injerencia comunista del Castro chavismo en Latinoamérica 

El mundo democrático propiamente dicho o, por lo menos, el mundo que constituye un patrón político donde existe justicia social, seguridad jurídica, respeto a la empresa privada, respeto a la libertad de expresión y de movimiento, seguridad alimentaria y de salud, no sale del asombro que ocasiona la existencia de individuos (lideres) en quienes persisten sesgos de barbarie respecto a mantener una sensible interrelación violenta, tanto cultural como política entre su nación y la nación de los vecinos.

La columnista Sadcidi Zerpa de Hurtado en «el Republicano liberal II» de Venezuela, en un artículo publicado el 21-06-2022 titulado: «SEGURIDAD ALIMENTARIA, COOPERACIÓN Y G20, dice lo siguiente:

«En poco más de dos meses, la situación alimentaria mundial ha ido de mal en peor. Los llamamientos cayeron en saco roto, incluso, si de alguna manera Ucrania gana la guerra, pasarán décadas antes de que su economía y sus exportaciones agrícolas vuelvan a sus niveles anteriores»

Yo por mi parte añado: de nuestro lado, en la América Latina, la gleba comunista no cede espacio al para acabar el desosiego de nuestras naciones ya maltratadas políticamente, en otrora por el colonialismo español, luego por la saga caudillista de finales del S. XIX y principios del siglo XX, pasando por dictaduras militaristas y populistas, para finalizar en una primavera pseudo democrática que muy pronto ha caído en un vacío retórico que solapa un deseo centenario de poder de los revolucionarios de la desesperación marxista.

El ejemplo lo han sufrido por varias décadas países -exceptuando Brasil- que en un pasado no muy lejano gozaban de muchísima mayor libertad individual, seguridad jurídica y respeto a la propiedad e industria privada con un patrón de subdesarrollo económico cómodamente pujante.

Para estos países la tortilla política se ha volcado con un colonialismo maquiavélico silente, generado por directrices propagandísticas diseñadas en el seno del aparato estratégico castro comunista -ahora chavista- para expandir sus tentáculos colonizadores entre las esferas sociales más sensibles de sus poblaciones. 

Poblaciones marginales y sectores populares son invadidos por misioneros con un propósito definido, sembrar odio a todo lo que sea producto del esfuerzo de la voluntad individual o privada basado en el deseo de acabar con una supuesta explotación de un sector desposeído por parte de otro explotador (plusvalía). Este mecanismo complementado por la actividad subversiva urbana, protestas violentas comandadas por líderes mercenarios, han sustituido la guerra de guerrillas, derrotadas en el siglo XX, para ganar votos y ganar elecciones. Habiéndose del poder, transforman el aparato democrático en un totalitarismo criminal de corte tiránico. El primer paso, acomodar la constitución al beneficio de los electos comunistas, segundo expropiaciones, tercero crear dependencia alimentaria, cuarto desarmar la población, quinto regular y racionar servicios públicos, sexto controlar el transporte y suministro de combustibles, paralelo a todo esto darle prioridad a la creación de cuerpos represivos para defender una revolución inventada cuyo verdadero propósito es proteger a los líderes del gobierno.

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí