DELO POR HECHO…

2
470

La famosa frase de Tabaré Vázquez cuando era candidato a Intendente de Montevideo resuena actualmente a más de 30 años de gobierno frenteamplista en la Intendencia Capitalina.

“Delo por hecho”, se refería a la rebaja de un 40% en el precio del boleto, hasta la misma erradicación de los basurales de la ciudad.

Con su gran capacidad de seducción y promesa fácil, así como demagógica, la mayoría de los montevideanos le dio su voto y así la izquierda se hizo con el gobierno de la capital.

¿Qué aconteció?, en verdad nada, ni esa propuesta, ni tantas otras fueron cumplidas, como tampoco los cisnes, prometidos por el también Intendente Arana, que nadarían en el Arroyo Miguelete después de ser transformado en una especie de Danubio Azul.

Luego estuvo Ehrlich que no me acuerdo que prometió, como casi nadie se acuerda que fue Intendente, o la inefable Ana Olivera, famosa por su cercanía a algún modelo de heladera y don Martínez, aquel saltarín famoso festejando la derrota de las elecciones, que luego parece se dedicó a fabricar respiradores para la pandemia, los cuales en cualquier momento estarán disponibles.

Luego de este breve repaso por los últimos Intendentes que ha tenido Montevideo, llegamos a la actual gobernante, la Sra. Cosse, con el pesado antecedente del monumento al despilfarro llamado Antel Arena, que está en la órbita penal.

Tenemos una Intendencia que es una máquina de recaudar dinero, así como se destaca por su alta capacidad de triturar esos recursos en forma casi mágica.

Estadísticas que circulan por ahí, muestran la cantidad de funcionarios que la Comuna tiene, así como su distribución.

Cerca de 8700 personas, donde algunos sectores llaman la atención, por la cantidad de funcionarios que disponen.

En ese detalle, aparecen sectores, como el vinculado a la cultura, que sobresale con una dotación de más de 1300 personas.

Cosa que no es casualidad, si tenemos en cuenta el objetivo y consigna de la izquierda para ocupar aquellos espacios dedicados a la cultura, siguiendo claramente lo establecido por el famoso pensador Antonio Gramsci, intelectual y activista político, perteneciente al Partido Comunista italiano.

La Revolución Cultural a la que nos hemos referido, pregonada por Gramsci, por la cual la izquierda, con la dirección clara del Partido Comunista, trabaja hace décadas, tomando el control, influenciando en planes de estudio, en el relato de la historia, la música, artistas de todo pelo y distintos tipos de actividades culturales, educativas e incluso sindicales, donde un solo signo se impone.

Los primordiales cometidos de cualquier Intendencia, limpieza, saneamiento, tránsito y vías de circulación, están relegadas a segundos planos, por lo que todos somos testigos, que vivimos en una ciudad mugrienta, con un caos en el tránsito, calles deterioradas y zonas que carecen de un mínimo estado de salubridad, conviviendo cientos de ciudadanos con deshechos de todo tipo.

La primera medida que tomó Cosse al llegar a la Intendencia de Montevideo fue hacer ingresar a más de 100 compañeros de su sector, asumiendo un gasto de 5 millones de dólares anuales, como si la intendencia fuera una agencia de colocaciones o una fuente de trabajo. 25 millones en el quinquenio. Si cerrara TV ciudad, que cuesta otros cinco millones, ya tendría el dinero para sus obras de saneamiento. Pero no, ella quería endeudarnos por 25 años.

Acontece, que se destinan los recursos a otras actividades, como las políticas de género, apoyar artistas, mantener un canal de televisión que nadie mira y que se basa en proselitismo ideológico y político.

Funcionarios que gozan de beneficios que pagamos los contribuyentes, por lo que las cifras asignadas a retribuciones y funcionamiento devoran dineros que no llegan a las funciones primordiales ya mencionadas.

Pero, además, la Intendencia ha instalado un sistema perverso y que fomenta la injusticia, castigando a los “nabos de siempre”.

Los impuestos de puerta que atienden a los servicios de barrido, recolección de residuos, etc. ¿Por qué razón, quien vive en barrios considerados residenciales, deben abonar tarifas superiores a quienes viven en otros barrios, si se supone que es idéntico el servicio recibido?

Sería interesante saber también, por qué el famoso servicio de guinchado de vehículos mal estacionados solo funciona en las zonas céntricas y barrios costeros. Será por el criterio de que pague más el que tiene más que puede ser válido para impuestos pero de dudosa procedencia cuando se trata de servicios o multas que deben basarse en principios de justicia y sentido común y no en predicamentos marxistas que nada tienen que ver con los fundamentos de la recaudación municipal.

Hay lugares de Montevideo que operan como zonas liberadas, donde nadie concurre, ni inspectores y menos el sistema de guinchado, cuando es una anarquía los lugares donde se estaciona, como se circula y las diferentes irregularidades que se podrían constatar. Se trata de zonas que cada vez están peor en lo que hace a saneamiento y basura ya que el frente amplio encuentra votantes potenciales en el descontento que siembre, incluso en las zonas que mal administra.

Sucede seguramente, que nadie se anima a realizar controles, poner multas o llevarse un vehículo abandonado, sin llegar a recibir con certeza agresiones, poniendo en riesgo su integridad física.

Más fácil es, dar vueltas todos los días en determinadas zonas, donde el premio y la recaudación es segura. Son como tiburones que cazan en lugares de pesca fácil, mientras la mayor parte de Montevideo funciona en un mundo paralelo, irregular y sin controles, y a la vez sin inversiones, sin progreso y sin esperanza.

Esto lo podríamos extender a los contenedores, las veredas, los radares y tantos otros controles que terminan aplicándose en una parte de la ciudadanía, alentándose la informalidad., ya que buena porción de los ciudadanos vive en un “no pasa nada” que se vuelve eterno.

Los cálculos indican que la Intendencia recauda a razón de 2 millones de dólares por día, lo que proyectado al año da cifras millonarias, unos 700 millones.

Y, así y todo, igual no le alcanza a Doña Carolina, por lo que salió a gestionar un préstamo millonario, que gracias al buen criterio de la mayoría de la oposición no llegó a concretarse.

Esto hubiera sido una barbaridad, considerando quien es responsable de la gestión, teniendo en cuenta los antecedentes de gastos faraónicos de un Antel Arena aún no explicados.

Obviamente la izquierda aglutinada en el nuevo PITFACNT, reaccionó a la negativa del préstamo, usando argumentos amañados y mentirosos sobre lo que pasará al no ser aprobado tal endeudamiento.

Una izquierda que luego de 15 años de gobierno, ha dejado un tendal de deudas, despilfarros, malas inversiones, peores gestiones, cuando no, negocios ruinosos y aún no suficientemente aclarados e investigados, no cuenta con garantía de ser capaz de administrar y utilizar en buena forma tales dineros. Si sumamos ANCAP, PLUNA; CASINOS y otros desastres, llegamos a unos 5000 millones de dólares. El doble del déficit fiscal.

La realidad es contundente, ya que como vemos se gasta mucho y mal y además en cosas que no son tareas propias de la Intendencia.

La histórica y permanente falta de autocrítica por parte de la izquierda, provoca que nunca digan, si nos equivocamos en esto y aquello, es cierto deberíamos cambiar y revisar cómo funciona y en que gastamos el dinero.

El otro asunto a considerar es, que cosa debería acontecer para que los montevideanos ante estas realidades acumuladas en más de 30 años de gobierno, no hayan considerado cambiar su voto.

Este es el desafío me parece, que deben encarar las autoridades de la Coalición, reconquistar Montevideo, que es una tarea impostergable, racionalizar el gasto y en que, modernizar la gestión es el camino, jugaría todos los boletos a esto, hasta me animaría a decir, “delo por hecho”.

2 COMENTARIOS

  1. La fantasía de los cisnes de cuello negro nadando en el Miguelete es una imagen grabada que quedó en mi mente aquel día que por cadena de televisión lo trasmitía el difunto y no menos vende humo de Tabare V.ya pasaron 32 años y lo único negro que vimos en su intendencia y Gobierno fue esa mano que se llevó los dineros públicos vaciando las arcas y endeudando al País por creo hasta tres generaciones…..
    Exelente la nota de la semana.. abrazo y muchas gracias.

    • Muchas gracias Claudia. Asombrosa la capacidad de la izquierda para engañar y confundir. Han multiplicado varias veces el presupuesto desde que gobiernan con resultados paupérrimos. Sin embargo la mayoría de la capital parece no querer ver en actitud de ceguera voluntaria. Un abrazo

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí