EL ESPÍRITU DEL COMUNISMO ES RETRÓGRADO. Por Joise Morillo

0
236

Para poder expresar una idea acerca de un tópico polémico se debe tener un fundamento teórico. En primera instancia, basado en su origen, luego considerar las variables que conforman su parámetro en el caso de que sea una entidad matemática o las condiciones o características en el caso de que sea en derivación de la conducta humana. Esto anterior compete a deslindarse de cualquier elemento que deteriore la imparcialidad. Contemplado esto, hagamos un paréntesis para concebir de forma probable, comunidad.
Es aquí, en concebir comunidad, donde el objeto se transfigura de forma matemática, pues el concepto deriva de la unión de variables llamadas individuos con lo cual se conforma un parámetro prístino llamado grupo. Es una asociación de entidades cuyos objetos difieren en características. Empero, tal grupo al manifestarse complacidos con un objeto aceptado por unanimidad; bien sea por necesidad o placer se establece una comunión. Por ende, comunidad. No hay otra forma de concebir comunidad donde se prive el concurso de partes. Por eso, el despotismo que es la forma actual de desarrollar los comunismos, solapados eufemísticamente con socialismo, desde el principio de su concepción está errado. Están errados por ambigüedad de proceder.
Hasta ahora el liderazgo comunista ha mostrado una rebeldía impositiva donde se intenta la ruptura total de patrones sociales que defienden el orden y la armonía. O sea, la paz ciudadana, y no es que se otorgue una posibilidad de diferencia cultural donde se diversifiquen lo sagrado y lo profano -dicho sea de paso, descartemos teología- sino, no tener en cuenta la diferencia que representa la maldad en contra de la paz, la que hay entre individuos y la interpretación común que existe de lo que es bueno en todas las culturas.
Es una cuestión de principios básicos, el asunto no es tomar las riendas de una comunidad y auparlas para que cada quien haga lo que se le venga en ganas. La idea es bienestar social en todo caso. La idea no es hacerle el trabajo a quien lo puede hacer, ni destruir los principios culturales basados en el conocimiento adquirido con el contacto de la naturaleza y la observación de su desenvolvimiento para llevarlos al alcance de quienes no tienen la inquietud científica, pero sí la de aplaudir y ejercer la labor manual. La idea es comulgar para vivir en paz. ¡Eso requiere consenso! La idea es producir para sí y para los demás que integran aparatos productivos de diferentes indoles donde se adopten siempre mecanismos propios de verdadera justicia.
Aristóteles asociaba la causa de las revoluciones -que es el alter ego del comunismo actual- al resentimiento de quienes de algún modo aspiraban privilegios asociados al poder, por un lado, y por otro, a la envidia que sentían quienes aspirando privilegios y no los podían obtener y si otros. De modo que la conspiración entre miembros de un mismo gremio o grupo era la orden del día.
Por tal motivo, la hipocresía y la traición no sesgaba otro camino que «el fin justifica los medios».
Así con ese espíritu ha funcionado el despotismo que es la forma errada, de principio, en que los comunistas quieren plantar su hegemonía en el mundo. Su peor estigma genérico es el nepotismo basado en una fidelidad hipócrita y, que es la que destruye cualquier índice de felicidad que merece a quienes denominan proletariado (soberano) cuyo nombre es un sofisma más en alusión de las luchas de clases con lo cual intentan demostrar un valor -en teoría- que nunca le han dado a quienes los han llevado al poder, al pueblo.
A pueblos, ignorantes de política y civismo aguijoneados en su espíritu por zánganos con deseos de poder, holgazanes de verborrea fluida y sin escrúpulos tal que tahúres. A pueblos que le ha sido enajenada su cotidianidad y con ella su mentalidad con discurso victimizador donde se calumnia y satanizan liderazgos gubernamentales que ha mantenido a sus pueblos si no, óptimamente, con una sociedad pujante y economías prósperas como lo fueron Cuba, Venezuela, Argentina, etc.  El espíritu del comunismo es retrógrado pues si bien es cierto que revolución es devolver el orden establecido, el del comunismo actual se remonta a la era antes de Pericles, cuando los gobiernos en las esferas de lo que es la madre de nuestra civilización se constituían de tiranías o más atrás aún a la época cavernícola donde imperaba la ley del más fuerte. El corolario del comunismo es la comunión del abuso del poder y la corrupción.
El déspota se cree con derecho a espetar cuánta blasfemia le parece.
En las derivadas de la conducta humana tenemos como base la consciencia y la inconsciencia. Esta última aflora cuando no hay temor a la censura, es cuando el descaro y el cinismo fluye desde el fondo de sus almas. La mentira es la más significativa de las variables del parámetro comunista, la demagogia sesga en el mismo vector. No obstante, la ironía, cinismo y el descaro se apropian del genio de esos creadores de caos por excelencia.
Repito el déspota se cree con derecho a espetar cuánta blasfemia le parece. Un caso fue Andrés López Obrador quien el 22 de agosto de 2022, en un arrebato de filosofía política dijo: “Un gobierno sin corrupción no sirve para nada”: ¿Qué les parece, lo
traicionó el inconsciente?
Otro fue Nicolás Maduro quien, justificando su promoción a la miseria del pueblo venezolano, dijo: «En Venezuela estamos jodidos pero felices».
Y más reciente el ex terrorista Gustavo Petro, haciendo alarde de jurista dijo, parafraseando: «Si cambiamos el nombre a algunos delitos dejan de serlo, y disminuye
el porcentaje delictivo».
A esto se le debe anexar la improvisación que es el condimento de este bodrio venenoso, insólito y absurdo pero cierto, que es el espíritu comunista.

Joise MORILLO
[email protected]
Venezuela – USA

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí