El lado B de Qatar. Parte I. Por Marcelo Martín Olivera

2
465

El mundial de fútbol es un evento que llama la atención de todos en el mundo y aunque digamos que no, nos llama la atención, siempre estamos pendientes de algún equipo o de algún detalle del acontecimiento.

Qatar es el país elegido este año y la polémica se hizo presente desde el día cero, es por eso que voy a intentar «desarmarlo» dentro de mis posibilidades.

Empecemos por lo geográfico. Qatar tiene 11 mil km2 y su capital se llama Doha. Solamente limita por tierra con Arabia Saudí, el hermano mayor de todos los países del Golfo nucleados en el Consejo de Cooperación del Golfo. En lo que respecta a sus habitantes, de sus casi 3 millones de ciudadanos, 2.4 millones son extranjeros que llegaron al país a finales de los 70′ y principios de los 80′ como mano de obra proveniente de India, Bangladesh, Indonesia y Occidente. Qatar es sin dudas una Babel moderna de lenguas y dialectos.

En lo religioso casi el 80% del país profesa el islam sunnita y son muy pocos quienes siguen al chiismo, es decir los seguidores de Alí.

En lo político, fue en 1868 cuando la familia Al Thani logró, junto a los jeques qataríes y con ayuda de los británicos, logra hacerse con el control de Qatar y terminar con el gobierno de Al Khalifa que era una familia de Kuwait que gobernaba desde hacía varios siglos. Justamente dentro de la familia Al Thani hay dos divisiones muy marcadas: la pro-Arabia Saudita, que llegó al poder en 1972 con Khalifa Al Thani, y la facción pro-iraní liderada por el actual Emir que gobierna desde 2013. Justamente al cargo de Emir solamente acceden de forma hereditaria los miembros varones de la familia Al Thani y tienen considerables poderes: entre otros, elige 1/3 de los miembros de la Shura (el parlamento) y designa al primer ministro del país para proponer a los ministros del Emirato.

Si vamos a lo económico podemos ver que desde su independencia en 1971 y cuando era apenas un grupo de aldeas de pescadores, Qatar depende de los saudíes para abastecerse. Pero en esos años se descubrió Campo Norte, la mayor reserva mundial de petróleo frente a su costa. Esa reserva es compartida con Irán.

La angloholandesa Shell, que hizo el descubrimiento, le vendió al gobierno qatarí por un bajo precio los derechos de explotación. En esos días el gas cotizaba muy bajo y nadie parecía estar interesado en explotarlo.

Qatar desarrolló un programa para exportar gas licuado, que en ese momento era una tecnología que apenas comenzaba a desarrollarse. Consiste en bajar la temperatura del fluido a -161° para reducir su volumen y así exportar mayores cantidades en menor cantidad de viajes. Con el tiempo fueron ganando porciones del mercado, llegado el año 2010 era el tercer exportador mundial de gas y su capital era ya un centro financiero que competía con otras ciudades árabes de la región. Y con ese éxito empezaron los roces con Arabia Saudita.

En 2013 se firmaron los Acuerdos de Ryhad en el que Qatar, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Bahrein y Kuwait se comprometieron a rechazar el terrorismo. Aunque todos apoyan a organizaciones violentas, en 2017 saudíes y emiratíes acusan a Qatar por romper el tratado. Denunciaron el apoyo qatarí a los “Hermanos Musulmanes”, un grupo islamista surgido en Egipto en 1928 bajo el liderazgo de Hassan Al Bana que llegó legaron al poder en 2013 por medio de las urnas. Pero fueron derrocados por los militares poco después y se refugiaron en Qatar. Los príncipes del Golfo bloquearon por completo a Qatar en junio de 2017. Senegal, Libia y Maldivas se sumaron al boicot. Los alimentos y otras mercancías que pasaban por la única frontera con Arabia Saudita. En ese escenario entra en escena Irán que les permitió a los cataríes usar su espacio aéreo para esquivar el bloqueo y enviarles comida a cambio de unos U$S 200 millones mensuales.

Si bien este bloqueo hizo daño en el PBI de Qatar lo único que logró fue reforzar el sistema de alianzas de estos con los adversarios de los saudíes. Un claro ejemplo fue Turquía, durante el bloqueo, Qatar autorizó la instalación de 2 bases militares turcas con 5.000 soldados y se triplicó el intercambio comercial. En contrapartida para 2020, Doha invirtió U$S 10.000 millones para salvar a la Lira Turca.

Al mismo tiempo, Qatar construyó una red de alianzas y vínculos muy polémicos con grupos del extremismo islamista que conducen necesariamente a Irán y que son, precisamente, los que generan roces constantes con sus vecinos y dieron lugar al bloqueo. Doha tiene vínculo con los talibanes y ello le permitió hacer de mediador con EEUU para negociar el retiro, pero también tolera la actividad dentro de su territorio de la organización Qatar Charity denunciada como parte del circuito de financiamiento del Al Qaeda. Es más, a mediados de la década de los noventa, Bin Laden, el entonces líder de Al Qaeda, elogió a las entidades qataríes por el apoyo a su causa que, años después, causaría los más de tres mil muertos en los atentados del 11 de septiembre de 2001 Estados Unidos.

Si esto parece mucho esperen lo siguiente, Qatar es investigado de proveer al Frente Al Nusra, la peligrosa rama siria de Al-Qaeda que combate desde 2012 a los grupos gubernamentales apoyados por el presidente sirio, Bashar Al Assad, y a los esfuerzos complementarios de Irán y Rusia. Según versiones de agencias de inteligencia de EEUU, recibió de Qatar y de Turquía asistencia logística, material y financiera. Esta versión fue revalidada tras la detención de Issam Al-Hana, uno de sus líderes marroquíes. Al-Hana señaló que el propio Jeque qatarí, Khaled Suleiman, financiaba al Frente con más de un millón de dólares al mes, junto a otros patrocinadores externos en Turquía e Israel.

Pese a esos vínculos Qatar tiene buena relación con EEUU al punto que Washington le delegó su representación diplomática tras retirarse de Kabul. La presencia de una base aérea norteamericana en su territorio y el ser un aliado extrarregional de la OTAN, hace que al mismo tiempo se alineen con Occidente.

Podemos ver claramente que Doha es amigo de todos y de nadie. Y tiene una billetera tan grande que puede provocar sonrisas de todos, aunque los fastidie.

En la próxima columna estaré analizando el sistema de alianzas económicas y que tiene que ver Qatar en la guerra de Ucrania ¿Les impacta? ¿Ganan o pierden en dicho conflicto?

2 COMENTARIOS

  1. ¿Fútbol combinado con geopolítica? Y encima nos va a dar una segunda parte.
    El P. Colorado tiene que dejar de buscar en las viejas estructuras y ver por jóvenes como este.

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí