EL TRÁGICO TIROTEO REVELA ACCIÓN DE GRUPOS TERRORISTAS (Segunda parte)

0
268

EL PASADO RECIENTE CONTADO POR LOS MEDIOS DE PRENSA DE LA ÉPOCA (22)

Fecha: 23 de Diciembre de 1966 – Diario “El Popular” – Pág. 10

ESPECTACULAR TIROTEO EN BARRIO BRAZO ORIENTAL: UN JOVEN RESULTÓ MUERTO

Se intercambiaron más de 200 disparos * Para huir de la policía, los prófugos arrojaron once bombas de fabricación casera * Hay varios detenidos * Fueron incautadas cinco armas y una camioneta robada el sábado próximo pasado

Un muerto, una joven herida de un balazo en una pierna, una decena de detenidos y varias armas incautadas, es el saldo de un tiroteo -y posterior procedimiento- que se produjo en la mañana de ayer entre un grupo de hombres que viajaban en una camioneta robada y los ocupantes de un patrullero del Comando de radio Patrullas.

EL ROBO DE UNA CAMIONETA

El hecho tuvo sus comienzos el sábado pasado, cuando dos hombres hurtaron la camioneta Chevrolet, modelo 1957, matrícula A-47775, que se encontraba estacionada en Yaguaneses y Rambla México. El propietario del rodado, Miguel Pasca, oriental, casado, de 34 años, formuló la denuncia correspondiente a la policía, pero no se obtuvieron resultados. Sin embargo, algunos conocidos le manifestaron que la camioneta había sido vista varias veces, circulando en horas de la madrugada por zonas céntricas de la ciudad.

ES VISTA LA CAMIONETA

En la mañana de ayer, a las 7 y 30, Carlos Dalier, un amigo de Miguel Pasca, cuando se desplazaba en su vehículo, vio la camioneta robada -que iba ocupada por varios hombres- circulando por general Flores y Propios-. Sin pérdida de tiempo hizo la denuncia a la Mesa del Comando de Radiopatrulla, manifestando además que a la camioneta le habían cambiado las matrículas, y las que tenía en esos momentos era 404.401.

El Comando de radiopatrulla ordenó al patrullero Nº 24 -que era tripulado por el sub comisario José Carlos Bonaudi, sargento Carlos Ángel Vega y cabo conductor Santos Alfaro Fernández- que era el que se encontraba más próximo al lugar (estaba en las inmediaciones del Palacio Legislativo), que tomara intervención.

INICIAN LA PERSECUCION

El patrullero Nº 24 llegó hasta General Flores y Propios, y allí Carlos Dalier ascendió al vehículo policial, para ayudar a los funcionarios a ubicar la camioneta buscada.

A pocos metros del lugar, la “Chevrolet” fue vista. Los ocupantes del patrullero trataron de cerrarles el paso para detenerla, pero los ocupantes del vehículo robado el sábado p.pdo. se resistieron a balazos, al tiempo que emprendían veloz huída por la Avda. General Flores hacia el Centro.

VIOLENTO TIROTEO; ARROJAN BOMBAS

A todo esto, los policías respondieron los balazos de los prófugos, y se generalizó así un nutrido tiroteo, en el cual, según algunos, los prófugos habrían efectuado alrededor de 200 disparos.

La camioneta, al llegar a General Flores y Bulevar Artigas, tomó por esta última vía de tránsito, hacia afuera. Los dos grupos continuaban intercambiando disparos, y la gran cantidad de balas, que “llovían” para todos lados, causaba el pánico entre los madrugadores que había en las calles. Precisamente, en tal circunstancia la joven Damiana Tejera Suárez, oriental, soltera, de 27 años, que se encontraba en una parada de ómnibus, recibió una herida de bala en la rodilla de la pierna izquierda, debiendo ser internada en el Sanatorio Uruguay – España donde se viene reponiendo favorablemente.

Los ocupantes de la camioneta, al ver que no se podían “despegar” de los policías, tratando de lograrlo, comenzaron a arrojar bombas explosivas (que luego se pudieron establecer eran de fabricación casera) de forma cilíndrica, de unos cinco centímetros de diámetro por 15 de alto. Arrojaron 11 de estos artefactos, pero tampoco así tuvieron éxito.

SE ESTRELLAN CONTRA UN ARBOL

La espectacular y cinematográfica persecución se concretó primeramente por las calles antes mencionadas y luego por Enrique García Peña, Enrique Martínez y Burgues. Precisamente en ésta última vía de tránsito, a escasos metros de la calle Bella Vista, frente al 2944, la camioneta que había tomado una curva a gran velocidad, se estrelló, sin que su conductor pudiera hacer nada por evitarlo, contra un árbol del ornato público.

CUATRO FUGAN; UNO MUERE

Allí los cinco hombres que ocupaban la camioneta -según algunas versiones podrían ser seis- prosiguieron intercambiando disparos con los funcionarios policiales del patrullero Nº 24.

Mientras uno se quedaba cubriendo la retirada, sus compañeros emprendieron la huida. Por lo menos tres pudieron hacerlo a través de un terreno baldío frente a la calle Bella Vista (uno de estos, según algunos testigos se iba tomando el vientre con las manos, lo que indicaría que habría sido alcanzado por un disparo), perdiéndose de vista; otro, amenazó a un motonetista que pasaba por las inmediaciones (Walter Cigalatti, oriental, de 32 años), a quien se hizo conducir hasta Panamá y Rondeau, bajándose frente a la finca Nº 2444 de la calle nombrada en primer término.

La resistencia del que quedaba en la camioneta se prolongó escasos segundos, pues alcanzado por dos disparos: uno en la ingle y el otro en el centro de la frente, que le produjo la muerte en forma instantánea.

IDENTIFICAN AL MUERTO

Rápidamente en el lugar de los hechos se hicieron presentes altos jerarcas policiales, concurriendo el Subdirector de Seguridad, Inspector Mario Guerrero; el jefe de la Metropolitana, Tte. Cnel. Alberto Ballestrino, con una brigada de choque; el Jefe del Estado Mayor Policial, Cnel. Gregorio Lecumberry y Comisarios de la Seccionales 18ª y 12ª de policía.

Se realizó una inspección en la camioneta y en su interior se hallaron numerosas cápsulas detonadas, una bomba de fabricación casera (con lo que se completaba la docena de estos artefactos); en las inmediaciones habían pistolas Mauser calibre 7.63 a las que se les había aplicado una culata, para utilizarlas como fusil.

En la caja del vehículo estaba el cadáver de un hombre joven, que vestía pantalón azul, camisa del mismo color y una camiseta blanca, que sobre el pecho tenía inscripta la siguiente leyenda: “Asociación Cristiana de Jóvenes – campamento Artigas”. En los bolsillos de sus pantalones habían algunos pesos argentinos y no tenía ningún documento que posibilitara su identificación. Tenía además un llavero con una moneda argentina; sus zapatos también eran de esa procedencia (todo lo cual llevó a pensar que el occiso era de nacionalidad argentina); en una de sus muñecas llevaba una cadena con la inscripción “Recuerdo de 4º año”.

Horas más tarde, cuando ya había sido llevado a la morgue del Sanatorio español, y gracias al archivo de las Cédulas de Identidad, se identificó al muerto resultando ser Carlos Alberto Flores Álvarez, oriental, casado, de 22 años, domiciliado en Carlos de la Vega 3982.

Se constató también que la camioneta había sido “blindada”; en la parte posterior tenía una pequeña plancha de hormigón que había sido armada con la misma baca del vehículo.

ALLANAMIENTOS Y ESPECTACULARES PROCEDIMIENTOS

Una comisión de la Metropolitana efectuó un allanamiento en la finca 2444 de la calle Panamá, pero no arrojó resultado alguno.

Inmediatamente de ser identificado Carlos Alberto Flores Álvarez, se allanó su domicilio, donde fue detenida su esposa y su suegra, siendo incautada algunas armas. Las declaraciones de la primera posibilitaron nuevos procedimientos.

En una finca de la calle Pedro Giral y Molina fue apresado José María Falero Montes de Oca, hermano de Gabino Martín Falero Montes de Oca, a quien algunas fuentes sindican como el jefe del grupo. También se allanó la vivienda sita en Heredia 4441, con gran despliegue policial; aquí se detuvo a una persona y se incautaron diversos efectos.

VERSIONES CONTRADICTORIAS

El espectacular hecho ha provocado numerosas conjeturas, y circulan diversas versiones. Mientras en algunas fuentes policiales se dicen que se incautaron numerosas armas (incluso se supone que algunas serían parte de las robadas el pasado mes en la armería “El Cazador”), anoche el Comisario de la Comisaria 12ª -donde se han centralizado todas las actuaciones- nos informó que únicamente se incautaron cinco armas: las tres pistolas Mauser que quedaron donde se estrelló la camioneta, y dos revólveres en la casa donde residía el extinto Carlos Alberto Flores Álvarez.

Nos informó también dicho jerarca policial que en la Comisaría 12ª permanecían detenidas unas 10 personas (muchas otras luego de ser interrogadas ya habían recobrado su libertad), pero que al parecer ninguna había participado en el tiroteo.

Trascendieron los nombres de 3 detenidos; Jos´r H. Nieves Muniz, Araquel Saradanian y Dora Kanchavian.

¿INTENTABAN ASALTAR CUTCSA?

Al parecer, según las informaciones reunidas por la policía, el grupo se proponía atracar la Contaduría de CUTCSA, donde en estos días podrían haber logrado un botín varias veces millonario. Sin embargo, esto no es más que una conjetura, y hasta el momento no se sabe nada con seguridad. La policía afirma que no se está frente a asaltantes comunes sino que integran un grupo autodenominado “13 de Agosto”.

“Una Invención de Otero” Dice el Director de “Época”

Algunos diarios de la tarde ayer -particularmente, “El Plata” y fuentes policiales afirmaron que Carlos Alberto Flores Álvarez era cronista del diario “Época”. Sin embargo, a nuestro requerimiento, el Director de “Época” Guillermo Chifflet nos expresó que era una canallada de “El Plata y una invención del Comisario Otero”, agregando que Flores Álvarez no era cronista ni perteneció nunca al personal del citado colega.

(Copia fiel de los originales)

Fuente: www.pasadoreciente.com “Museo de la Memoria del Pasado Reciente”.

Nota de la Próxima Semana: TERRORISTAS: FUE UBICADA UNA FÁBRICA DE BOMBAS

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí