EL VOTO QUE EL ALMA PRONUNCIA…

3
495

Una parte de nuestro Himno Nacional nos compromete con el sagrado principio de libertad, dándole inclusive la categoría de heroico para su cumplimiento, haciéndonos vibrar por provenir mismo del alma de cada Oriental.

También al ¨voto¨ lo asociamos, al deber cívico que nos convoca cada cinco años a elegir nuevas autoridades de gobierno.

Respecto del voto, nuestra región viene de pasar por instancias electorales en varios países, con algunos resultados que deberían preocuparnos, por lo menos desde nuestra óptica, en Colombia, pero antes en Chile y en Perú, sin olvidar las tendencias de las encuestas en Brasil.

¿Por qué se producen determinados resultados? ¿Qué hace que algunos candidatos, alineados con una visión “progresista”, de izquierda, relativista y colectivista, triunfen?

Esa es una interesante y desafiante pregunta para responder. Está en juego nuestra base filosófica que es republicana, humanista y liberal. No hay opciones, o prevalece el humanismo o el autoritarismo colectivista. Estamos en guerra.

El llamado Foro de San Pablo o ahora Grupo de Puebla, ha desarrollado su trabajo, que, con el apoyo de medios de comunicación, personas influyentes, universidades y diversos integrantes de la sociedad y mucho dinero desde la Open Society, de Venezuela y desde el Eje del Mal, con Irán a la cabeza, han logrado moldear una visión singular sobre la realidad. Se advierte un pacto inconfesable.

Un tema que hemos abordado en varias ocasiones, pero debido a su impacto no podemos soslayar. Estamos de rodillas, nuestros liberales están de rodillas.

La directa toma del poder a través de grupos armados insurgentes, ante su notorio fracaso, ha dejado paso, a una casi masiva reconversión de aquellos, en nuevas corrientes políticas, que siguen enarbolando viejas consignas, así como han incorporado los nuevos paradigmas de estos tiempos. A todo eso se suma el buen negocio que plantean nuestros recursos agrícolas y minerales en toda América, que pueden ser extraídos a más bajos costos si hay gobiernos títeres y China, Irán y varios ex aliados están atrás del botín.

Sin un solo disparo, han logrado acceder al poder, como somos testigos, aquí en Uruguay, ahora en Colombia, Perú, Venezuela, Chile, etc. Somos la marioneta que vio los hilos del titiritero y está gritando que quiere cortarlos.

No quita, que grupos escindidos, sigan combatiendo en algunos lugares selváticos, pero más que nada, vinculados al otro gran negocio, que es el cultivo y comercialización de la droga, cuyo ultra millonarios recursos terminan financiando a todo “compañero de ruta”.

El candidato recientemente electo en Colombia, Gustavo Petro, integró los movimientos guerrilleros, cumplió su mandato terrorista siendo un cruel exponente, se han mostrado videos elocuentes de sus implicancias.

Han expuesto sus planes, donde desde el punto de vista económico, el Estado asfixiará la iniciativa económica, los tributos serán mayores, produciendo la estampida de aquellos empresarios que no se someterán a terminar en negocios ruinosos, por ese afán marxista de quitar a unos para dar a otros.

Petro ha declarado cosas como: “La riqueza es de quien la necesita, no de quien la crea”, “quien posee riqueza, en cualquier medida, es en esencia un enemigo del pueblo”. Esto es marxismo del más puro, sin filtro y es también un lindo cuento funcional al sistema. Todo termina en una repartija interna, hay sobrados ejemplos.

Uno debe deducir que, o no todo el mundo lee estas declaraciones, o de lo contrario, pocos llegan a comprender las consecuencias de estos pensamientos, por los que una y otra vez, los pueblos votan por su propia miseria. Puede más la vana esperanza de que me tiren unos pesos, al trabajo de elaborar un proyecto de vida, y la droga ayuda a esta inmediatez del esclavo autodefinido.

Su primer anuncio fue, pedir por la liberación de detenidos jóvenes, o sea protección a los delincuentes, sin filtro de nuevo. Para muestra basta un botón.

Sin embargo, parecería que esa receta, ha dado resultados a candidatos que han generado esa falsa ilusión populista, altamente desarrollada en nuestro continente, por la cual tantos esperan que “papá estado” resuelva su problema.

Peor aún, que muchos piensen o crean, que su situación es culpa de aquellos que tienen más bienes o riqueza, cosa que alimenta el marxismo, cuando revuelve frustraciones y resentimientos.

Primera consecuencia, aquellos que están con mayor respaldo y solvencia económica, buscarán otros destinos más amigables donde invertir y hacer su negocio rentable, generando trabajo. ¿Cuántos Uruguayos viven en Miami?

Basta ver Venezuela, que reposa su territorio en una fuente inagotable de petróleo, habiendo expulsado millones de sus habitantes a mejores destinos, de todas las clases sociales, ante un estado que reparte miseria, ha destruido el país y ha enriquecido a sus gobernantes gracias a una corrupción sin límites. Hoy el sur de Chile está lleno de colombianos. Emigrar entre los países de América es como cambiar de camarín en el ¨Titánic¨, dijo Mercedes Vigil, hace unos días.

Perú, eligió recientemente a un nuevo presidente, que no solo se ha mostrado impresentable, sino que también con un derroche de barbaridades incomprensibles en sus declaraciones y anuncios, tiene a la mayoría de su país en contra, con altas probabilidades de no terminar su mandato.

Chile, otra muestra de hasta dónde puede llegar la demagogia y la revolución cultural en marcha, ya que no hace tanto prendieron fuego el país, destruyendo sin sentido bienes públicos, sino que, además, los que promovieron eso, alcanzan el poder.

Con un joven, locuaz e impresentable presidente, que llevará a Chile a una profunda inestabilidad, así como a la pérdida del bienestar logrado en los últimos cincuenta años, con una política de desarrollo que soportó todo cambio de gobierno, hasta hoy.

Pretenden instaurar reformas constitucionales que terminarán vaciando a las Instituciones de contenido, donde al mando del Partido Comunista consumarían la toma del “Palacio de Invierno”. Por suerte la oposición crece a este proyecto, parece que Chile, fiel a su probada inteligencia y sensatez se ha dado cuenta a tiempo, eso esperamos.

En Argentina, copada hace tiempo por el Kichnerismo, hemos visto hasta el cansancio como han robado, saqueado, en una corrupción abierta y grosera, convirtiendo un país rico en todo lo que se pueda pedir, en una sociedad con un 50% de pobreza y millones de ciudadanos inventando como obtener “planes” para sobrevivir, fomentando un asistencialismo paralizante. Parece que la democracia fuera solo una pantalla de una banda de ladrones.

Por estas realidades, es llamativo como en los distintos países, uno tras otro, terminan votando programas y candidatos, que al final de sus mandatos, empobrecen las sociedades, expulsan millones de sus ciudadanos, que terminan buscando mejores destinos en tierras extranjeras, que aseguren la sobrevivencia de sus familias.

Por algo será, que intentar ingresar a los EEUU, es un desafío para millones de latinoamericanos, o quienes pueden, lo hacen para llegar a países europeos, sociedades abiertas y prósperas, aunque no libres de relativismo marxista.

¿Alguien puede imaginar a Suiza, pregonando esas consignas, las medidas, o que sus gobernantes propongan cosas similares a las que describimos?

La Revolución Cultural, generada en grandes Universidades, ha ido moldeando en un proceso de décadas, las mentes de los futuros dirigentes, de la mayoría de los referentes intelectuales, profesionales, formadores de opinión, que han incorporado todo el arsenal de lo políticamente correcto.

La ideología de género ha penetrado en la sociedad, provocando que tantas personas tengan la visión, que los hombres son los grandes culpables de los males existentes, por tener los mejores trabajos, salarios, privilegios, que han provocado la postergación de las mujeres en todos los quehaceres.

La realidad ha sido superada, por una nueva visión, las cosas son y suceden, como yo las percibo, no importa como son. El relativismo marxista destruyó al humanismo racionalista y liberal que fue la esperanza del siglo de las luces.

Así les han hecho creer a millones, que el sexo no existe, que es una regla impuesta por la sociedad, que cada uno tiene el sexo según como se auto percibe.

Digamos este par de cosas, que ya de por si son graves, por sus consecuencias, sin entrar en otros detalles como los relatos falsificados e inventados de la historia, que ya hemos considerado en otras notas. O los muertos olvidados por pertenecer a las fuerzas del Estado o por ser solo civiles inocentes. Todos irredentos.

Entendemos que esta revolución, viene acelerando su paso, al encontrar tanto terreno propicio para sembrar sus consignas.

De ahí, que los países vengan dando el poder a dirigentes sin preparación, demagogos, o con antecedentes penales importantes, vinculados al terrorismo, narcotráfico, etc. y estas cosas no sean obstáculo para llegar al gobierno.

En dos años, Uruguay debe concurrir a las urnas, el gobierno de coalición viene siendo jaqueado por una oposición que no da tregua, la generación de conflictos y caos está a la orden, la crítica corrosiva de que todo está mal no tiene pausa, ni en pandemia siquiera.

Seguimos esperando por medidas firmes, investigaciones que desmitifiquen ese halo de supuesta ética, que la izquierda pregona sobre sí misma.

El “cómo te digo una cosa, te digo la otra”, así como el repetido, “si es de izquierda no es corrupto, y si es corrupto no es de izquierda”, sigue alimentando la visión de tanta gente que sigue creyendo y apostando a ese mesianismo progresista.

Brasil, nuestro vecino gigante, también está cercano a sus elecciones, con pronósticos reservados, ya que están anunciando a Lula Da Silva como posible ganador, lo que terminaría de complicar más la región. Signo inequívoco de la decadencia cultural, es en sí mismo la muestra de sus resultados.

La sabiduría, racionalidad y mesura de los ciudadanos, así como de los dirigentes políticos que se postulen, esperamos ganen la mayoría de las voluntades, para encabezar esta cruzada libertadora.

Por lo tanto, aparece allí Uruguay, que como muchas veces y en diferentes asuntos, con la responsabilidad que viene del fondo de la historia, para que, en el 2024, prenda el faro de esperanza, haciendo valer aquello que los Orientales aprendimos desde siempre, “el voto que el alma pronuncia y que heroicos sabremos cumplir”.

3 COMENTARIOS

  1. …es difícil pero no imposible…el 2024 solo queda no quedarnos callados y embestir contra la doctrina y gritar nuestra libertad con las urnas que ahí tenemos el arma más poderosa!!! Al escritor D.G.. gracias por su entrega tan productiva como siempre…

    • Muchas gracias Claudia, depende de la unión y convicción de quienes pensemos igual, luchar y pregonar por estos asuntos en los que tanto nos jugamos. El tiempo apremia, nuestras reacciones, aún más. Un abrazo con voto!

  2. Daniel Garcia
    Clarito el mapa de sudamérica .
    Nunca es triste la verdad.
    Ojala que nuestro pueblo no se deje arrastrar por esta corriente » izquierdosa » y que los partidos se organicen, ofrezcan soluciones y consigan en las urnas los votos que el alma pronuncia .
    Difícil pero no imposible .
    Mabela Quintero de La Prada

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí