Embajador Carlos Orlando: Para mejorar la calidad de vida de los uruguayos… «Esfuerzo constante, defender la cultura del trabajo y del estudio, ponerse metas y luchar por ellas.»

0
1008


CE.- Si bien conocemos, y reconocemos que muchos ciudadanos saben quién es Carlos Orlando, cuéntenos y cuénteles, ¿Quién es Carlos Orlando? (Orígenes, familia y formación).

CO-Mi nombre es Carlos Orlando, fui Embajador de carrera del Servicio Exterior y soy escritor.
Soy el Secretario del Centro PEN Uruguay desde 2019.
Nací en Montevideo, viví en el barrio del Centro. Mi formación fue en la Escuela República Argentina, el Liceo José E. Rodó en la calle Colonia, en el Instituto Alfredo Vásquez Acevedo y en la Universidad de la República -Facultad de Derecho donde estudié durante dos años.
En 1978 entré al Ministerio de Relaciones Exteriores por concurso como diplomático, Tercer secretario. Me jubilé como Embajador de carrera.
Comencé a escribir en el año 1991, publiqué un libro de cuentos llamado 4 cuentos rioplatenses, edición de autor, luego dos libros de cuentos y varias novelas, la última es la Muerte del espía inglés sobre el asesinato de Victor La Brooy. Destaco especialmente una novela policial llamada Sniffer que mereció una distinción municipal en el año 2000 así como La ayudante del Mago que obtuvo un premio en Madrid en el 2012.

CE- ¿Cómo y por qué llega a la simpatizar por una determinada fuerza política? ¿Por cuál?

CO-Siempre y desde los 14 años, me sentí colorado y batllista, anhelaba defender la libertad y la justicia social, así como luchar contra todo tipo de totalitarismo que siempre fue el objeto de mi vida política. Comencé con el General Oscar Gestido, trabajé políticamente con Jorge Pacheco Areco y fui amigo personal del Dr. Jorge Batlle.
Nunca fueron fáciles los tiempos políticos.
Hoy estoy alejado de la política, no de la vida o de la sociedad.

CE- ¿Cree que la pandemia dejará una lección en nuestra sociedad? Y si así fuera, ¿qué cree usted que dejará en el colectivo ciudadano?

CO-Una lección de vida y resistencia al virus, un aprendizaje a vivir cuidando la salud. Otra lección no creo, no hay nada que admirar de la pandemia tampoco nada para recordar salvo las víctimas y los malos momentos. Esa nueva normalidad no existe, es la adaptación sanitaria para sobrevivir y nada más que eso. Entiendo que se busca volver a la vida normal, pero habrá algunos cambios.

CE.- ¿Cuál es el desafío más importante que le ha tocado transitar en la vida, y qué le dejó de experiencia?

CO- Mi actividad diplomática en Buenos Aires – Argentina, en Nueva York -EE. UU. – dos veces, Asunción-Paraguay o Nueva Delhi-India y una gran parte de mis años dedicados a la función en Cancillería, fueron un gran desafío laboral e intelectual. Cuando fui Embajador en Paraguay sentí una enorme responsabilidad, lo mismo sucedió al asumir en India mi última embajada. Recuerdo con cariño mi labor en Buenos Aires y mis dos oportunidades como Cónsul General en Nueva York.
El mayor desafío es el de vivir en paz y en tranquilidad, no es fácil lograrlo.

CE- ¿Cuáles entiende usted que son sus fortalezas? (Personales/Profesionales)

CO-Tesón, responsabilidad y estudio. Últimamente he desarrollado una gran imaginación, pero esa es mi opinión.

CE- ¿Cuáles entiende usted que son sus debilidades?

CO-Ansiedades y cierto temor a equivocarme.

CE- ¿Ha tenido la sensación del fracaso alguna vez? De ser así, ¿cómo ha moldeado ello su vida?

CO- El que no fracasa generalmente es poco lo que ha hecho. El fracaso es parte del éxito. No es agradable, pero hay que evitar frustrarse y aprender de los errores y seguir adelante.

CE- ¿Cuáles son los ejes que considera principales para mejorar la calidad de vida de los uruguayos?

CO-Esfuerzo constante, defender la cultura del trabajo y del estudio, ponerse metas y luchar por ellas. Ser tolerantes pero firmes en sus ideas, defender la democracia.

CE- ¿Es usted lector? ¿Qué tipo de lectura recomienda y por qué?

CO-Leo mucho, los clásicos uruguayos en especial la obra de Juan Carlos Onetti y la de Felisberto Hernández. Me interesó el conocer obras universales, la literatura de los Estados Unidos o la de Europa.
Mi iniciación fue, aparte de Platero y yo, y las obras de Edgard Rice Burroughs o Emilio Salgari, la lectura de la obra de Mario Vargas Llosa o la Gabriel García Márquez luego me dediqué a Jorge Luis Borges, Julio Cortázar y a Ernesto Sábato.
Me interesa la ficción en general. Admiro a Javier Marías y también me gustan las obras sobre espías, como las de John Le Carré.

CE- ¿Qué es el Éxito para usted?

CO-La culminación de los esfuerzos y un momento fugaz. Pocas veces se alcanza.

CE- ¿Cuáles son las fortalezas de Uruguay en el contexto mundial?

CO- Su historia, el respeto a la libertad y a la democracia. La seriedad de su sistema económico y judicial. El apego al derecho internacional y esa relativa cultura de su población.

CE- ¿Cuáles son las debilidades de Uruguay, que dificultan una mayor prosperidad como Nación?

CO-Su poca población, la estrechez de su mercado interno, y los excesivos gastos del Estado que no siempre redundan en mejoría de vida o de educación.

CE- ¿Cree que hay una decadencia de valores en la sociedad?

CO-Sí la hay, pero espero que nazcan nuevos valores de respeto, trabajo, tolerancia, libertad y paz.

CE-¿Todo tiempo pasado fue mejor?

CO-No, eso es un error, los tiempos tienen su vigencia y su apreciación. Vivimos momentos muy distintos en relación a los de mi adolescencia o juventud.

CE- ¿Qué mensaje desea dejar a la ciudadanía como referente en su especialidad?

CO-Sería presuntuoso dejar un mensaje a la ciudadanía, que cada uno haga lo que tiene que hacer con respeto y dignidad y en libertad.

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí