En el Mundo, hay quiénes comen un día no y otro día tampoco.

0
63

 Los afganos nacen, se desarrollan y mueren con hambre. Su aspiración de vida es comer por lo menos dos veces por día, pero ni eso cumplen.

Y ahora es peor. La hambruna es una de las más grandes de las últimas décadas. Las malas cosechas se han hecho sentir junto a otras calamidades: terremotos e inundaciones. Pero Afganistán no es un caso único. Según Holt-Gimenez Loren Peabody, el desenfrenado aumento de los precios ha resucitado el fantasma de los «motines por comida». Según estos autores, la crisis alimentaria se irá empeorando si no hay una ayuda alimentaria masiva e inmediata en la parte del mundo designada como «Sur».

Desde hace una década, la población ha tomado las calles, haciendo sentir su voz…y su hambre.

Las protestas no pueden tomarse como procedentes de locos aislados, sino un reclamo de los pueblos por su » soberanía alimentaria «: su derecho político y económico a determinar su propio sistema alimentario.

Según Josette Sheran, Directora Ejecutiva del Programa Mundial contra el Hambre, “hay comida en los estantes, pero la gente no tiene con qué comprar».

Se ha dicho: hay suficiente comida en el mundo para alimentar a todos, el problema radica en cómo distribuir los alimentos.

No obstante, el problema parece más complejo: la agricultura condiciona la vida de todos los países en desarrollo y sus agricultores representan dos tercios de los «desnutridos crónicos del planeta», según el Atlas III de Le Monde Diplomatique.

Los cereales siguen siendo el alimento base de los pobres, pero hay diferencias de crecimiento.

En 2021 se, alcanzó una población total de 7.837 millones de habitantes en nuestro planeta, con una tasa de crecimiento del 0.9%.

No ocurre lo mismo con la comida.

Las persistentes condiciones de sequía en los países del hemisferio norte han provocado una reducción significativa del último pronóstico de la FAO sobre la producción de cereales en 2022.

La producción mundial de cereales en 2022, cifrada en 2 774 millones de toneladas, se ha rebajado en 17,2 millones de toneladas respecto del informe anterior, publicado en julio, y actualmente se prevé que disminuya en un 1,4 % (38,9 millones de toneladas) en términos interanuales.

La alimentación implica un 45 % de los presupuestos familiares en los países de bajos ingresos.

Desde 2020 la pobreza extrema ha estado aumentando en todo el mundo y se verá agravada por los conflictos entre naciones y el cambio climático.

Actualmente, alrededor del diez por ciento de la población mundial vive en la pobreza extrema.

 Y se suman las dificultades para cubrir sus necesidades más básicas, como la salud, la educación, el acceso al agua y al saneamiento, entre otras cosas.

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí