FRENTE AMPLIO Y SINDICALISMO ARREMETEN CONTRA LA SENADORA GRACIELA BIANCHI

1
124

“Las principales armas utilizadas por los dirigentes de izquierda contra Bianchi en esta arremetida son las injurias, las calumnias y la tergiversación de la verdad y los hechos poniendo de manifiesto el espíritu ruin e intolerante que los caracteriza”.

Días pasados asistimos a una nueva operación combinada de desprestigio llevada a cabo por dirigentes sindicalistas y el Frente Amplio. En esta oportunidad, como lo ha sido otras veces, el objetivo fue la senadora de la Coalición Republicana Graciela Bianchi.

Todo comenzó con un pedido de informe efectuado por la senadora Bianchi al CODICEN a través del Ministerio de Educación y Cultura, donde requiere información funcional de la Profesora Mirta Mabel MALLO, dirigente sindical de AFUTU.

El pedido de la senadora sobre la actividad laboral de la referida docente, se origina en la denuncia efectuada por dos padres de alumnos de dicha docente, en las que en sendos audios manifiestan las reiteradas inasistencias así como la falta de laicidad con la que imparte sus clases dentro del aula.

Cabe destacar que el contenido de la denuncia efectuada por los padres en dichos audios, fuera difundida anteriormente por el periodista Fernando Marguery en redes sociales.-

El efecto catalizador que operó en los padres denunciantes, fue la viralización de dos videos en los que la Prof. Mallo se ve como protagonista. Uno en el que se la ve recriminándole al Presidente Luis Lacalle Pou por algunas medidas tomadas por las autoridades del CODICEN . Y el otro video es donde se ve a dicha docente frente a la embajada de Cuba, destratando e insultando soezmente a personas que libre y pacíficamente querían manifestar su descontento con el régimen de la dictadura castrista.

Ante dicho Pedido de Informes, los dos brazos de la misma pinza, uno el sindicalismo y otro el Frente Amplio, comienzan a actuar en contra de la senadora Bianchi. Por un lado AFUTU denunciando persecución sindical y por el otro el Frente Amplio presentando una denuncia ante la Presidente del Senado, argumentando la posibilidad de que Bianchi sea objeto de una de las sanciones previstas en el Art. 115 de la Constitución de la República.

El argumento utilizado en ambos casos fue que el mencionado Pedido de Informes fue realizado con el fin de amedrentar a la Prof. Mallo, persiguiéndola sindicalmente por haberle manifestado públicamente al Presidente Lacalle, su disconformidad con la conducción de la Enseñanza.

Los reyes de la tergiversación y de la mentira pretenden imputar a la Senadora Bianchi, a la hora de la realización del Pedido de Informes una intencionalidad y una motivación que manifiestamente no la ha tenido.

El hecho de poder Pedir Información al Poder Ejecutivo, es una facultad que tienen los legisladores, otorgada por la Constitución de la República. El legislador está habilitado para solicitar cualquier tipo de información con la sola limitante de la relacionada con la materia y competencia jurisdiccionales del poder Judicial y del Tribunal de lo Contencioso Administrativo.

En consecuencia, el pedido de información efectuado por Bianchi, no solo se ajusta a derecho, sino que es muy oportuno. En primer lugar por la denuncia efectuada por padres de alumnos de dicha docente y en segundo término, luego del escándalo de las licencias sindicales “truchas”, pagadas con dinero del pueblo a decenas de dirigentes sindicales de la Enseñanza, es más que oportuna la información solicitada.

Invocar en este caso el Art. 115 de la Constitución para pretender sancionar a la senadora Bianchi, argumentando que se habría configurado una de las hipótesis que dicho artículo establece como ser desorden de conducta en el ejercicio de sus funciones o una conducta indigna a la investidura, no solo es un dislate jurídico, ya que se basa en una presunción elaborada por el Frente Amplio, de una intencionalidad oculta. Repito, además de la maquiavélica argumentación pseudo jurídica, lo peor es lo ruin del planteo.

El planteo no solo es ruin, sino que además es de una hipocresía pocas veces vista. Escuchar a la bancada de senadores del Frente Amplio decir que la senadora Bianchi, por haber efectuado un pedido de informes al Poder Ejecutivo dentro de sus prerrogativas como legisladora, ha incurrido en una conducta que la hace indigna de su cargo, cuando dentro de sus miembros tienen a un defraudador tributario contumaz, como el senador Andrade que por años no cumplió con sus obligaciones para con el BPS y la Intendencia de Canelones, no solo asombra, sino que realmente nos ofende a todos los uruguayos.

Se puede ser hipócrita, se puede ser muy hipócrita, se puede ser un reverendo hipócrita y después, se puede ser como los dirigentes, tanto del sindicalismo uruguayo como del Frente Amplio.

Como bien dice el refrán: “No hay peor cuña que la del mismo palo” y “ellos” lo saben. La senadora Bianchi es un trago tan amargo que no lo pueden tragar. Saben que los conoce. Saben que ella sabe muchas cosas de otras épocas y eso los inquieta y los condiciona.

A todos estos que vociferan contra la senadora Bianchi, preocupados por los datos que pidió sobre una docente denunciada por su actuación en el aula por padres de sus alumnos y vista por todo el país frente a la embajada de Cuba, como una persona intolerante, mal educada y ordinaria, lejos del paradigma de un buen docente referente de sus alumnos dentro y fuera del aula, no lo vi tan indignados en el famoso episodio suscitado entre un colono y Tabaré Vázquez, cuando en la vía pública se manifestó en contra de políticas aplicadas por su gobierno y al otro día, en la página web oficial de Presidencia de la República lo “escracharon” diciendo que era un ocupa y que mantenían una gran deuda con el Instituto de Colonización. ¿O ya no se acuerdan?

En toda democracia republicana se tolera toda forma de pensamiento. Todos los ciudadanos tienen el derecho, no solo de pensar como quieran, sino además tienen el derecho de expresarlo.

Lo que es absolutamente inadmisible e intolerable es que para lograr que otros adhieran a una forma de pensamiento determinada, se mienta, se tergiverse la realidad y los hechos, se injurie y calumnie. Esta conducta no solo no debe ser tolerada, sino que por sobre todas las cosas debe ser condenada.

1 COMENTARIO

  1. Hace años añoramos una prensa que tenga Ética!! Los felicito por la publicación!! Todos somos iguales ante la ley!! Pero los FA PITCNT, se creen superiores!! Tanto en sus ideas como con sus MUERTOS!! Pero no nos debe asombrar!! Esos son sus ideales!! Los demás según ellos tenemos menos derechos!!

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí