Hay ganas de desplegar las velas

0
575

Por Anonimous

El cuatro de Noviembre de 2019, unos días antes de perder el gobierno el frente amplio, la entonces vicepresidenta auguró una enorme movilización social si el nuevo gobierno del Partido Nacional remitía la Ley de Urgente Consideración al parlamento. Ahora, en estos días finales de la recolección de firmas contra dicha ley que resume el compromiso electoral de la coalición triunfante en las elecciones, el ex Senador Rafael Michellini aseguró que el frente amplio es factor de paz y que si no fuera que ellos canalizaron el descontento y dieron cause a las quejas del pueblo, estaríamos frente a un conflicto social de grandes proporciones. Agoreros del conflicto social y mercaderes del odio, nada nuevo bajo el sol. Ambas afirmaciones son cuando menos enormes falacias, es decir argumentos que parecen válidos pero no lo son, dichos con la intención de manipular. El disturbio social en todo caso, lo genera el frente amplio y sus socios del sindicalismo de izquierdas, aumentando los guarismos de contagio, varias veces por mes, siempre con un nuevo pretexto. Los líderes frentistas acusan al gobierno de ocultar la verdad y deformarla y sin embargo yo no he visto hasta hoy en mi larga vida un político tan trasparente como nuestro Presidente. Lo que hace el frente me recuerda una frase del escritor Hindú Jiddu Krishnamurti que expresa ¨No vemos las cosas como son, sino como somos¨

El País se aleja del peor momento de la pandemia gracias a que más de un tercio de la población ya tiene las dos dosis de la vacuna. El ritmo de vacunación nos pone a la altura de los mejores y no hay duda matemática. La gestión ha sido impecable, hay dos vacunas o más por persona, incluyendo poblaciones sensibles como las de jóvenes o ancianos.A pesar de eso estamos lamentando la pérdida de cinco mil uruguayos, casi dos por cada mil habitantes. Todos hemos perdido algún conocido, algún amigo, un padre, una madre, una abuela. No hay lugar para mezclar la política y sacar rédito.

De acuerdo a los dichos del Presidente Luis Lacalle Pou, a mediados de Julio llegaremos a guarismos de salida de la emergencia sanitaria y sabremos con mayor certeza que esperar. Llega el momento de retomar el objetivo de la reactivación productiva. Reactivación que permitirá crear trabajo de buena calidad. Semejante desafío requiere un plan bien diseñado y coordinado del gobierno y sobre todo, que la gente asuma el riesgo de emprender nuevos negocios, de tomar deuda, de contratar, de animarse a reconvertir sus negocios, a invertir y empezar de nuevo. En ese horizonte no se puede olvidar la amenaza que supondrá la constante movilización social y sindical que llevará adelante la oposición de izquierda fiel a su accionar de siempre. A no dudarlo, darán batalla. No es cierto que sean constructivos, nada que los aparte de sus políticas marxistas estará bien hecho. Chile, Colombia y Venezuela, son muestra suficiente de lo que decimos. El Foro de San pablo les sirve de Guía y Manual.

Desde que se dilucidó la votación de Noviembre de 2019, líderes políticos y sindicales han expresado su oposición a todo, por una causa u otra nada les sirve, es aquel dicho Español, ¨Si bogas porque bogas y si no bogas palo¨. Por ejemplo, cuando a fines de Marzo Nicolás Martinelli, por entonces Sub Secretario del Mides y actual asesor del Presidente Luis Lacalle Pou, comentaba en su cuenta de Twitter respecto de la oposición: ¨Piden reducir la movilidad pero no votaron la ley para limitar reuniones y evitar aglomeraciones. Por el contrario, convocan marchas y movilizaciones. Sin coherencia desde la oposición, se hace más difícil para todos¨. También debe recordarse el célebre Tweet de Lucía Topolansky, expresando que a partir del 15 de marzo el pueblo debe movilizarse. Asimismo Lilian Ketchichian, ex Ministra de Turismo del Frente Amplio, Mónica Xavier, Ivonne Passada, Patricia Soria y Ana Olivera, participaron en persona de las movilizaciones del 8 de marzo, pese a las medidas de restricción de la movilidad y el llamado a la responsabilidad individual y social. Magro ejemplo. Solo como muestra, recuerdo los dichos de Mónica Xavier, ¨todos los ámbitos de la ciencia le piden otras medidas y lo alertan de los riesgos…No se puede esperar más, el costo es muy alto¨. Lo dicho, coherencia es la palabra que el frente debe aprender e interpretar. No se puede hacer oposición para destruir por el solo gusto de tener razón. Eso ni es ser demócrata ni Republicano, eso es marxismo leninismo. Eso no es ser pacificador, se llama soberbia e insulta nuestro intelecto. Basta de manipular.

La recolección de firmas contra la Ley de Urgente Consideración, es tal vez la acción más osada de la oposición frentista al gobierno multicolor para que el barco no salga de puerto en cinco años. Digo esto porque a la osadía del presidente y de la coalición, que presentaron todo su plan de gobierno en una sola ley, responde el frente con un contraataque total. Decía en una oportunidad el fallecido Fernández Huidobro, palabras más o menos, que ellos, el frente, estaban a favor de la ley y aclaraba luego con seriedad, siempre que sea nuestra ley. De eso se trata, no hablamos de demócratas, hablamos de una colectividad hemisférica que quiere cambiarnos la esencia para sumirnos en la pobreza, como pasa en Venezuela y se asoma en tantos otros países de la región. Las causas no las abordaremos ahora. Hoy es el tiempo de estar advertidos y actuar en consecuencia.

Cuando observamos los argumentos para la campaña de recolección de firmas contra la LUC, los mismos carecen de peso absoluto, se dicen las verdades a medias, se silencia lo que no conviene. Más de lo mismo. La gente está cansada, ya sabe lo que sigue. Vendrá la pantomima de entregar las firmas y luego la pelea por cada firma y si resulta que llegan al 25 por ciento de firmas válidas, seguiremos asistiendo a cinco años de campaña electoral de un frente amplio que se niega a entender que perdió la elección. Se niega a creer con la misma vehemencia con la que se asegura que Venezuela no es una dictadura. Me recuerda a Castillo el candidato a la presidencia del Perú, repitiendo el discurso de Chaves y de Castro, no soy comunista, no estoy contra la empresa privada. Esta campaña contra la LUC no es para oponerse a una ley, están plebiscitando un gobierno. Los artículos son un mero pretexto.

El foro de San Pablo está decidido a hacer de América Latina un bastión de la izquierda, relacionado con los carteles colombianos y los grupos guerrilleros conectados con la droga en Bolivia, Perú y toda América. Los países dominados por este flagelo autodestructivo han entregado sus riquezas de antemano, a ciertos intereses extra continentales no disimulados. Petróleo venezolano y próximamente oro peruano y plata, cobre chileno y peruano. He ahí los intereses económicos que nunca faltan en nuestra rica región, ni en ninguna guerra. Pero siempre las víctimas son los inocentes que no advierten a tiempo la amenaza y no toman medidas para defenderse. Esa es una grave responsabilidad de gobierno y la preparación toma tiempo y recursos. Es hora de reconocer la guerra que enfrentamos porque algunas batallas son de muy largo aliento.

Nuestras batallas de hoy con visión de futuro están en el dominio de la izquierda del mundo sindical y en el diseño del programa educativo, desde preescolares hasta las maestrías y doctorados. Debemos asegurar lo que se enseña a nuestros obreros e hijos, que sean valores republicanos y democráticos y no falacias disfrazando un marxismo leninismo, mezclado con Gramsci y el neo marxismo de la escuela de Frankfort. Pero la batalla más urgente a la salida de la pandemia es la de la reactivación económica. Es allí donde se define la postura. Seremos populistas o liberales, creeremos en la inteligencia y la voluntad del hombre y la mujer motivados por el deseo de construir familia o seguiremos haciendo programas de ayuda para jóvenes minusválidos de no saber quiénes son en realidad. Seguiremos esperando todo del Estado, repartiendo vales y canastas o crearemos empleo y bajaremos impuestos. Seguiremos engrosando la plantilla estatal o impulsaremos sectores que estaban maniatados y crearemos nuevos sectores en la economía. Ampliaremos los destinos de exportación, soltaremos amarras del Mercosur, dejaremos atrás el atraso cambiario, permitiremos la libre importación de Gas Oil. Hay ganas de desplegar las velas y necesitamos fijar el rumbo.

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí