IDENTIFICAN A TODO EL GRUPO DE TERRORISTAS

0
580

EL PASADO RECIENTE CONTADO POR LOS MEDIOS DE PRENSA DE LA ÉPOCA (28)

Fecha: 5 de Enero de 1967 – Diario “El Día” – Pág. 6

La policía tendría ya, perfectamente identificados, a los ocupantes de la camioneta “Chevrolet” que el jueves 22 del mes pasado a las 7 y 15 de la mañana, se tiroteo con los ocupantes de un patrullero policial.

Fue aquella, como se recordará, una acción trágica que culminó con la muerte de uno de los ocupantes de la camioneta, el joven Carlos Alberto Flores, alcanzado de dos certeros balazos por el subcomisario Bonaudi cuando intentaba, metralleta en mano, cubrir la fuga de sus compañeros.

Aquel episodio reveló la existencia de células “terroristas” que mediante asaltos a bancos se probó que consumaron, por lo menos, dos de ellos, procuraban muñirse de dinero y por robos en armerías, de armas para sus fines. También robaban vehículos para movilizarse y fue, precisamente, que buscando la camioneta hurtada un par de días antes a un carnicero de Las Piedras que el patrullero Nº 23, les dio alcance en Gral. Flores y Propios, donde se inició la acción que culminaría con aquel dramático desenlace en Burgues casi Bella Vista.

De las investigaciones surgió que Flores era un adicto del grupo que se reunía en calle Heredia, en la “Comunidad Juvenil Eduardo Pinella”, inspirada ideológicamente -al parecer- por el Ing. Jorge Manera Lluveras y el Prof. Julio Marenales.

Declaraciones de los participantes en las reuniones de ese grupo y la documentación hallada, permitió establecer la identidad de uno de los integrantes de la célula de cinco hombres que ocupaban la camioneta robada. El cabecilla resultó ser Gabino Falero Montes de Oca y fue procurando la captura de este como halló la muerte, dos días después, el Comisario Silveira Regalado ultimado por Alfredo M. Robaina que, acto seguido, se suicidó.

Abraham Guillen, Otro del Grupo

Desde ese momento los sucesos se precipitaron. Se reveló que la organización era vasta y compleja y numerosas personas, todas de ideología comunista y extremista, participaban del movimiento. Los sindicados como figuras principales desaparecieron y, aún no han sido hallados. Pero la policía solicitó, además de los sindicados, la captura de otros. Figuraban entre ellos la joven Louma Bracke (ya liberada, pues probó su desvinculación de los hechos investigados), el argentino, exiliado, Omar Díaz Calderón -aún detenido- y el joven español Abraham Guillén Gracia.

Este último, que se presenta voluntariamente, alegó ser ajeno a los sucesos de referencia, pero en el día de ayer el Juez de 1er. Turno, que entiende en la causa, lo procesó por atentado. El comunicado oficial, al respecto, afirma que fue reconocido como uno de los ocupantes de la camioneta que se tirotearon con la policía. Aunque no hay otra información oficial al respecto, tenemos entendido que fue reconocido por testigos e, incluso, por funcionarios policiales que entablaron la acción. No sería difícil que Guillén Gracia -que se desempeñaba esporádicamente como periodista- haya admitido su participación en aquel hecho.

Otros dos procesados

Desde el punto de vista judicial otras dos importantes decisiones se produjeron ayer. En efecto, el Juez Dr. Pereyra Manelli dispuso la remisión a la cárcel de José Wilmar González por encubrimiento y la de Luciano Antonio Pregoni por asociación ilícita para delinquir y encubrimiento.

González, como se recordará, es el ex soldado de Blandengues que cobijó en su choza del criadero de aves, del cual era peón, a Robaina, el matador del comisario Silveira. La decisión se adopta en razón de que González conocía perfectamente las actividades del grupo “Pinella” del cual formaba parte y la acción de Robaina. La tipificación de delito a Pregoni, el obrero gráfico, implica, además del encubrimiento, la asociación ilícita para delinquir. Es decir, pues, que se habría probado la colaboración estrecha de Pregoni con la célula “Pinella” en calidad de miembro, co-autor de hechos penados por la ley.

Los Cañeros, Liberados

El mismo juez dispuso ayer, la libertad de los ocho obreros cañeros, traídos de Artigas -al no probárseles otra cosa, no ilegítima, que su vinculación ideológica a ideas sustentadas por algunos dirigentes de la comunidad- y también, la de Werther Ledo Arroyal Acosta, el obrero gráfico que cobijó en su casa a su colega Pregoni, su esposa y también, la de Luis Gisler Viña, detenidos en averiguaciones.

También declararon, ante el mismo magistrado, el ciudadano brasileño Jatcy Pereyra Lima -propietario de “Pollolandia”- exiliado en nuestro país y el agrimensor Alfredo Rodríguez Luciardi, en cuyo domicilio de la calle Comercio, además de profusa literatura marxista se encontraron cuatro hojas con los nombres de jefes y oficiales del ejército, con mando en diversos cuerpos y en la Jefatura de Policía, tildados con lápiz.

Con respecto a ellos el Juez no adoptó, aún, determinación y es posible que hoy concurran nuevamente a declarar, conjuntamente con otros de los detenidos.

Los Allanamientos de Ayer

Ayer, de mañana y de tarde, se produjeron numerosos allanamientos. La acción fue encomendada a la Guardia Metropolitana, en colaboración con comisarios de vigilancia de la Jefatura y el Comisario de Patrulleros.

Por su orden, en la mañana, los allanamientos -debidamente autorizados por el magistrado de turno- se realizaron en Camino Vecinal s/n, en Pajas Blancas. De allí, en averiguación, se llevaron detenidos al Jefe del hogar, un chacarero modesto y su hijo. No se incautó material que les comprometiese. Posteriormente, se allanó el domicilio de un conocido dirigente de UTAA -el sindicato de cañeros de Artigas- en la calle Carlos Mª Ramírez 1574, apto. 4, no encontrándoselos ocupantes de la casa. Debió, pues, forzarse la puerta y en la revisación del domicilio sólo encontró, la policía, material bibliográfico, de propaganda, etc., de circulación normal y probatorio -en algunos sobres- de la correspondencia mantenida por el dueño de casa con círculos de Pekín. Dos fincas más fueron allanadas: una en Enrique Martínez 2063 y otra en Garzón 1058, además de un club deportivo sito en Gral. Flores y Londres.

En la primera finca citada, reside un antiguo funcionario de la Cámara de Representantes, con cargo de jerarquía y, según las referencias que nos llegan, de probada militancia democrática. Se encontró, no obstante en la casa, un numeroso material bibliográfico comunista y, en los fondos, residuos de ceniza, aún humeantes cuando llegó la policía, de folletos y libros. Al parecer son de pertenencia de un hijo del inquilino principal, funcionario público que se hallaba ausente al concurrir la policía.

De Tarde Nuevos Allanamientos

Pasadas las 16 de ayer, volvió a salir de la Guardia Metropolitana otra fuerte Comisión Policial. Integrada por funcionarios de esa Unidad, del Servicio de Radio-Patrullas y de Inteligencia y Enlace de Investigaciones.

El primer procedimiento tuvo lugar a escasos metros de la propia Guardia, en la calle Carlos Roxlo, en una finca particular, donde se halló gran cantidad de libros y propaganda de la línea Pekín.

En seguida la Comisión se dirigió a la calle Gaboto entre Constituyente y Lavalleja, penetrándose en un apartamento ocupado por un hombre.

Al revisarse la finca se secuestró propaganda y libros, y entre éstos una cantidad de recortes con fotografías de Roncón de Baygorria, notándose que varias flechas señalaban puntos al parecer de interés en la obra.

La Policía, en vista de la importancia del material procedió a interrogar al inquilino, conduciéndolo luego en carácter de detenido.

A continuación los allanamientos se sucedieron durante horas y horas.

En la calle Feliciano Rodríguez, que no estaba ocupada, encontraron fotografías y papeles. En Ramón Anador y Lyon se revisó otro apartamento pero con resultado negativo.

En una casa de la calle Navarra, también deshabitada, se halló material de propaganda comunista en cantidad bastante numerosa.

Finalmente en una finca de la calle Dr. Enrique Pouey, el procedimiento creó expectativa especial, pero al forzarse la puerta de entrada se comprobó que las ventanas estaban cerradas con cadenas y entre los papeles mucho material y fotografías. En un lugar bien visible de uno de los ambientes un gran cuadro enmarcado de Fidel Castro.

El último de los allanamientos se cumplió en un apartamento de la calle Lavalleja, donde se pensaba ubicar a una mujer, activista reconocida, la que no estaba presente, procediéndose igualmente a retirar abundante propaganda.

Procedencia de los Allanamientos

Aunque la policía guarda un hermético silencio en lo atinente a la razón de los allanamientos antedichos conviene, al respecto, hacer alguna precisión. En efecto, de lo observado ayer, muchos de ellos parecen no guardar procedencia con los objetos fijados; esto es, localizar a los que aparecen como cabecillas o implicados en la célula “Pinella”.

Llevándose a cabo, además, con un despliegue espectacular de fuerzas, motivan, en el público de los diversos barrios, comentarios de todo tono. Parece evidente que la búsqueda es -en algunos aspectos- un poco a ciegas. Se trata evidentemente, de una pesquisa difícil. Se lucha contra una organización disciplinada y bien adiestrada. Pero, justamente, como lo que se trata de demostrar es la existencia de una corriente que actúa usando métodos violentos, regresivos y liberticida, debe la policía -y la Justicia que la controla- evitar caer en transgresiones a la ley, por mínimas que sean. Debe demostrarse por el contrario, por el respeto a la ley y la moderación en el procedimiento, otra filosofía; la que nutre a los regímenes forjados en el sentimiento de la libertad. Toda violencia innecesaria, toda demora en la participación de la Justicia en la consideración de cada caso, lesiona un prestigio que es necesario mantener a toda costa. La necesaria búsqueda de los responsables de una organización liberticida no debe ser, de ninguna manera, motivo para investigar coactivamente a personas, que comparten ideas que la ley permite y garantiza.

Los del Tiroteo, Identificados

En otro plano, interesante y positivo, la policía habría llegado finalmente a identificar a todos los componentes del grupo que se tiroteó con la policía el jueves 22. Ellos serían el muerto, Carlos A. Flores, el ahora procesado Abraham Guillén Gracia y tres prófugos, uno de ellos Gabino Falero montes de Oca. Ya se estaría en posesión de datos filiatorios completos de los dos restantes, Las próximas horas pueden arrojar novedades de importancia decisiva en lo que respecta a la pesquisa.

Fecha: 5 de Enero de 1967 – Diario “El Diario” – Pág. 16

UN CABECILLA DE LOS TERRORISTAS ESTA DETENIDO

Omar Obdulio Díaz Calderón, que se entregó a la policía alegando estar desvinculado con las células extremistas descubiertas por la policía, sería uno de los hombres claves en todo este plan subversivo que se venía gestando en nuestro país, con objetivos orientados por el ideario del viejo líder chino Mao Tse Tung.

Según nos informamos en forma extraoficial, esta tarde, el jefe del departamento de Inteligencia y Enlace, comisario Alejandro Otero, interrogaba a fondo a dicho individuo que estaba directamente vinculado, con el experto en bombas Luciano Pregoni Giménez, procesado ayer.

CONECTADO CON CUBANOS

Omar Obdulio Díaz Calderón, es un hombre que sabe mucho más de lo que dice, un verdadero jefe de la organización extremista desbaratada, y se ha podido comprobar que fue adoctrinado en la lucha revolucionaria por líderes cubanos, con los que mantiene estrecha vinculación.

Díaz viajó a la Habana en más de una oportunidad a entrevistarse con fidelistas y allí recibió directivas precisas, para aplicar luego en la guerra de guerrillas y acciones de terrorismo en el Uruguay.

Reunir las evidencias que permitan su procesamiento es labor sumamente compleja puesto que el detenido es una persona que posee una firme formación intelectual y un adiestramiento físico capar de enfrentar horas y horas de interrogatorios sin caer en contradicciones ni delatar a sus compañeros.

De todas maneras hay pruebas en su contra entre ellas las del porteño Pregoni que afirma haber entregado explosivos y otros elementos para la práctica del terrorismo a Díaz Calderón.

PROTAGONISTAS DEL TIROTEO

Acerca de los hombres que protagonizaron el sangriento tiroteo que culminara en el cruce de las calles Burgues y Bella Vista, estamos en condiciones de informar que viajaban en la camioneta Chevrolet, además de Flores Álvarez (muerto) en la instancia, Tabaré Eolises Rivero Cedrés, conocido por Ismael y Gabino Falero Montes de Oca. Los otros dos autores de la violenta resistencia con metralletas y bombas, si bien también están identificados no fueron dados a conocer por la Policía, por razones que comprendemos relativas al desarrollo de la delicada investigación. Probablemente esta noche se informe ampliamente acerca de tales sujetos y de otros sensacionales detalles vinculados con las actividades de los tupamaros.

INMINENTES PROCESAMIENTOS

Esta tarde iban a declarar ante la Justicia varios de los detenidos y es inminente el procesamiento del brasileño Darcy Pereira Dos Santos y del Agr. Luciardi, detenido en la finca de la calle Comercio, donde se hallaron abundantes pruebas de las actividades terroristas de éste y sus compinches.

Para llegar a las conclusiones antedichas, el Departamento de Inteligencia y Enlace debió cumplir una científica pesquisa que no sabe de jornadas de descanso.

Esta tarde era visible el agotamiento físico de algunas de las autoridades de dicho departamento quienes están trabajando en forma ininterrumpida desde hace más de dos semanas.

Fecha: 6 de Enero de 1967 – Diario “El Día” – Pág. 5

Identifican a Otros 4 cabecillas Terroristas

Dijimos ayer que varios cabecillas de la “Comunidad Juvenil Pinella”, que funcionaba en la calle Heredia, en La Teja, estaban individualizados. Esta noticia se ha confirmado plenamente y, según las informaciones proporcionada -el Ing. Jorge Babera Lluveras (Lucas), el Prof. Julio Marenales Sáenz (Don Timoteo). Tabaré Eolises Rivero (Ismael), Heraclio J. Rodríguez Recalde (Jesús) y su esposa Edith Moraes Alvez (Mariana) y Gabino Falero Montes de Oca (Alejandro)- se completa con otros nombres. Todos ellos de acuerdo a las actuaciones de “Inteligencia y Enlace”, forman parte del grupo activista, que orientó, imaginó y participó, en distintos grados, en los asaltos y robos, así como atentados terroristas.

Los nuevos sindicados son Juan Carlos Peña Morán (nombre quizá ficticio), María Elsa García Garreiro Martínez (la Claudia que antes habíamos mencionado), Carlos Héctor Mejías Collazo (Jaime), América García Rodríguez (Mariela), Eleuterio Fernández Huidobro (Jesús), Héctor Amodio Pérez y Alicia Rey Morales (Carmela).

Entre paréntesis van los seudónimos con que se hacían conocer a los demás afiliados, casi todos gente del barrio. Entre ellos están los dos que, con Flores Álvarez, que murió en la acción, Falero Montes de Oca y Abraham Guillén Gracia, integraron el grupo que piloteaba la camioneta “Chevrolet” aquella fatídica mañana -las 7 y 15 del jueves 22 de diciembre- en que cayó Flores y se encadenaron los hechos que dos días después culminarían con el asesinato del Comisario Silveira Regalado y el suicidio de su matador, Alfredo Robaina.

Nuevas Revelaciones

De acuerdo a nuestras informaciones, la policía habría llegado a individualizar a los citados, por las confesiones de varios de los detenidos y remitidos. Incluso, tendría datos bastante exactos sobre la personalidad de cada uno. Así por ejemplo, surge con perfil vigoroso, la joven Alicia Rey Morales, “Carmela”, una estudiante de derecho, de tendencia comunista extremista, de especiales condiciones. En efecto, era ella la encargada de “Instrucciones de tiro”, enseñando a los demás el manejo de las armas, tiro rápido, etc. Sería la mejor tiradora de todos.

Su novio, Héctor Amodio Pérez, “Ernesto”, podría ser uno de los cinco que tripulaban la camioneta. Los demás eran activistas, mecánicos, encargados de la propaganda y, entre ellos, algunos habrían participado en los robos de armas. Todos los citados permanecen prófugos. Pero algunos de ellos serían seguidos muy de cerca por la policía. Así, por ejemplo, sólo por cuestión de horas, pudo escapar ayer Alicia Rey. Es de señalar que varios de los citados son estudiantes y sus edades oscilan entre 22 y 28 años.

Se Decretaron Varias Libertades

El juez, anoche, dispuso -luego de largos interrogatorios- la libertad del ciudadano brasileño Jarcy Pereira Lima, de Nancy Correia de Insfran, María Inés Cipucho Rodríguez, Enrique Berhau Espino y Nelson Tarocco León. Varios de ellos detenidos la víspera, en ocasión de los allanamientos que describimos ayer.

En cambio quedó en libertad condicional -emplazado para hoy- el Agr. Alfredo Luciardi, en cuyo domicilio la policía se incautó de una lista con los nombres, tildados, de jefes y oficiales del Ejército. No recobró la libertad, en cambio y será indagado nuevamente, el argentino Omar Díaz Calderón, cuya situación es comprometida pues hay indicios muy fuertes de que estuvo vinculado a Pregoni (ya remitido), a Guillén Gracia y otros miembros de la célula “Pinella”.

Inútil Búsqueda, Ayer

Ayer se hicieron muy pocos procedimientos. El principal consistió en la revisación de una zona de la red cloacal, existente en las barriadas del Parque Rodó, en procura de armas y otros efectos que pudieron haber sido escondidos allí. Con caretas antigases, armas, etc. funcionarios de la Metropolitana hicieron todo el recorrido, sin haber tenido éxito. Es posible que hoy prosigan las actividades en el orden de la búsqueda de los prófugos, mientras un sector de los pesquisantes continúan los interrogatorios y el estudio del material incautado.

(Copia fiel de los originales)

Fuente: www.pasadoreciente.com “Museo de la Memoria del Pasado Reciente”

Nota de la Próxima Semana: ALLANAN OTRO CENTRO DE ACTIVIDAD TERRORISTA

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí