ITO, UNA GUERRA MEDIÁTICA MAS… Por Daniel García

2
688

Históricamente los diferentes partidos políticos, han presentado reclamos diversos cuando entienden que se gastan mal los dineros públicos, para ello han recurrido a cuantificar cuantos liceos u hospitales se pueden haber construido con ese eventual gasto que se critica.

Lo cual en principio, requiere de un cierto análisis, ya que por más dinero que hubiere, no sería racional construir hospitales o liceos en forma indiscriminada, sin tener en cuenta las necesidades, así como la estrategia de sus ubicaciones, no es construir por construir en si mismo.

El actual gobierno, propuso como parte de sus promesas electorales, la construcción de un hospital en el oeste de Montevideo, específicamente en la zona del Cerro, por ser un lugar, extensamente poblado, al igual que sus zonas cercanas de influencia, con un dato trascendente, no existen centros asistenciales tipo hospital en esos lugares.

Por lo tanto, se dispuso la construcción de un centro de referencia para esa popular zona de Montevideo, no solamente, para cumplir una promesa electoral, sino por atender una realidad asistencial hasta ahora no satisfecha.

¿Quién podría estar en desacuerdo?

Y bien, estimado lector, contra todo pronóstico, la realidad que es perversa, nos ha mostrado hasta donde puede llegar el fanatismo político-ideológico, como los medios han mostrado, el día de la inauguración de este nuevo hospital.

Pancartas llenas de odio, diciendo, «Con un ‘hospitalito’ no se tapa la corrupción, la mafia, ni el hambre de los niños», «Renuncias, no destitución», decía otro, y «gobierno corrupto»

La clara alusión a los hechos de notoriedad, no justifican en nada este tipo de protestas, que solo, seguro representan, a un pequeño porcentaje de montevideanos, cuya “supuesta” disconformidad, incluye hasta la inauguración de un centro asistencial.

Aunque increíblemente, otras autoridades, de colectivos sindicales médicos, también hicieron sentir sus voces críticas, los mismos, que cuando la pandemia, reclamaban cuarentenas obligatorias y otras medidas notoriamente perjudiciales, como quedó demostrado por quienes las adoptaron.

Pero, su insistencia militante, ideológica y politizada, les hace persistir en oponerse a todo, hasta que el mismo sol aparezca cada día, negando todo lo que no comulgue con su anárquica visión.

Cuantos hospitales se podrían haber construido con tal o cual dinero, ha sido un eslogan ampliamente machacado por el discurso de izquierda, frenteamplista o sindical pitcentera, en su intento de crítica a políticas poco sensibles en temas de salud.

Infinidad de veces hemos escuchado este tipo de denuncias, que pretenden agitar la indignación, como acusar, de insensibilidad y faltas de política en salud.

Sin embargo, la dura realidad, nos muestra la inauguración de un moderno hospital en una populosa zona de Montevideo, con capacidad asistencial variada, dotado de una buena infraestructura que permite, intervenciones quirúrgicas, como otros actos médicos.

Solamente, una alta dosis de odio acumulado, puede generar, que personas se presten a participar de este tipo de actos incomprensibles y no racionales, que la izquierda es experta en programar y en una especie de acto reflejo del famoso “Perro de Pavlov”, inundar las redes de críticas perversas, de militantes alineados en este malestar ficticio.

Para terminar de desprestigiar esta inauguración, de quienes podemos recordar pocas obras, algunas innecesarias y altamente costosas, como el Antel Arena, agregaron que era solo un “hospitalito”, inventando un término degradante con el “ito” final.

Una inmensa perversidad, que solo pretende mantener un encono furibundo contra un gobierno, al que se le pueden encontrar muchas críticas, pero que no tiene fundamentos ni razones, cuando aporta a la comunidad un hospital que beneficia a gente humilde, en una zona olvidada en la asistencia sanitaria.

No debería sorprender, por parte de quienes son portadores de un discurso plagado de rencores y odio, generan críticas de orden corrosivo, denuncias de corte sensacionalista, que se valen del peor marketing negativo, que explota cualquier acción o hecho, buscando un rédito electoral en la masa de resentidos y frustrados ciudadanos.

Sin importar cual es el gobierno, si se hacen críticas irracionales a las obras realizadas, vemos como se llega a desconocer y no valorar un hospital como en este caso, o como ha sucedido, con hitos, con hache, como la represa de Salto Grande, la de Paso Severino, dos puentes que nos unen a Argentina y tantas otras obras, que por haber sido hechas en un gobierno cívico militar se ignoran olímpicamente.

Esperemos, que la popular zona del Cerro, sepa aprovechar esta gran obra que contribuye a la salud de tanta gente, a la que se le acerca un área asistencial que en infinidad de años nadie se acordó de atender.

Que la mezquindad y el egoísmo que fomentan algunos grupos políticos, quede solo en eso, demostrando que su inmenso odio en realidad, se pierde y es muy chiquito.

Daniel García

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí