LA BAJA NATALIDAD EN URUGUAY: UN DIÁLOGO QUE DEBEMOS TENER ENTRE GENERACIONES. Por Marcelo Martín Olivera

0
827

Las recientes declaraciones del senador Guido Manini Ríos sobre la cultura de la maternidad y la baja natalidad en Uruguay, abren una oportunidad para explorar las complejidades y matices que rodean este tema en nuestro tiempo. En lugar de caer en la trampa de la polarización y el enfrentamiento de opiniones, es esencial adoptar un enfoque de diálogo y entendimiento entre las diversas generaciones que coexisten en nuestra sociedad. A medida que reflexionamos sobre las percepciones y experiencias que moldean nuestras actitudes hacia la maternidad y la paternidad, surge la necesidad de tender puentes entre las generaciones actuales y anteriores, reconociendo tanto las continuidades como los cambios que han ocurrido en el tiempo.

Es esencial comprender cómo han evolucionado las presiones sociales y las normas culturales en torno al ideal de familia a lo largo del tiempo.

La generación actual, especialmente aquellos que estamos alrededor de los 30 años, nos encontramos en un contexto donde las expectativas y las realidades económicas han cambiado drásticamente en comparación con generaciones anteriores. En lugar de enfrentarnos a la presión social de formar una familia a una edad temprana, como era común en el pasado, los jóvenes de hoy tenemos la libertad de elegir cuándo y si deseamos tener hijos, lo que refleja un cambio radical en las dinámicas familiares y sociales.

Contrario a la percepción de que la palabra «maternidad» se ha vuelto tabú, nuestra generación muestra una mayor conciencia de las responsabilidades y los costos asociados con la crianza de hijos. Esta conciencia abarca no solo aspectos económicos, como el costo de criar a un hijo en la sociedad actual, sino también consideraciones sobre el impacto emocional, educativo y social de la crianza de los hijos. Los jóvenes de hoy estamos más informados y somos más conscientes de los desafíos que implica ser padres en un mundo en constante cambio, lo que influye en sus decisiones sobre la planificación familiar y el significado de la paternidad o maternidad.

La realidad económica y social actual ha redefinido nuestras prioridades en cuanto a la formación de una familia. En el pasado, la estabilidad económica y la vivienda eran metas más alcanzables para los jóvenes, lo que proporcionaba un contexto más propicio para la formación de familias numerosas. Sin embargo, en la sociedad contemporánea, los jóvenes enfrentamos desafíos como el aumento del costo de vida, la precariedad laboral y la inseguridad financiera, lo que dificulta la toma de decisiones sobre la paternidad y la maternidad. Esta nueva realidad económica nos ha llevado a un cambio en las aspiraciones y prioridades, puede sonar duro pero ahora buscamos estabilidad financiera y realización personal antes de embarcarnos en la aventura de tener una familia.

Ante este escenario es imperativo abrir un espacio de diálogo constructivo entre las diferentes generaciones para comprender mejor las complejidades de la baja natalidad en Uruguay. Este diálogo debe basarse en el respeto mutuo y la apertura a diferentes perspectivas, reconociendo que cada generación tiene sus propias experiencias y desafíos. Escuchar activamente las preocupaciones y opiniones de todas las partes involucradas puede llevar a una comprensión más profunda de las causas subyacentes de la baja natalidad y facilitar la búsqueda de soluciones efectivas.

Al fomentar un ambiente de diálogo inclusivo y respetuoso, podemos trabajar juntos para encontrar enfoques que aborden las necesidades y preocupaciones de todas las generaciones. Debemos reconocer las realidades cambiantes de la sociedad actual y promover un entendimiento mutuo entre las generaciones, podemos avanzar hacia soluciones que sean verdaderamente inclusivas y alejadas de las teorías de agendas que apuestan a despoblar al mundo, teorías que analizadas con criterio, suenan más a conspirativas que a un hecho comprobable.

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí