LA CIENCIA DE LA PANTOMIMA. Por Marcelo Martín Olivera

2
502

A finales del año pasado fuimos testigos de varios ataques a obras de arte por parte de grupos ecologistas que necesitaban expresar su reclamo, como si esto fuera poco posteriormente se pegaban a las mismas. Podemos coincidir o no con el método, pero fue muy eficaz, lograron su cometido, estar en la boca de todos y en todo el mundo.

Pongo mi cabeza encima de un picadero, y no la pierdo, si les digo que ni ellos esperaban tanto impacto. Este tipo de intervenciones son molestas para los museos y peligrosas para el patrimonio cultural de la humanidad, pero son una clara demostración de que la pantomima es un recurso válido para llamar la atención y que los medios responden eficazmente a ello. Es un juego de ganar, ganar y todos lo sabemos bien.

Cualquier persona que necesite enviar un mensaje movilizador tiene que usar todos los recursos que tiene a mano, tirarle tomates a varios cuadros como La joven de la perla de Johannes Vermeer es pertinente si lo único que hay a mano son tomates y un poco de picardía. Incluso la pobre Greta Thunberg estuvo meses parada con un cartel y perdiendo clases para poder concentrar la atención mediática, esa misma repercusión la tenía lanzando tomates a un cuadro.

Y no, no estoy avalando el vandalismo como forma de protesta, sino que estoy queriendo dejar en claro que detrás de cada pantomima hay un pienso que la hace única.

Lo mismo sucede en nuestro sistema político actual, algunas figuras hacen uso y abuso del recurso de la pantomima para hacerse escuchar, o que los insulten. Lo importante es estar en la vidriera y que los consumidores los tengan en cuenta, la consigna es “nada de ir a la góndola de los saldos, siempre en el pasillo principal”. Así se comportan, así les va y así degradan el sistema político.

Esto lo vemos casi todos los días con la Intendente (si, con E) de Montevideo, en las últimas semanas hizo varias apariciones públicas diciendo que el gobierno “no tenía rumbo” ya que tomaba decisiones al voleo, quizás no quiere hacer lo mismo con Montevideo, por eso no toma decisiones y en la ciudad solo 18 de Julio tiene las veredas sanas, y no es una exageración. Otro ámbito donde se nota su falta de decisión es con la gestión de los residuos, varios contenedores de todos los barrios capitalinos desbordan de basura. Ahora no pueden decir lo mismo que el ex intendente y presidenciable Daniel Martínez, aquello de que la basura se debe al “alto consumo” de la gente, si dicen eso el relato de la escasez se cae al piso. Por eso toman el camino del mínimo esfuerzo y no levantan un escobillón.

De las últimas perlas de este collar de pantomimas semanales fue el saludo EN CHINO al pueblo asiático por su nuevo año, justamente ella que cuando le preguntaron por el TLC China – Uruguay puso el grito en el cielo con un “Si nos abrimos de un día para el otro a China, adiós industria del Uruguay”. En ese momento era válido estar en contra, ahora es válido hacer buenas migas en su necesidad de alimentar su autopercepción de mandataria del Uruguay.

Hay cosas que Cosse tiene muy claras en la vida, la primera es que quiere ser Vicepresidente (si, con E) del Uruguay. No será la primera rubia en llegar a Torre Ejecutiva en la historia nacional, pero ser segunda no le va a sacar el mérito. Es emprendedora la muchacha.

Otra cosa que tiene clara es que tiene su sillón en la IMM de chiripa. La principal crítica de la izquierda a la Coalición es el rejunte para ganar, y en cierta forma tienen razón. Pero se olvidan de los orígenes del FA o viniendo más acá en el tiempo de la ley de lemas, en los 90 lanzaron todo tipo de maldiciones en contra de ella, pero en 2020 esa ley le permitió a Cosse ser Intendente, sin ley de lemas vigente hoy la Intendente sería la mujer más votada de las elecciones pasadas, Laura Raffo.

Cosse no se unta la mano con pegamento luego de lanzarle tomates a un cuadro de Vermeer, por falta de una obra de ese autor, eso es claro. Pero no duda en untarse la mano en pegamento y pegarse a cualquier relato, celebración o lugar donde haya prensa o cámaras de fotos.

Mientras tanto su ingravidez en Montevideo es notoria y va desde la Intendencia hasta la Junta Departamental.

2 COMENTARIOS

  1. Claramente Coose quiere llegar mas alto por eso su metamorfosis, pasa constantemente de imitar a Bachelet a Merkel y a veces intenta jugar a Lady Di. Pero esa experiencia no se compra ni se imita SE TIENE o se adquiere y Carola no las tiene por naturaleza ni tiene capacidad para adquirir otra cossa que zapatos.

  2. Es tal cual, ahora se fue a la CELAC
    Le encanta figurar y aparentar, pero siempre a la sombra de alguien más, debe tener una vida muy miserable para aceptar siempre un segundo lugar.

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí