LA OLLA DE GRILLOS.

0
534

El doctor Eduardo J. Corso decía: «Uruguay es el país de la broma», por no decir «el país de la joda».

Lo de las ollas populares es otra muestra de lo mismo. Juegan con el hambre de la gente, técnica de captación de partidarios que vi emplear en zonas de conflicto, pero no esperaba ver eso en Uruguay.

Que el MIDES pregunta y los de las ollas no contestan, que unos eluden y otros mienten, que unos aclaran y otros la empañan.

El ministro de Defensa ofreció colaboración, «por lo que en el cúmulo de esfuerzos se va a buscar un mayor alcance al territorio”.

 El ministro de defensa saluda con sombrero ajeno ofreciendo personal militar para la distribución de la comida y solucionar los líos de otros.

Eso parece ser una «acción solidaria» pero en realidad es otra cosa: es hacer demagogia con mano de obra barata.

¿Es tan difícil hacer algo bien, sin sembrar dudas?

Cada tanto, nuestros líderes políticos se reúnen y se brindan un «autovoto de confianza » ante la firmeza de las instituciones democráticas.

Pero se olvidan de la opinión del ciudadano «de a pie», quien ya está está aburrido de ver siempre lo mismo, el desorden endémico que nos caracteriza y que parece no tener solución.

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí