Las 10 de Da Silva. Por Sebastián Castro

0
159

Buenos días, gracias por su tiempo.

Sabemos que su agenda está muy nutrida, dividida por sus actividades parlamentarias y sus actividades particulares como productor.

1- ¿Es compatible ambos trabajos? La oposición se lo cuestiona. Aunque nobleza obliga debo recordar que el ex ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca en el gobierno de Mujica, Tabaré Aguerre Lombardo era empresario arrocero.

Usd a dicho en reiteradas ocasiones que defiende al campo. ¿Es en ese lugar donde se siente más cómodo?

La actividad del productor rural es compatible con el senado en cuanto no exista un vínculo donde uno pueda verse favorecido por la acción del estado. En mi caso no existe, yo soy productor agrícola ganadero. Tengo una cabaña de caballos criollos que es mi actividad principal. No tengo ni siquiera cuenta en el Banco República. Además del tiempo, que es una de las angustias que tengo cuando vienen las épocas de alta actividad política y los establecimientos agropecuarios a veces quedan postergados. No es lo mismo la presencia permanente del responsable a que no esté. Eso forma parte de muchas de las angustias que en realidad paga mi familia con menos tiempo en casa.

La defensa del campo es la defensa de un país agropecuario. Uruguay es el país más agropecuario del mundo que tiene en el parlamento la menor ruralidad. Es normal ver en otros países similares como Australia, Nueva Zelanda, Brasil, Argentina, EEUU o Francia legisladores ruralistas y en Uruguay es muy difícil encontrarlos. Por eso para la opinión pública parece sorprendente pero nosotros defendemos el campo entendiendo al campo como al productor rural, la cadena que se genera tanto por sus trabajadores, sus proveedores y toda su intensa actividad económica que va desde una cosechadora hasta un despachante de aduana. Y en toda esa generación de riqueza genuina nos van a ver siempre a nosotros defendiendo la cultura del trabajo que es la única forma de desarrollarse preparándose para el trabajo en el campo o en la ciudad. En el campo tiene que haber alguien que los defienda y en este caso soy yo.

2- En la década de los 90, Washington “Turco” Abdala era más conocido en las filas del Foro Batllista como “el soldado”. Un mote que se había ganado por su incondicional militancia y defensa del partido colorado. ¿Usd cree que su papel en el Partido Nacional es similar?

No porque es un rol distinto. A mi no me gusta que me pongan el rótulo de “soldado del gobierno”. Lo que sí es una forma de defensa que pueden algunas personas catalogarla de políticamente incorrecta. Yo no estoy acá para viajar ni para hacer amigos si no para tratar de llevar adelante un plan de gobierno y ser enfático en los doble discursos, en las hipocresías y en las amnesias. No es un papel que se juegue con sonrisas porque a uno lo deja muy expuesto, pero creo que el talante de la oposición desde que asumimos no nos ha dejado margen como para hacer alguna otra cosa. Por supuesto que el gobierno tiene unas 25 o 27 propuestas mías encima de la mesa, muchas de las cuales se han implementado. Algunas son proyectos de ley y otras no, desde el préstamo para agua para parcela o hasta la prevención de cortar las banquinas o el sobre presupuesto para las escuelas agrarias de la UTU, etc, etc. Prefiero que me digan el senador de la gente del campo que “el soldado del presidente”. No es un rol que me parece que lo juegue, si uno tiene espalda suficiente como para que le investiguen la trazabilidad y por eso uno que nunca ha dependido del estado, que nunca ha ejercido más que en un cargo legislativo, tengo la suficiente trazabilidad como para poder decir las cosas de frente y eso en un sistema político que muchas veces en aras de la convivencia democrática se transforma en hipócrita porque yo no soy de los que cree que el debate fuerte y menoscabante que hemos recibido en este período de gobierno después se traduzca en abrazos en el ambulatorio del Senado. Como yo soy así la gente sabe que yo no tengo doble discurso. Después tengo muy buena relación con el 80% de mis compañeros legisladores del Frente Amplio y en las comisiones trabajamos y tratamos de sacar todas las cosas por consenso.

3- Dentro de la Ley de Urgente Consideración se incluyeron dos artículos muy cuestionados por la oposición. Son los artículos 357 y 358. El primero modifica las obligaciones que deben cumplir los colonos y habilita la posibilidad de exonerar una de las obligaciones tradicionales: la de vivir en el predio. El segundo desafecta del INC aquellas parcelas que provienen del Banco Hipotecario, que sumarían unas 50 mil hectáreas. ¿Está de acuerdo con estos artículos o les haría algún cambio?

Esas normas fueron refrendadas por el pueblo uruguayo y hablan de una ruralidad muy moderna, nosotros la defendimos, estuvimos de acuerdo. Hay dos aspectos, primero las excepciones que la gente colona pueda tener un gurí estudiando en el liceo o poder cambiar de domicilio si estas padeciendo una enfermedad y con respecto al Banco Hipotecario si, es un vicio notarial que venía de hace tiempo que nosotros estamos de acuerdo en modificar.

4- ¿Cuál es su modelo de país? ¿El de la forestación y la celulosa o el del productor ganadero y la producción agropecuaria?

Mi modelo de país agropecuario es el de la diversidad. En zonas donde hay que fomentar la cultura del campo natural, por ejemplo los basaltos en zonas donde los campos tienen una aptitud forestal, darle riqueza a esos suelos y poder plantar árboles. En los núcleos agrícolas poder hacer agricultura con rotación, no monocultivo. Reafirmar los procreo que nos de mayor nivel de preñeces día a día, año a año. Las mejoras en pasturas, ser carbono neutro. No hay un modelo antagónico, el celuloso forestal vs la ganadería, eso es un mote que en la realidad del campo uruguayo no existe. Conviven perfectamente. Lo que tenemos que tratar de hacer es que esa convivencia tenga armonía

 Pero el Uruguay es citrícola, vitivinícola, ovejero, ganadero, forestal, agricultor, arrocero y tambero. Cualquiera de los productores uruguayos son ejemplo en el mundo.

5- El caso “Astesiano” convulsionó el espectro político y marcó agenda estos últimos meses. ¿Usd cree que dejó heridas electorales de cara al próximo año? ¿O por el contrario ya es un tema laudado? ¿Está conforme con la sentencia que recibió?

En el caso Astesiano se colgaron de un funcionario de décima categoría que obviamente defraudó la confianza y a partir de ahí se centraron todas las críticas. Todos los días nos enteramos de episodios nuevos de corrupción real, de injerencias de jerarcas altísimos del Frente Amplio. Por ejemplo, el caso de Susana Pereira de esta semana y el Frente Amplio lo único que tiene es “el caso Astesiano” que es un guardaespaldas, un custodia que fue infiel y abusó de la confianza, que se confundió y que está preso con la mayor condena que tienen ese conjunto de delitos en la jurisprudencia uruguaya. Van a querer afectar, pero bueno, cuestionan hasta un contenedor de pescado congelado. Ojala que sigan con ese “lengue-lengue”.

6- Fernando Pereira le dijo a usd “Terraja” y usd lo comparó con L-gante. ¿Usd cree que le hace bien a la política “bajar al barro” y cambiar golpe por golpe?

Con Fernando Pereira tenemos un largo historial de desencuentros que empieza cuando él me empezó a descalificar diciendo que éramos francotiradores, volvemos siempre a lo mismo. En el diálogo todo, en la descalificación también todo. Porque no hay pedestales morales para que alguien pueda descalificar al otro y ofenderse cuando viene la respuesta. Obviamente entendemos que la descalificación no es el mecanismo para el enfrentamiento político, sino son los argumentos pero a veces no nos deja otra alternativa.

7- En un próximo gobierno nacional, ¿desde donde le gustaría aportar? ¿Desde el senado o en algún ministerio?

Yo no tengo demasiadas aspiraciones. Por suerte el partido me dió la chance de ser edil, diputado y ahora de ser senador. Tengo 50 años y la verdad es que la vida no es atractiva a partir de ocupar un cargo público. No es algo que me desvele. Lo que me desvela es ganar las próximas elecciones y evitar que el Frente Amplio vuelva. Este “frente angosto” que ha perdido el perfume fundacional de los intelectuales, los académicos, el frente sindical y para eso voy a trabajar. No me veo en ningún lado. En todas las charlas la gente sabe que me encanta ser senador suplente, entrar en los temas de campo y luego irme afuera del palacio de mármol para poder aportar más desde el mundo real. Pero bueno,  a veces uno es rehén de las decisiones. Nada me inquieta menos que el lugar que voy a tener.

8- Si hoy fueran las elecciones y Javier Garcia no fuera candidato, ¿cuál cree que sería el candidato más preparado para continuar con las reformas que Luis Lacalle Pou comenzó en este mandato?

Javier es uno de los indicados, si por supuesto hay otros compañeros. Me preocupa más a mi que el partido salga a los pueblos y a los barrios a defender al gobierno. Me preocupa mucho más que en “blanquillo” hoy vayamos que es una localidad que tiene mejor comunicación, la ruta asfaltada, que se inauguraron 39 viviendas del plan Mevir, que hay una ambulancia nueva, que analizar el tema de los candidatos. La campaña contra la mentira que va a instalar la oposición es en el mano a mano, en el cara a cara. A la gente la convencemos mostrando cosas que puedan ser tangibles y para eso necesitamos un partido muy robustecido y de eso es lo que me voy a encargar.

9- Cree que la reforma de la seguridad social fue un error político que les costará votos en los próximos comicios?

No, hacer lo debido nunca es un error político. Es el deber ser nacionalista que ha transformado con el paso del gobierno estructuralmente al Uruguay. El que gobierne con un ábaco viendo cuántos votos gana o pierde no es un político honesto.

10- El juicio político a Carolina Cosse es oportuno o como han dicho algunos políticos de su partido es un error que la va a revictimizar?

Es un tironcito de oreja que todos sabemos que no tiene consecuencia en una gestión que la sra Cosse ha sido siempre opaca. Fue opaca en todos los cargos que ejerció y por eso no le gusta que la controlen. El resto me parece que hay un aprovechamiento para victimizarse porque lo que se avecina es limpiar esa opacidad dejándola expuesta a todos los horrores que uno ha visto en el paso de Carolina Cosse en la administración de los dineros públicos. Para poner cuatro ejemplos: Gas Sayago, Antel Arena, fibra óptica y publicidad de Antel. Hay un patrón de conducta que cuando es intendente se repite y no le gusta que la controlen. Pero nada va a pasar. Va a ser otro de los tantos episodios donde el frente aproveche para victimizarse.

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí