LOS ZURDOS (IZQUIERDISTAS) SON MEZQUINOS HASTA MAS NO PODER. Por Joise Morillo

1
188

“Nuestra República está destruida, la economía en ruinas y la gente en la miseria”. En este aspecto, señaló que “nada se puede reconstruir sin un vigoroso renacer de nuestra educación; pero justo cuando más la necesitamos, la escuela se vacía de maestros, de estudiantes y de presupuesto, y agoniza de espaldas a la calidad (…) Sin educación de calidad, no podremos salvar ni la empresa productiva ni la república”

(Luis Ugalde, Ex rector de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) Venezuela.

La figura gramatical de mezquino se define como sustantivo masculino. Propio de persona usurera, miserable, ruin, tacaña o parca. Así mismo poco solidaria y con ausencia de generosidad. Un ente con calidad de mísero, desdichado o desgraciado, alguna suerte de tipo adverso.

Proviene de la palabra mezquindad, se aplica a individuos de conducta innoble. Proclive a restarle mérito a quien lo merece.

Del mismo modo corresponde aplicarlo a entidades de carácter público o privado que dan evidencia de restarle o no compartir merito a la labor que otros han hecho. Desvincularse de responsabilidades donde la labor que otros han empezado debe ser continuada, por tanto, dicha labor es abandonada; de este modo el beneficio del objetivo no se produce y el mérito de sus promotores queda desierto.

En su libro “La fábrica de la Soberanía” Carlo Altini (politólogo italiano), afirma que, el cambio o la alteración de símbolos nacionales como: Bandera, Escudo o Himnos, es una señal infalible de que el gobierno, supuestamente apoyado por el pueblo (soberano) es proclive a una dictadura, donde se pretende crear una imagen de máximo liderazgo. Aunado a esto, el estancamiento de obras en proceso de construcción emprendida por gobiernos anteriores de tolda política diferente a la elegida para el presente recrea un sesgo de olvido de la actividad anterior. Con ello restarle mérito a quienes han producido algún veneficio a la nación, conservado y registrados en la historia.

La actitud de esta clase de gobierno representa a los dictadores izquierdistas. De principio, con el cambio de nombre de ciudades y de monumentos a héroes epónimos.  Es la clave de sus pretensiones hegemónicas. Seguidamente la reingeniería de las constituciones, el control del aparato productivo y alimentario más el control del transporte, la salud y producción de energía son las variables necesarias y precisas para su parámetro hegemónico. Para enquistarse en el gobierno.

En la Venezuela actual se han dejado abandonados o terminadas a medias decenas de obras que debían ser terminadas en un lapso de tiempo medio cuyo propósito era expandir el sistema de transporte mediante carreteras y ferrocarril. Este último sistema hubiese sido un peldaño firme en la escala del desarrollo económico de Venezuela. Igualmente ha pasado con la educación escolar, primaria y media o secundaria, en veintitrés años de gobierno del PSUV no se ha construido ni un colegio, ni un liceo. Esta negación es la muestra concisa de una falta de voluntad de que un pueblo progrese en la civilización. Por ende, tiende a mantenerse en el subdesarrollo, a la retaguardia del mundo que progresa y su historia. Al actuar de este modo el gobierno está dando muestra del poco interés que tiene de darle oportunidad a la capacidad mental (intelectual) de sus coterráneos o la ciudadanía que merece y tiene derecho por efecto constitucional providencias de orden público.  De modo que la falta es triple, moral, constitucional y política. Héctor Rodríguez en uno de sus teatros demagógicos siendo ministros de educación ante una masa de enajenados partidistas del PSUV en el marco de una supuesta campaña para erradicar la pobreza con políticas sociales y haciendo la salvedad advirtió:

«no es que vamos a sacar a la gente de la pobreza para llevarlas a la clase media y que pretendan ser escuálidos”

Para ellos, escuálidos es la clase media que junto a la empresa privada y la iniciativa individual son el enemigo. En contra de la filosofía política de Pitágoras, Aristóteles, Platón, Voltaire, Baralt, y más reciente Chomsky y muchos otros, quienes afirman que la educación es el secreto del éxito de los pueblos, su idea como tiranos es mantener al pueblo ignorante. Por ende, pobre, pues, esa es su base de apoyo.

Entre las expropiaciones que se hicieron en Venezuela durante el mandato de Hugo Rafael Chávez la empresa Agro-isleña (de insumos agrícolas) paso a manos de Adláteres y acólitos del gobierno de facto, para otorgar concesiones de importación a empresas extranjeras sin anuencia legal. Del mismo modo sucedió con la injerencia de misioneros cubanos en las áreas salud, de deporte, seguridad del Estado, aduanas, registros civiles, etc. Por tal motivo cientos de miles de profesionales venezolanos en esas áreas de funciones públicas y de seguridad quedaros rezagados o de carácter subalterno a directrices foráneas.

Su mezquindad radica en que si el mérito de individuos e instituciones no corresponden a los interese gubernamentales y en sus planes no existe una fidelidad absoluta a sus seguimientos y doctrinas hegemónicas o ideológicas, las más de las veces solapando a intereses particulares o elites de poder, ególatras o megalómanas, entonces son enemigos y hay que “neutralizarlos” como eufemísticamente le dicen a eliminarlo.

Se le imputa a Salvador a Allende, demostrado el poco merito que le daba a la libertad de expresión la siguiente afirmación, parafraseando:

“El periodismo no debe ser neutral sino en función de la revolución”

La obra más grande construida en los años 60 por los gobiernos de Acción democrática (AD) que une las dos costas lacustres más próximas del lago de Maracaibo (8 km), El Puente sobre el Lago, ha sido sometido desde el año 2013 al abandono total. El debido mantenimiento que requiere para proteger su estructura no se hace desde tal fecha, de modo que de seguir así está condenado a la destrucción en poco menos de diez años. Sin lugar a dudas tal abandono deriva al sesgo retaliativo que identifica a estos perversos zurdos, su voluntad es venganza contra el pueblo zuliano por no dejarse someter a un gobierno mediante las elecciones –ni de otro modo-. O sea, su negativa electoral contra el PSUV ha sido el acicate para que estos mezquinos mantengan esa actitud en contra el mérito que el pueblo zuliano y su Estado productivo -de diferentes clases de especie- se merecen.

La alegoría de “los Miserables” de Víctor Hugo se refiere a las potenciales consecuencias que el pueblo francés -ignorante de civismo y política- sufriría, antes y después del triunfo y el advenimiento del gobierno –jacobino- revolucionario. Derivado de la manipulación propagandística de los lideres de la revolución francesa, el victimismo y el terror a la guillotina.

Actualmente el método de sometimiento en países con dictaduras izquierdistas entre otros es: Juicios sumarios, cárcel y fusilamiento en Cuba; Juicios sumarios y Cárcel, Expatriación, Nicaragua; Purga con chivos expiatorios previamente escogidos donde el jefe –el mero mero

deja al compinche- ladrón de su tolda que robe para que sus delitos no se noten, desapariciones, terrorismo de estado, juicios sumarios y cárcel, Venezuela. En estos gobiernos el derecho a la protesta no tiene mérito, pues, su avaricia, usura, tacañería y ruindad no le permite otorgarlo.

Joise Morillo,

[email protected] ,

 Venezuela USA

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí