NAJIB BUKELE Y JAVIER MILEI Por Joise Morillo

0
298

Antes de describir una breve apreciación del espíritu político de estos dos líderes hipanos -Najib Bukele (NB) y Javier Milei (JM)- de nuestra historia contemporánea, debo advertir ante los lectores un tópico importante de la filosofía de la política. Para ello, traeré a colación –como cita- algunos pensadores, desde antiguos hasta modernos y postmodernos, al decir antiguos debo aclarar que, en su espíritu, podrían estar incluidos algunos presentes en las diferentes épocas de la civilización del mundo premoderno.

En anteriores ocasiones he señalado que, el socialismo, el comunismo, progresismo o globalism o como llaman los nómadas del nominalismo político a su pretensión demagógica, igual que el capitalismo, no son sistemas políticos. Solo existen según la filosofía de la política cuatro (4) clases de sistema políticos, ellos son: Democracia, Monarquía, Oligarquía y Tiranía, de ellos la Oligarquía tiene algunos derivados e igual la Monarquía, de los cuatro sistemas se puede decir que el más perfecto, pero más débil por la extrema libertad que disfruta el ciudadano es la democracia y, el más perverso la tiranía.

La democracia se funda en el concurso de la totalidad de los ciudadanos que habitan una nación, la diferencia estriba en la calidad del ciudadano. Por ende, tal concurso debe tener como impronta la igualdad y la libertad, los cuales deben ser el fundamento de la soberanía. Entonces, cuanto más completa sea la igualdad de derechos de política para la parte numerosa (los pobres) y para la parte menos numerosa (los ricos) tanto más se mantendrá la democracia en su pureza. Tal orden y disciplina contemplan la constitución de una verdadera democracia.

Tomando en consideración cómo se debe escoger un líder político con tendencia a la democracia tenemos de Lao Tse (China S. VI a.C) con una característica importante al señalar que, el discurso del mismo no debe representar una posición de indispensabilidad de la persona –del mandatario- sino la declaración de los bienes que se han logrado durante su gestión para la felicidad del pueblo. O sea, un buen líder no se reconoce por sus retóricas sino por sus hechos, de modo que el pueblo diga orgulloso: “a este lo pusimos ahí nosotros”, El Soberano.

En cuanto a la institución de los gobiernos y definir qué es lo mejor para una democracia, antes de la interpretación de los grandes de nuestra herencia cultural sobre política, Aristóteles y Platón, tenemos a Pitágoras (Samos, posiblemente coetáneo de Lao Tse S.VI 590-500 a.C.) quien manifestaba su temario político basado en el liderazgo moral. Su espíritu se fortalece desde su infancia contemplando adquirir conocimiento como la necesidad primordial del individuo. Para ello, plantea estar en conocimiento de lo divino, curiosamente, comulga con un sabio contemporáneo del S. XX-XXI: J.P. II (Carol Wojtyla, Polonia) con Fides et Ratio, en definir la calidad del hombre por conocerse a sí mismo. “Conócete a ti mismo” y “no te acerques a quien no sea puro” máximas escritas en el dintel del templo dedicado a Apolo en la antigua Delfos, donde Pitágoras acudió para concebir que para ser un buen servidor del mundo se debe dejar la mentira, la hipocresía, la falsedad, el odio, la envidia, la intolerancia y el resentimiento, el deseo de venganza y todo aquel tipo de bajos sentimientos. Por ello lejos de profesar como un buen mandato a la tiranía, advierte entre sus discípulos universitarios lo siguiente: “no sean tiranos con nadie, ni siquiera con su perro (…) no rieguen las leyes con sangre (…) rindan culto a la justicia, la primera de las virtudes públicas; la gran divinidad de los imperios, la única providencia de las naciones (…) Mantengan al pueblo en término medio, entre la riqueza y la indigencia. El pobre es vil y el rico insolente”.

Esta posición de Pitágoras la encontramos en ideario estadista de Simón Bolívar con su definición de la ignorancia como instrumento ciego de la autodestrucción de los pueblos, donde se toma la venganza como justicia, la traición como patriotismo.

“Un pueblo ignorante es un instrumento ciego de su propia destrucción” (Bolívar) 

En el mismo sentido de la preferencia democrática como patrón político, lejos del sentimiento demagogo de los revolucionarios resentidos y envidiosos, Aristóteles (Estagira S.III a. C.), en concordancia con Pitágoras afirma que una constitución no se consolida sino donde la clase media es más numerosa que las otras dos clases –ricos e indigentes- extremas. Igualmente dice: los ricos nunca urdirán tramas temibles de concierto con los pobres; porque ricos y pobres temen igualmente al yugo que se someterán mutuamente. Esto deriva de la desconfianza que se tienen mutuamente ricos y pobres, por ello, no habrá un poder alternativo; en tal caso solo se tiene confianza en un árbitro y este es la clase media.  (ver Política, capitulo X, Pag.240, colección Austral). Esto solo sucede con el concurso de la democracia.

Según el estagirita todos los sistemas políticos, reconocen ciertos derechos y una igualdad proporcional entre los ciudadanos, pero en la práctica no se cumple esta “doctrina”. Para él –qué curioso- la demagogia nace casi siempre del empeño de hacer absoluta y general una igualdad, que sólo es positiva y verás a medias en ciertos conceptos; ¡porque todos son igualmente libres, se cree debe ser de manera absoluta! ¿No ven esta característica en el discurso equitativo de los comunistas? ¡En los globalistas y revolucionarios de la desesperación!

A los profetas -líderes- de este discurso mesiánico les llama Platón los Zánganos con aguijón. O sea, a los líderes que aprovechan los recursos propagandísticos para calumniar o denunciar a la clase media y a los ricos como los causantes de la pobreza de un sector numeroso de la población. Sin embargo, la historia da evidencia de que la mayoría de estos líderes son resentidos sociales, envidiosos y viles, que califica Aristóteles como causantes de las revoluciones y, quienes obteniendo el poder, les aflora de su inconsciente la enfermedad de alma de los izquierdistas que plantea Milei.

Ahora vamos a la breve descripción del espíritu de Najib Bukele (presidente de El Salvador), quien recientemente ha saltado al teatro político latinoamericano como un líder con magnificas virtudes, muestra de ello ha sido acabar con la delincuencia organizada de los Mara Salvatrucha en su país, que es una organización internacional de pandillas criminales cuyas actividades incluyen violación, narcotráfico, extorsión, contrabando de armas, secuestro, robo y asesinatos por encargo, sin medida de clases en la región de centro América. NB ha sido criticado ante las NU como violador de derechos del ciudadano, a lo cual, responde que sus adversarios y detractores defienden los derechos humanos de los delincuentes, pero no defienden los derechos del ciudadano común aterrorizado por las bandas criminales que operan en su país. 

NB, se define como izquierdista por no llevar un patrón que le determine como de derecha en el sentido de seguir reglas que no ayudaron a su país a salir de la miseria en que se encontraba. En esto defiende una posición que de principio siempre he planteado, y es la equivocación que ha tenido el mundo marxista respecto a la decadencia del capitalismo. Para ello, hace mención de una formula precisa donde se combinan dos herramientas de la filantropía como límites de la moral y de la consciencia humana en función humanitaria y no humanista como pretende la formula marxista. Para ello, afirma que la intervención del estado es necesaria para ejercer una política social y económica próspera sin enajenar la capacidad individual, pero siempre defendiendo al volumen ciudadano o sea al colectivo. De esto insinúa que ni el capitalismo, ni el socialismo son políticas como concepto y pueden estar combinadas de muchas formas en función de la prosperidad de las naciones. Pone como ejemplo a USA donde existe democracia y el sistema productivo se fortalece con la inversión de capitales. Sin embargo, no existe en el mundo ningún país que implemente -de carácter filantrópico- más socialismo que este, pues existen innumerables recursos para ayudar a sus trabajadores, profesionales, ancianos, jubilados, discapacitados etc. Aunado a diferentes instituciones de carácter profiláctico para ayudar a estos anteriores y al sector -de alguna manera- desposeído. En el parece haber nacido un espíritu que combina la sabiduría pitagórica con la lógica política de Aristóteles representada en Solón de Samos legislador de Atenas (640-558) quien con decretos fiscales beneficia a los pobres, disminuye la insolencia de los funcionarios públicos y determina quienes es rico y quien es pobre. Favorece al comercio y emprende una reforma monetaria. La idea de NB es el beneficio –colectivo- de su pueblo en diferentes formas no importando que sistema político debiera adoptar. Hace mención del comunismo chino que a partir de la muerte del retrogrado Mao Tse Tung y, con un gobierno de la mano de Deng Xiao Ping, se adoptó un modelo político socialista combinado con un modelo de producción capitalista convirtiendo a China en un país que se encuentra en la vanguardia del poderío económico mundial.

En Bukele se puede pronosticar, ligado a una conducta estadista, como un posible líder moral y político abocado como principio al beneficio colectivo y de las mayorías, el de los marginados y la distribución de las riquezas, posteriormente el de los gobernantes. Su protagonismo actual lo identifica como visionario político con miras a soluciones, incluso, económicas para su país.

Javier Milei (Argentina, economista) es un líder liberal con una visión económica que ofrece para su muy maltratado -política y económicamente- país, una solución a corto plazo. Su posición anticomunista le define como de derechista liberal, ataca al liderazgo socialista no como enfermos mentales sino como enfermos del alma. En este caso diríase como enfermos espirituales por cuanto sus resentimientos se identifican con el padecimiento general de todo su liderazgo, desde su modelo del siglo XVII hasta nuestros tiempos. Para él la conducta del liderazgo izquierdista es perversa y afirma que contamina los valores fundamentales con envidia, resentimiento, odio, se traduce en un trato desigual ante la ley, cuando no consiguen el objetivo con su propaganda perversa y su discurso embustero, terminan asesinando, persiguiendo y/o encarcelando a sus opositores –terrorismo de estado-. Es un problema espiritual y se debe acudir a los planteamientos filosófico de la política para luchar ante esta batalla cultural.

Según el, cuándo se le pregunta a un socialista que diga un éxito del socialismo y dice la URSS, os dais cuenta de que tal individuo este discapacitado tanto numérica como social y culturalmente de concebir ningún concepto acertado.

Milei tiene una visión creativa en función de la economía argentina, para ello promueve una reforma monetaria con fundamentos sólidos en aras de acabar el detrimento del peso y la evidente corrupción del banco central con sus políticas de mala inversión y discriminación de esta, en detrimento del erario público. JM se puede concebir como un economista de la economía moderna muchos de sus conceptos probables pueden ser aplicados perfectamente bien en los problemas monetarios que padece el mundo desde principios del siglo XXI y, que no han tenido solución hasta ahora a corto ni mediano plazos. Apoya las ponencias de Axel Kaiser (Chile) en relación a los problemas que atañen a la América latina invadida por la marea bolivariana (brisitas bolivarianas) y su injerencia castro comunista solapada con un nacionalismo protagonizado por el terror en las calles y la propaganda victimizante de los zurdos. 

Irónicamente, Noam Chomsky –izquierdista- vislumbrando ante todo la dirección económica nefasta de gobernantes izquierdistas latinoamericanos insinuó una vez: que los gobernantes de los pueblos latinoamericanos, aun manejando inmensos recursos, no han sabido o querido sacar a sus pueblos de la miseria en que se encuentran.

Ante estos dos breves análisis y la descripción política previa, debemos observar sin pasión y lo más neutral posible que, entre los dos líderes hay una diferencia de corrientes. NB se auto define de izquierdista y según su discurso tiende al populismo, caso que, hasta ahora, inspirado en la dictadura del proletariado ha sido el el estigma de lo que pretende el socialismo como sistema. ¡Cuidado! y su iniciativa no es la aurora de un totalitarismo como el común de los que hasta ahora han llegado solapados al poder democráticamente y se han convertido en Tiranos!

Con JM tenemos un reformista económico sesgado a un liberalismo derechista con una prístina iniciativa de política filosófica, su discurso invita a la comunión de voluntades para vindicar la maltratada situación social y económica de su país, Argentina. Su visión contempla mantener estrategias de orden científico económico inspirado en teorías críticas de Mises y más contemporáneo deslindarse con Axel Keiser de la ola perversa de la musa globalista que ha contaminado la política, la paz, la moral del mundo Latinoamericano. Esperemos que esa ilusión de armonía y bienestar para Argentina se consolide con Milei- y haya por vez primera un ejemplo contrario a lo que Chomsky crítica irónicamente con propiedad.

A colación traigo lo que dijo en 1993 un insigne intelectual venezolano, Luis Machado que voy a transpolar a toda la América hispana, cito.

«La educación, de toda índole, no es el problema principal de nuestra América, ¡Es el único problema!

Joise Morillo

[email protected]

Venezuela-USA

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí