¿QUIEN NOS DEFIENDE, DEL MINISTRO DE DEFENSA?

31
9286

Transcurre el año 2022, el próximo ya está golpeando la puerta, pero el pasado vuelve una y otra vez sobre nuestra actualidad.

Esta semana el ministro de Defensa Nacional eligió ser protagonista y se despachó con varios comentarios y definiciones.

Interrogado sobre el proyecto de prisión domiciliaria para mayores de 65 años presentado por Cabildo Abierto, Javier García considera que el mismo “divide a los uruguayos”

Don Javier, la sociedad uruguaya está dividida desde hace más de cincuenta años gracias a la aparición del movimiento terrorista que intentó tomar el poder por la lucha armada.

La división de familias enteras, como consecuencia de la incursión de minorías iluminadas, como usted ha mencionado, tiene a nuestra sociedad fracturada, en una disputa interminable hasta hoy.

El retorno a la normalidad institucional, vino acompañado de dictar una ley de amnistía general e irrestricta, que amparó a todos los integrantes de los grupos guerrilleros, estuvieran presos o no, sin importar la gravedad de sus delitos, cantidad de muertes causadas, etc., más, jugosas indemnizaciones económicas que debió asumir toda la sociedad hasta la actualidad.

Una amnistía que se votó en el parlamento, pero que no se consultó a la ciudadanía, si estaba de acuerdo o no.

Posteriormente se votó la ley de Caducidad de la Pretensión Punitiva del Estado, para que aquellos servidores de la Policía o Fuerzas Armadas, involucrados en los excesos que las guerras producen, quedaran absueltos, ya que el propio Estado desistía de aplicar sanciones.

Dos plebiscitos, impulsados por el Frente Amplio y sus aliados, pretendieron derogar esa ley y en dos oportunidades el soberano convocado a decidir, categóricamente determinó que había llegado el momento de dar vuelta la página, como en tantas otras ocasiones de la historia nacional había acontecido.

Pero, como tenemos una fuerza política, que cobija y contiene a aquellos que atentaron contra las instituciones, desconocieron ese contundente veredicto, determinando que la ley de caducidad quedaba sin efecto.

¿Que hizo la oposición ante este desconocimiento de las leyes y el veredicto popular siempre tan invocado?

¿Que hizo Javier García que nos contó que estuvo luchando por la libertad desde que tenía 16 años?

Que se sepa, nada, dejó correr impunemente el atropello más grande que ha habido contra la soberanía popular, ya que usted, es parte del sistema político que se deja avasallar y atropellar por una izquierda soberbia que nadie se anima a poner en su lugar.

Como consecuencia, militares y policías intervinientes en aquel conflicto, comenzaron a desfilar por juzgados, enfrentando a una justicia vergonzosa, donde sin pruebas y falsos testimonios fueron siendo encarcelados.

Muchos han fallecido, otros padecen enfermedades graves, pero lo peor, es que son personas ancianas, de más de setenta y cinco y hasta más de noventa años.

Además, acusados por el relato caprichoso, de delitos de “lesa humanidad”, del cual usted se hace eco, lo que demuestra una concertada orientación para estar en sintonía con algo que no resiste análisis y que es por demás violatorio de toda norma. Le agrego su profesión de médico, la que brilla por ausencia en su definición o consideración de una pizca de humanismo.

Usted lo sabe bien, los delitos llamados de lesa humanidad no existían en los años sesenta y setenta, Uruguay esto lo incorpora en el año 2006.

¿Como puede permitir, conociendo este detalle gigantesco, que subordinados suyos sean acusados en forma retroactiva por delitos que no existían?

¿Cómo es que no sale a la prensa y denuncia este flagrante atropello jurídico?

¿Porqué razón, enviar a su casa a ancianos, sin acusación y condena, puede generar división entre los uruguayos?

Cuando el jefe desconoce al subordinado que ha servido con honor y gloria la más noble de las causas, la defensa de la patria pierde su don de mando.

Su actitud empequeñece a su partido, que se vuelve un apéndice inútil del Frente Amplio,

Está matando usted el espacio político del partido nacional que es patriota y nacionalista.

Pero no nos quedamos solamente con esto, hay más noticias para este boletín, ya que el ministro, también se hace eco del repetido argumento del “terrorismo de estado”

Al que invoca diciéndonos, que estas personas formaron parte del llamado “terrorismo de estado”.

Estas declaraciones realizadas en un acto de la Asociación de Dirigentes de Marketing, nos muestra a un ministro de Defensa Nacional, con pocos conocimientos, o por lo menos conceptos claves en su área.

Tratar de congraciarse con el discurso instalado por la izquierda a nivel continental sobre los acontecimientos del pasado, puede llevar a estas confusiones o barbaridades.

Señor ministro, en los años sesenta y setenta, padecimos una guerra interna, en la cual un grupo terrorista intentó tomar el poder por la lucha armada, como parte del contexto mundial embarcado en la llamada “guerra fría”.

La Nación para defenderse de esa agresión, debió recurrir a las fuerzas del orden primero y luego ante la magnitud de los acontecimientos, decretar el Estado de Guerra Interno, votado por el parlamento y dar intervención a las FFAA, esas mismas que hoy usted se supone que comanda.

Por lo tanto, acá hubo un Estado, que debió defenderse del terrorismo, armado, entrenado y financiado desde el exterior, por si eso tampoco lo tiene claro.

Las FFAA, esas que usted es responsable, tienen la potestad de usar las armas que la Nación les da en custodia, así como el resto de infraestructura y pertrechos militares para empeñar en la defensa, de agresiones externas o internas.

Las FFAA, no buscaron ese conflicto, fueron llamadas por el poder político, ese que usted integra y que se jacta de tener como subordinadas a esas fuerzas, para que combatiera a ese enemigo, cosa que se hizo, dando cumplimiento a las órdenes recibidas.

Las mismas órdenes que usted da cuando envía cientos de efectivos a custodiar las fronteras terrestres o marítimas y que luego trata de mostrar como logros de su gestión.

¿Sabe porque sucede esto? Porque el soldado va y cumple la orden recibida, porque hay subordinación, disciplina y responsabilidad.

En esa disertación habló de que las FFAA se debían preparar para las nuevas amenazas, dentro de las que nombró el terrorismo.

Y está muy bien ese punto en las preocupaciones a considerar.

Lo que me surge como inquietud, es ¿a quien va a recurrir el ministro en un caso hipotético de dar combate al terrorismo?

¿Cómo se imagina que se combate contra grupos armados, no identificados, que actúan clandestinamente, en células compartimentadas, con alias, entrenadas, fanatizadas, dispuestas a todo?

El Señor ministro, ¿cómo cree que combaten al terrorismo en EEUU, Israel, Francia, España o Inglaterra?

¿Estos países serían calificados como que hacen terrorismo de estado?

¿Si, o no ministro?

¿O cree, que hay terrorismo malo y otros que son llamados “luchadores sociales” y que solo piensan distinto y se puede discutir con ellos para tratar de convencerlos?

El ministro nos dice en su disertación, que trabaja por la paz y unidad de los uruguayos. Esto suena más a discurso de campaña política, de construcción de candidatura, que a realidad.

¿Está seguro de que es así esto?

Porque a continuación, pomposamente nos informa que bajo su gestión es quien más información ha suministrado sobre los acontecimientos del pasado.

¿A quién? ¡A organizaciones que trabajan en la defensa de los Derechos Humanos!

Pero Sr. ministro, ¿usted cree que todos somos tontos o ignorantes?

Quien no sabe que estas seudo organizaciones trabajan todas a favor del Frente Amplio, que son financiadas desde el exterior y que la información que obtienen, clasificada o reservada, es utilizada para llevar militares a declarar en un desfile interminable que somete al escarnio a viejos soldados que merecen respeto.

En el fútbol con el accionar del VAR, esto sería un claro penal, en su ámbito esto es traición.

¿A esto usted llama trabajar por la paz y unidad de los uruguayos?

Las guerras siempre son crueles y usted debería saber, que esos viejos soldados que un día fueron llamados por el propio estado a combatir la subversión, un enemigo solapado y traicionero, tuvieron que embarcarse en un enfrentamiento que no provocaron, ni buscaron, de características sucias e irregulares.

El haber cumplido la orden recibida, ha permitido cosas, como por ejemplo, que usted haga alardes de la democracia y libertad que hoy tenemos, así como que pueda ejercer un cargo tan relevante.

También nos hizo saber que no tiene deudas con el pasado.

Solo con leer lo anterior, alcanza para saber que tanto usted, su partido y el resto del sistema, tienen muchas deudas con el pasado, el que por obsecuencia o temor, no se animan a desmontar del relato impuesto por los verdaderos enemigos de la República.

Pero si le preocupa, llevar paz a los hogares de los que tienen familiares desaparecidos. ¡Qué bueno!

¿Y de sus subordinados cuando se ocupará?

Se lo digo, porque hay víctimas del verdadero terrorismo, familiares que nunca recibieron un peso, ni la preocupación de como quedaron luego que la insania terrorista destruyó sus familias.

Pero si, es muy importante que los familiares encuentren a los desaparecidos, cuando todo el mundo sabe que esto lo han convertido en un gran negocio de indemnizaciones y una gran máquina de producir lamentos interminables que se aprovechan del sentimiento legítimo de mucha gente.

Ahora, ¿dónde estaban estos familiares cuando aquellos estaban jugando a la guerra, secuestrando gente, robando bancos, acribillando por la espalda a sus víctimas o escondiéndose por las cloacas de Montevideo?

No veo a nadie que se pregunte sobre estos pequeños detalles.

Ministro, con todo respeto, usted tiene soldados que viven en asentamientos en el año 2022, que ganan sueldos miserables y que los aumentos conseguidos, son porque otros grupos de la Coalición que integra y que le permite gobernar, presionó e insistió en que las cifras fueran un poco mejores.

Se despachó sobre la educación y los sindicatos y ya que ese fue tema que trató, le comento, este jueves 29 la Facultad de Arquitectura lucía un cartel de Ocupada y en un espectáculo bochornoso, los estudiantes tenían desplegadas las clases en la vía pública, como una tribu grotesca.

Con su experiencia tan temprana luchando por la libertad, como nos ilustró, tal vez sería una buena iniciativa, que orientara a la juventud de su partido para que tuviera un rol más preponderante en el ámbito gremial estudiantil y diera un poco de contienda ideológica a la hegemonía cultural marxista que todo lo invade.

¿Dónde están las legítimas autoridades, donde está la LUC que se votó para quitar poder al sindicalismo y prohibir ocupaciones?

¿Quién manda, el gobierno o los sindicatos, o será que no tienen el gobierno, pero si el poder?

Si usted realmente cree que trabaja por la paz y la unidad de los uruguayos, sepa que la mayoría de la ciudadanía votó para que sucedan otras cosas, se esperan otras acciones del gobierno y en particular del ministro de Defensa.

Que es, quien debe velar por sus subordinados, en actividad y en retiro, por respetar a los viejos soldados que defendieron la Nación del ataque terrorista, que debe poner fin al atropello y violación del Estado de Derecho por fuerzas disolventes, haciendo sentir su voz en defensa de las acciones de guerra que hubo que tomar y que se necesita que alguien las explique de una buena vez.

Porque la verdadera paz se alcanzará, cuando la balanza, claramente desnivelada en contra de los servidores públicos, vuelva a retomar el equilibrio que nunca debió haber abandonado.

Sobre todo, viniendo del partido cuya divisa es “Defensores de las Leyes” y que hoy da una imagen distante y hasta ridícula, cuando viste su sede con colores ajenos a nuestra tradición, que promueven valores disolventes de la familia, solo con el afán de ser políticamente correctos.

¿Qué puede pensar un anciano soldado sometido a procesos ilegales y que además escucha que su ministro de Defensa Nacional no está de acuerdo en un proceso que le permita tener prisión domiciliaria y que lo acusan de haber ejercido terrorismo de estado?

Dirá seguramente, ¿Quién nos defiende, del ministro de Defensa?

31 COMENTARIOS

    • Muchas gracias Nelson, entendimos necesario poner arriba de la mesa algunos puntos de vista que poco se mencionan para ampliar los elementos de juicio.
      Cordial saludo

  1. Excelente, como siempre. Tanto el primer mandatario como su secretario de defensa han dado lástima con sus actitudes durante la semana pasada, porque no es menor la actitud vergonzosa de no asumir responsabilidades y buscar un culpable donde el hilo es más fino. NO HAY TIEMPO QUE NO SE ACABE NI TIENTO QUE NO SE CORTE.

    • Muchas gracias don Roque, se aprecian y valoran sus comentarios. Seguiremos insistiendo en que se aplique lo que corresponde para hacer justicia.
      Cordial saludo

  2. Felicitaciones por la nota semanal exelente!! Con mucho corazón y sentimientos que solo desde la posición de haber pertenecido a las FFAA puede describirse el sentimiento…solo decir que cuando se tiene el enemigo en casa es difícil poder cerrar los ojos para dormir tranquilo…. abrazo fuerte

    • Muchas gracias Claudia. Si es como aquella película «Durmiendo con el enemigo». Uno parte de la base que quienes tienen la responsabilidad sobre una Institución en la que se valora y aprecia la lealtad y el superior debe ser un respaldo a la acción de los subordinados, pero uno encuentra algunas acciones que seguro provocan desconcierto e inseguridad. Eso fue lo que quisimos dejar en evidencia.
      Cordial saludo

    • Estimada Graciela muchas gracias por el comentario que aprecio. Siempre la recuerdo con cariño al igual que al Presidente don Jorge, que tanta falta nos haría hoy.
      Cordial saludo!

  3. Felicitaciones por la nota! Coincido plenamente con lo expresado! Es lamentable que quien debería enaltecer con orgullo el accionar de quienes defendieron la patria del ataque de sediciosos, se ponga a favor de los que le han hecho tanto daño al país! ¿Será que piensa postularse a la presidencia? ¿Cómo nos engañaron? Ya nos va a costar creer en los políticos!

  4. Felicitaciones por la nota! Coincido plenamente con lo expresado! Es lamentable que quien debería enaltecer con orgullo el accionar de quienes defendieron la patria del ataque de sediciosos, se ponga a favor de los que le han hecho tanto daño al país! ¿Será que piensa postularse a la presidencia? Cómo nos engañaron! Ya nos va a costar creer en los políticos!

  5. Y te quedaste corto seguro que por estar en este medio, pero que en tu interior arde una llama muchísimo más intensa que si pudieses manifestarla… más de uno estaría en desacuerdo. Yo que no soy de los medios me hubiese desbocado maaal. Gracias caballero por decir no solo lo que muchos pensamos sino por decir lo que realmente es.

    • Gracias Héctor, si cuando uno escribe en forma publica debe guardar algunas formas. Contener los sentimientos que afloran no es fácil, debemos trasladar en la mejor forma en palabras ese desboque que seguro todos nos tentamos alguna vez.
      Cordial saludo

  6. Valoro mucho y aprecio sus
    valientes comentarios; somos muchos quienes tenemos idénticos sentimientos. Aportaré mi granito de arena difundiendo éste artículo.
    Ojalá se logren tan nobles y sensatos objetivos… Felicitaciones…

  7. El Ministro García no tiene nociones de la ética del mando ni de la lealtad a sus subordinados. Lamentablemente el Ministro García hoy por hoy es el ENEMIGO que tienen las FFAA de la República.
    Y también lamentablemente me arrepiento de haber votado un gobierno que lo tiene como Ministro. Pero que se quede tranquilo García: no voy a cometer ese error.

  8. En una sola cosa discrepo, ¿ porque prisión domiciliaria cuando la «justicia*» no administró justicia valga
    la redundancia sino que lo que hizo fueron y son actos de venganza, de revanchismo. Lo justo es en este caso dejarlos en libertad con las disculpas del caso y no sé si no sería del caso investigar a los fiscales que privaron Ilegalmente de su libertad a estos Señores Oficiales muchos de los que murieron en prisión. Esas son situaciones aberrantes que desmerecen el valor que la justicia debería tener para toda la ciudadania

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí