Revolución Francesa

0
420

Durante el Antiguo Régimen, las autoridades trataban de conseguir la obediencia a la ley y al rey a cualquier precio.
Un elemento fundamental de este sistema era la pena de muerte. Se trataba de un castigo profundamente desigual. Por un lado, los aristócratas estaban exentos de la tortura. En cambio, los hombres y las mujeres del pueblo eran ejecutados mediante métodos brutales.
Con el triunfo de la Ilustración, muchos juristas denunciaron el recurso a la tortura y los privilegios de la aristocracia; algunos llegaron a pedir la abolición de la pena de muerte. En cierta forma inspiraron la obra de la Revolución francesa de 1789.
El 10 octubre de 1789, un médico de 50 años llamado Joseph Ignace Guillotin proponía un mecanismo para igualar las penas y a la vez humanizar su aplicación No ponía en cuestión la pena capital. Su plan era extender el método de la decapitación empleando un aparato: la guillotina.
Bajo su cuchilla cayeron diversos personajes del Antiguo Régimen, desde aristócratas olvidados por la historia hasta los reyes de Francia ¿Lo curioso? El propio Guillotin finalizó sus días bajo su invento infernal.
En las últimas horas, y gracias a una movida en redes sociales, nos estamos enterando de una serie de denuncias contra actores políticos acusándolos se violaciones hacía mujeres. Curiosamente esos actores alentaron la creaciones de organizaciones «defensoras de derechos», pero en la práctica funcionan más como una Inquisición con pantalla táctil.
Definitivamente, están cayendo bajo su propia guillotina. La prueba más evidente es que desaparecieron de las redes sociales y hace varios días no postean.
A todos los cerdos les llega su San Martín.
Imagen: La ejecución de Luis XVI en la Plaza de la Revolución el 21 de enero de 1793. Ubicación: Musée Carnavalet, París.

Marcelo Martín Olivera

Creativo de Viento de Cambio

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí