THE END? Por Daniel Hosman

0
598

Para los amantes del cine y como espectadores, cuando llegan a ver una gran obra y esta colma sus expectativas, evalúan al cierre de la misma su contenido, desarrollo, actuaciones, fotografía, sonido, libreto y dirección a efectos de cerciorarse que el espectáculo ha sido de valor y que haya contribuido a conseguir su satisfacción personal.

En Diciembre pasado, compartí un articulo titulado “Los ataques a la credibilidad institucional”, en el que relataba como hechos nefastos, falsos, mendaces e hipócritas se venían sucediendo.

Como si estuviéramos viendo el “trailer” de una de esas películas de acción en la que los malos maquiavélicamente analizan, planifican y accionan su plan, para saciar sus sedes de ambiciones de poder, se me presenta la realidad de Uruguay desde Marzo de 2020.

Recordemos como se desarrolla esta “película”. En Marzo 2020 el nuevo gobierno electo en 2019, asume el poder. El primer escollo fue el comienzo de la Pandemia, a 13 días de comenzado su ejercicio, algo que el planeta jamás había experimentado. Los Sindicatos de la Salud denunciaban los desbordes de los CTI, la falta de personal médico para la atención, la de respiradores; había quienes pretendían alertar que se llegaría a elegir quien viviría y quien no mientras que en Junio y Setiembre la Central Sindical (Pit-CNT) definía realizar paros y movilizaciones.

Mientras tanto, el Gobierno se aboca a hacer frente a la Pandemia, el Ministerio de Salud Pública organiza los centros de salud para la atención de los casos graves, declara la Emergencia Sanitaria sin que esto implique cuarentena obligatoria, se apuesta a la “libertad responsable” aunque hubieron algunos servicios restringidos. Posteriormente hubieron voces que intentaron convencer que no se llegaría a vacunar aunque hoy se está procediendo con la 5ta dosis y con régimen de vida normal.

Al final el manejo y gestión de la Pandemia en el país fue todo un éxito y así fue reconocida en el mundo, pero ninguno de los que predecían las catástrofes sanitarias salieron a reconocer, respaldar ese éxito o rectificar su posición ya que todo era “insuficiente”.

Seguidamente el año 2021 estuvo signado por la recolección de firmas para llamar a un referéndum a fin de derogar 135 artículos de la Ley de Urgente Consideración (LUC), Ley insignia que sería el timón, la guía para el nuevo Gobierno y que entrara en vigencia en Julio de 2020. En Diciembre de 2021 se confirma la cantidad de firmas necesaria para el llamado a referéndum, definiéndose el 27 de Marzo de 2022 para esa consulta. Desde el comienzo de la recolección de firmas, se pretendió convencer a la gente sobre diferentes puntos del contenido de dicha ley esgrimiendo mentiras, engaños, tergiversaciones y falsedades, tales como que se privatizaría la educación, que se llegaría al “gatillo fácil” en seguridad, que se limitaría el derecho de huelga, que se le estaría dando a los propietarios de inmuebles el derecho al “desalojo express”, etc. Finalmente la opción por dar lugar al recurso de referéndum no obtuvo votos suficientes para llegar a la mayoría absoluta y la Ley entera continuó vigente y sin cambios.

Como en el caso anterior, ninguno de los que predecían las inconstitucionalidades, limitaciones, perjuicios y daños que esta Ley provocaba no solamente pudieron continuar sosteniendo aquellos argumentos sino que tampoco rectifican sus expresiones al respecto.

Pero a esta “película” había que darle continuidad y había que estar atentos a los sucesos para crear nuevos escenarios ya que el tiempo no lo invertirían en algo positivo, como presentar propuestas que conllevaran al bienestar social, el apoyo en la mejora de instrumentos ya existentes para que fueran mas eficientes, contribuir en el análisis de leyes presentadas para mejorarlas, etc.

En Setiembre de 2022 la Fiscalía da orden de detención al Jefe de la Custodia personal del Presidente Luis Lacalle Pou, Alejandro Astesiano imputándosele en su momento delitos de suposición de estado civil, asociación para delinquir y tráfico de influencias, decretándose su prisión preventiva. El Presidente comunicó este hecho a través de una conferencia de Prensa el lunes 26 de ese mes, confesando tanto lo sorprendido que este hecho lo había dejado, como su error y responsabilidad en la elección de esa persona para la responsabilidad que la misma tenía. Al día siguiente Astesiano fue desvinculado de su cargo.

A partir de ese momento, la prensa y la oposición pretenden torpedear a diario a la opinión publica, con “audios y chats” que al parecer son extraídos del celular de Astesiano, los que liberan y dan a conocer a “cuenta gotas”, acompañados con sus propias interpretaciones, para mantener la atención activa del espectador en esta película de acción. Nadie se pregunta como se filtra información que debiera estar reservada en fiscalía, nadie sabe que análisis hace la Fiscal ni que resolverá el Juez. No obstante muchos se atreven a advertir que nos hemos transformado en un narco Estado,  que en la Torre Ejecutiva había corrupción y se mantenía una asociación para delinquir a sabiendas del Presidente, que no extrañaba por que el Gobierno estaba acostumbrado a mentir, la Intendente de Montevideo habló siempre de la vergüenza que era para Uruguay este caso de corrupción y que el Partido Nacional tenia que asumir responsabilidades por su bien y por el sistema político, que sentía que se precisaba tener conciencia a nivel nacional de que estábamos en un problema y que había que limpiar el nombre de Uruguay.

Es así que Prensa y oposición con su jefe a la cabeza trabajan en forma conjunta para crear en la población suspicacias, dudas, desconfianza en desmedro del Presidente y la Institucionalidad, sin pruebas fehacientes, tergiversando frases o acciones, sacando fuera de contexto dichos y hasta utilizando la victimización de 2 senadores de la República que presentan su denuncia por aparentes mensajes de Whatsapp extraídos del celular de Astesiano, que los colocaría como espiados entendiendo que es un “apriete” por la denuncia que estos presentaron sobre el contrato con la empresa Katoen Natie. Hubo un trasnochado que publicó en la prensa que le solicitaría la renuncia al Presidente de la República, otros hablaban de Juicio Político.

Finalmente el 15 de Febrero de 2023, Astesiano mediante juicio abreviado acordado con la Fiscal y validado por el Juez Asteggiante, es condenado a 4 años y medio de prisión mas pago de multa de 100 Unidades Reajustables, e inhabilitación especial por 4 años por los cargos de Asociación para Delinquir, Tráfico de Influencias, Conjunción del interés público con el privado y Revelación de secretos.

En rueda de prensa con la Fiscal, se le consultó (con suspicacia) acerca de otras causas judiciales que pudieran surgir de los chats y audios de Astesiano con jerarcas policiales y del Gobierno a lo que la Fiscal respondió “Se utilizó toda la evidencia, lo que pasa es que la teoría del caso la hace la Fiscalía, no la hacen ustedes a través de sus preguntas e inquietudes, por lo tanto todos los hechos fueron valorados, los que a ustedes les parecen importantes y destacan a través de los medios de comunicación no están involucrados con la teoría del caso”. En pocas palabras la prensa no es la encargada de investigar y acusar ante los juzgados y tribunales competentes a quienes se presuman han cometido algún delito que atente contra la vida, la seguridad o los bienes de otro, esa es la tarea de Fiscalía.

Seguirán los análisis e investigaciones por parte de la Justicia. La nota de Astesiano que dejó escrita para los medios de prensa, decía al final “el peor juicio mediático y político en años”.

Me pregunto si los actores de todo este episodio seguirán teniendo credibilidad o simplemente y como siempre lo hacen, se llamarán a silencio para que el tiempo haga su trabajo, continuarán con intenciones de hacer imposible el trabajo y gestión que fuera elegida y respaldada por el Soberano?

En el interim de todo este caso, hubieron hechos a los que no se les dio la relevancia debida, el affaire con las “ollas populares”, los legisladores que habían presentado denuncia por “apriete” y frente a Fiscalía negaron este hecho, la prensa parece haberse olvidado del caso Charles Carrera, la visita de Leal a los padres de Astesiano, el manejo de los pasaportes con partidas de nacimiento falsas que comenzó en 2013 o las declaraciones de la Fiscal Gabriela Fossati señalando que no se probó la intervención a celulares de docentes y estudiantes, ni seguimiento ilícito a Marcelo Abdala (Pit-CNT).

Algunos quizá deberán entender la diferencia entre adversario y enemigo, entre Libertad y libertinaje, verdad y mentira y tener siempre presente el concepto de actitud positiva y tolerancia.

En resumen, esta “película” tiene pésimos actores, pretende mantener la atención del público pero es demasiado previsible, no es recomendable, lo único que espero aunque creo tendrá continuidad es ver, este es “The End”.

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí