¿Un gobierno herrerista?

0
122

Por: Raúl Blanco.

Me tomo el atrevimiento de comenzar éste editorial copiando textualmente el primer párrafo, justamente de un editorial con el mismo título, que fue publicado recientemente en un diario de amplia circulación en Uruguay, y dice así:

“Uno de los latiguillos más empleados para intentar golpear al gobierno es “acusarlo” de ser “herrerista”, como adjetivo que debería despertar la alarma de la población.”

A continuación el autor hace una muy buena y acertada explicación histórica del sentir herrerista de un simpatizante. Y la correspondiente defensa del sector herrerista del Partido Nacional.

Además desliza las siguientes preguntas: “¿El gobierno es herrerista? ¿En qué sentido? ¿Qué es lo que se quiere marcar con este señalamiento?”

Siguiendo el hilo de ese editorial agrego una séptima parte, pero en forma desapasionada, y haciendo otra lectura de la expresión “gobierno herrerista”, contestando las preguntas anteriores.

28 % no es igual a 51 %, ahora, en 1990, en 1959 y en 1872.

El actual gobierno es un gobierno de coalición. 

El Dr. Luis Lacalle Pou es elegido Presidente de la República gracias a la Reforma Constitucional del año 1996. 

En esta reforma se consagra el Balotaje entre los 2 candidatos más votados. Siendo el Dr. Luis Lacalle Pou el candidato de la minoría mayor con 28 % de los votos válidos ( 5 % menos que las elecciones anteriores del año 2014).

Lo que se deduce de lo anterior, se desprende que el actual Presidente de la República necesita de los votos de sus socios electorales circunstanciales, para la aprobación de las leyes fundamentales. Esto contesta la primer pregunta, no es un gobierno herrerista, aunque lo parezca. 

Pero hay otro detalle. 

En la interna del Partido del Presidente, ¿cuántas agrupaciones integran el gobierno?   

Porque parece que, de un tiempo a esta parte, sólo existiera el herrerismo, y eso contesta la segunda pregunta sobre en qué sentido se califica al gobierno como herrerista.

Referente a la pregunta ¿qué es lo que se quiere marcar con este señalamiento?, ya está aclarado, y no pasa por descalificar al Herrerismo Histórico, sino que es lo que percibe el ciudadano común, despojado del apasionamiento partidario, que como los enamorados, no ven defectos en su pareja, o los padres que ven a sus hijos como los mejores.

Cierro éste, mi editorial, copiando el mismo cierre de la editorial mencionada porque entiendo que se ajusta bien para los dos escritos:

“Para los que esto les resulta problemático hay solo una respuesta: ¡mala suerte!”

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí