ARGUMENTOS Y EMOCIONES

0
761

Por: Daniel García.

Estos días vi una publicidad de quienes quieren derogar los famosos 135 artículos de la LUC. Es una interesante publicidad, seductora, con linda música, pero según entiendo y deduzco, usa pocos argumentos, más bien miente y confunde y apela mucho a la emoción, de ahí mi títular..

La izquierda generalmente recurre a este noble sentimiento que tenemos los humanos, emocionarnos con una música sublime, que pueda recordar cosas emblemáticas, con una canción pegadiza, con hazañas o personajes pasados, todo eso nos puede hacer vibrar, así como acercar una lágrima a nuestras mejillas.

Esas cosas las hacen muy bien, hay antecedentes sobre referéndum anteriores, donde nos mostraron piratas perversos, las joyas de la abuela, la justicia para castigar a los culpables, que ser joven no es delito, que la soberanía se nos iba en un cable de teléfono, que las Empresas del Estado son nuestras y una serie de eslóganes machacosos que no son más que eso.

Argumentos verdaderos, por los cuales sea definitivo y contundente apoyar lo que proponían o proponen, poca cosa, porque racionalmente no los hay y entonces se recurre a la falsedad o a generar confusión en el votante.En la mayoría de los casos, contamos con pocos argumentos o conocimientos de orden jurídico como para cuestionar las leyes elaboradas por quienes sentamos en el Parlamento con el voto ciudadano.

Entonces se le hace decir a las leyes en cuestión, cosas que no dice, apelando a que aquellos que escuchan las perversidades, pérdidas y demás inconvenientes que esas leyes traerán, opten muchas veces por apoyar a quienes promueven su derogación, ya que todo parece devenir en una noche cerrada.

En esta publicidad juegan con todo eso, hablan del Puerto y los malos empresarios, siempre que puedan los ponen como los culpables de todo, hacen referencia a que la LUC pretende llevar las cosas a los años 90, solo recordar quien gobernaba, para medir la intención. 

Enseguida hablan que no es un cuestionamiento al gobierno, le pretenden dar seriedad al debate, que se supone es por la ley y enseguida comienza el cóctel donde mezclan todos los ingredientes.

Hablan de la Policía para no permitir que te detenga, solo faculta a la misma a pedir documentos para identificar personas.

Plantean como que hay que comprar armas para usarlas en defensa propia, cuando lo que habilita la ley es ejercer la legítima defensa en el hogar, nada más, ni nada menos.

Por ahí apelan a un simil futbolístico, al aludir que Uruguay está acostumbrado a los Maracanazos, como si esto fuera una disputa deportiva y que haya que revertir un resultado adverso.

Esto es una ley y se deben utilizar argumentos y razones ciertas para votar una cosa o la otra.

Buscan oposición con lo privado versus lo público, mencionan a los abuelos que no perdonarían la pérdida de derechos, una mentirosa y lacrimógena versión de usar emociones sin argumentos.

Hablan de intenciones de privatizar la Escuela Pública, utilizando nuevamente la mentira, mencionando falsedades que la ley no dice y menos que de ahí se pueden deducir intenciones. Lo peor, es que la mayoría de quienes enarbolan como eslogan la defensa de la Escuela Pública, hacen que sus hijos concurran a costosos Colegios Privados, cuacua, paradoja!

Obvio que hablan de los inquilinos, sobre el que han montado un gran “cuco”, en razón de la desinformación que provocan sobre los miles de inquilinos que existen.

No dejan pasar la ocasión, de poner como culpable al “inquilino de la casa presidencial” para falsear nuevamente sobre el tema, en otra acción emocional sin sustento real.

Pretenden hacer creer que las huelgas están asociadas al aumento de salarios, una falacia total, que solo puede seducir a tantos incautos, que los impulsan  a hacer paros injustificados, estrangulando la economía, que más de una vez termina fundiendo Empresas, perdiendo negocios o incumpliendo compromisos.

La LUC no cuestiona el derecho de huelga, solo da garantías a aquellos que quieren trabajar o empresarios que quieran abrir sus puertas, lo puedan hacer, respetando a quienes quieren detener sus tareas.

En fin, publicidad mentirosa, sin ningún argumento sustentable o valedero, solo burdas tergiversaciones o falsedades que tienen claros componentes ideológicos, en un obvio intento de generar miedos, inseguridades, como ya lo hicieron en el periodo de recolección de firmas.

No debemos dejar pasar esto, sin la justa reacción de poner claramente las cosas en su lugar, no se puede permitir una permanente utilización de mentiras para confundir a tantos ciudadanos desprevenidos. El abandono de estos espacios de discusión y la inerte forma de actuar de quienes estamos del otro lado de las ideas de izquierda, ha llevado a la pérdida de terrenos y discusiones, así como aplicar y llevar a cabo cambios impostergables, que los agentes del caos celebran que no se produzcan.

No quiero dejar pasar sin comentar lo escuchado el día lunes 25 en el programa Todas la Voces de Canal 4, donde en uno de los temas tratados, se discutió sobre el proyecto de ley para liberar y pasar a prisión domiciliaria a privados de libertad mayores de 65 años.

Nuevamente ser políticamente correcto, deja atados de mano a panelistas que uno pensaba tienen o asumen otras posturas.

Pero es triste comprobar, como Eduardo Brenta el representante de la izquierda en el panel, no cede en su discurso, lo defiende, utiliza mentiras y falsedades y el resto no enfrenta con los argumentos ciertos, porqué se debería apoyar un proyecto que solo pretende llevar una atención humanitaria a personas que en varios casos cuentan con 80 años y están detenidos.

No nos cansaremos de repetir lo siguiente. ¿Señores políticos y Sr. Presidente, cuando se va a respetar y poner en su lugar y en ejecución la Ley de Caducidad aprobada por dos veces por el voto de la ciudadanía?

¿Hasta cuándo se va a permitir violar principios elementales del derecho, como es el caso de la no retroactividad de las leyes?

Solo se escuchan relatos emotivos carentes de fundamentos y de realidades, la falsedad se ha instalado en nuestra sociedad, con garantía y patente de impunidad, utilizada por aquellos que quieren imponer su relato en todas las áreas, matando los argumentos y jugando con la emoción.

DEJA UNA RESPUESTA

Semanario ConTexto promueve el respeto entre las personas, y fomenta los valores Éticos y Morales de una buena convivencia. La redacción bloqueará los mensajes con palabras o expresiones ofensivas, denigrantes o insultantes. Por un Uruguay mejor. Gracias por tus comentarios

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí